Cumplen jóvenes colombianos su sueño de estudiar medicina

Entusiasmados y felices por ver cumplirse su sueño viajaron a La Habana unos 200 colombianos para estudiar en la ELAM, Escuela Latinoamericana de Medicina, una institución que nació en 1999 por iniciativa del líder histórico de la revolución cubana, Fidel Castro.

Ellos forman parte de los MIL jóvenes que en cinco años se formarán en el archipiélago de manera gratuita, en una nueva contribución de Cuba al proceso de paz en Colombia y que ha sido altamente valorado por la sociedad colombiana, que lo ha calificado como un gesto puro de humanidad.

Los jóvenes se sumarán a los que ya cursan medicina en la Mayor de las Antillas y que una vez concluidos sus estudios tienen el propósito de ayudar a sus comunidades en los nuevos tiempos.

Víctimas del conflicto, exguerrilleros, familiares de militares y población proveniente de las regiones rurales del país integran este nuevo grupo que en el curso lectivo de septiembre próximo comenzará sus estudios en la ELAM.

La iniciativa cubana no solo constituye una opción válida para los ex guerrilleros, así como para los que fueron desplazados de sus hogares por el largo conflicto, sino también para satisfacer las necesidades de atención medica que pueda tener la población colombiana, especialmente, la que habita en lugares intrincados, como la selva.

Cuba está seriamente comprometida con la materialización de la paz en la nación sudamericana, pues además, se desempeñó como país garante y escenario de las conversaciones entre la otrora guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos y que culminaron con la firma de un histórico acuerdo en noviembre de 2016.

En julio pasado cerca de 500 jóvenes de 84 países recibieron su título como egresados de la ELAM, una institución única de su tipo en el mundo que forma como médicos a ciudadanos de otras naciones.

Con esa graduación, la décimo quinta del centro, suman ya 29 MIL 600 los jóvenes de países del llamado Tercer Mundo que reciben su título como profesionales de la salud.

Aunque no podemos olvidar que en ese centro de altos estudios también se han formado y se forman estadounidenses, fundamentalmente latinos y negros, que dado los altos costos de los estudios en Estados Unidos y su extracción social no podían aspirar a realizar su sueño de ser médicos.

Una alta profesionalidad y humanismo caracteriza a estos especialistas, que una vez graduados marchan a sus comunidades para contribuir a mejorar las condiciones de vida de sus compatriotas, pero que además no han vacilado nunca en dar un paso al frente y unirse a los médicos cubanos para brindar su ayuda ante emergencias sanitarias en cualquier lugar del mundo.

Para estos médicos la ELAM es una obra de infinito amor, un proyecto que constituye un claro ejemplo de que los sueños justos y humanos pueden hacerse realidad.

Ahora un nuevo grupo de jóvenes colombianos tendrá la posibilidad de realizar su sueño de estudiar medicina y una vez graduados ayudar a los habitantes de su comunidad a mejorar sus condiciones de vida.

 

Fuente. Radio Habana Cuba / Editora: Carmen Torres Laffita

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar