Llama ministro cubano a sustituir importaciones con calidad y competitividad

A tener una mirada práctica, colectiva, positiva y optimista en materia de sustitución de importaciones, en la que a nivel de entidad y territorio se definan las potencialidades para producir en Cuba -con calidad y competitividad- todo lo que sea posible, llamó hoy en La Habana, Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación.

El titular del ramo recabó el apoyo de los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en cuya comisión de Asuntos Económicos este miércoles se trató el tema, así como de los gobiernos locales, de los sindicatos en los centros de producción y servicios, de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, y de cuantos actores puedan sumarse.

Una intervención de Mara Ramos Lemus, viceministra de Economía y Planificación, sobre conceptos y principios de la sustitución de importaciones, y los resultados que en este campo logra hasta mayo un grupo de Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) seleccionadas, originó un rico debate en torno al estratégico asunto.

Gil Fernández recordó el reclamo del Presidente cubano Miguel Díaz Canel Bermúdez de proteger la industria nacional porque nos da soberanía, seguridad, genera empleo, potencia un capital humano de calidad y altamente preparado y por ser la vía para desarrollar la propia industria y la agricultura.

Alertó que en los últimos años el país había estado importando bienes y servicios por encima de sus posibilidades, y al solicitar créditos para pagarlos muchas veces aumentaba su endeudamiento externo por no poder cumplir en tiempo sus obligaciones con los proveedores extranjeros, fenómeno que logró detenerse en 2019.

Tenemos que obligatoriamente disminuir el nivel de importaciones y que eso no conduzca a una contracción de la economía, dijo el titular del MEP a los diputados, e insistió en conceptos esenciales como que lo que se produzca en el país tenga calidad y un precio adecuado o competitivo, actuar con rigor y con mentalidad de nación –y no solo de empresa o territorio.


Gil Fernández enfatizó en la necesidad de valorar las reservas internas o capacidades que en los territorios, empresas y en el sector no estatal existan con vistas a lograr ese objetivo, y por ello pidió que en los debates obreros del Plan de la Economía para el 2020 el asunto sea analizado, y se les explique bien a los trabajadores su importancia y perspectivas, para comprometerlos.

El crecimiento de la economía tiene que ser gradual y sostenido y hay que ir a nuestras propias capacidades, lo cual implica incentivar estos procesos y estimular las exportaciones, manifestó.

En el debate del tema, Irma Margarita Martínez Castrillón, ministra- presidenta del Banco Central de Cuba, subrayó que el sistema bancario también está en el deber de apoyar a los actores económicos en la batalla por la sustitución de importaciones, de ahí su disposición de asesorar, orientar y contribuir a agilizar las operaciones necesarias en los municipios.

Fuente. ACN

Leer más

-Presentan plan de acciones para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible hasta 2030

-Parlamentarios cubanos debaten sobre la recreación en tiempo de Verano

- Diputados cubanos por mantener tranquilidad ciudadana y orden interior

- Reanima Cuba programa de producción estatal de carne de cerdo

 

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar