Canciller cubano fustiga campaña de subversión política impulsada por Washington

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, declaró en su cuenta de Twitter que el Gobierno de los EE.UU. complementa la guerra económica contra Cuba con la intromisión en los asuntos internos del país y una abierta subversión política.

"Las mentiras y calumnias son la base de su escalada agresiva. Su fracaso es total", subrayó Rodríguez Parrilla en la red social.

Estas declaraciones encuentran su fundamento en una nueva campaña de calumnias y descrédito contra la mayor de las Antillas, dirigida por Estados Unidos, como parte de su política de creciente hostilidad contra el pueblo cubano.

Ahora utilizan como pretexto la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, agente asalariado al servicio de ese país, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad.

La Embajada de EE.UU. en Cuba ha sido el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de José Daniel Ferrer, en clara manifestación de intromisión en los asuntos internos de la isla y de abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden, por parte de este ciudadano. La jefa de la misión diplomática conduce personalmente este desempeño.

En vez de dedicarse a la promoción de los vínculos bilaterales, a velar por los intereses del pueblo estadounidense y de su Gobierno, y al impulso de las relaciones pacíficas entre los Estados, la Misión Diplomática de ese país en Cuba y particularmente su Encargada de Negocios, se han concentrado en los últimos meses en el fallido propósito de reclutar mercenarios, de promover la división y la confusión en el seno del pueblo, de identificar las áreas de la economía contra las cuales dirigir las medidas coercitivas, y en tratar de calumniar y desacreditar la gestión del Gobierno cubano y a la Revolución.

Ferrer se encuentra pendiente de juicio. Ha recibido visita de su esposa y de sus hijos, como corresponde según las normas para su situación legal.

Antes de ponerse al servicio del Gobierno de Estados Unidos, José Daniel Ferrer tenía una trayectoria delincuencial y de conducta violenta totalmente ausente de motivaciones políticas. Tiene antecedentes registrados que datan de 1993.

En el recién celebrado Consejo de Ministros, el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez recomendó estar "siempre unidos, organizados y movilizados. No podemos dar espacio a fracturas, manipulaciones, injerencias y provocaciones".

Fuentes: CubaSí, Twitter / Editor: Conrado Vives Anias

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar