Polvo del Sahara provoca enfermedades respiratorias, afirma experto(+Video)

La extensa nube de polvo del desierto del Sahara que ya influye sobre las Antillas Menores y el oriente cubano puede provocar impactos negativos en la salud humana y el medioambiente, aseguró hoy en esta capital un experto.

El doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, advirtió en conferencia de prensa que los más vulnerables son los pacientes asmáticos, alérgicos y con otras enfermedades respiratorias, así como las personas mayores de 65 años de edad y niños de hasta cuatro años.

Recordó que según expertos del Instituto de Meteorología, en el transcurso de esta semana densas nubes cubrirán el territorio cubano, el mar Caribe occidental y el sudeste de Estados Unidos y México.

Las nubes que tornarán al cielo de una tonalidad lechosa, en menor medida afectarán a la región occidental de Cuba, enfatizó Durán, y alertó que además favorecerán la aparición de alergias y problemas de la piel.

Aludió a criterios de meteorólogos, quienes aseguran que las nubes de polvo del desierto en el norte africano comenzaron a llegar a territorio cubano desde marzo y abril, pero se incrementarán en junio y julio.

Durán significó que esa condición atmosférica presenta partículas nocivas a la salud humana: minerales como hierro, calcio, fósforo y mercurio, así como virus, hongos y bacterias, mientras en la agricultura repercute en la aparición de plagas en el arroz, frijoles, frutales, caña de azúcar y otros cultivos.

Al responder a interrogantes en la habitual conferencia de prensa transmitida por la Televisión Cubana sobre el comportamiento de la COVID-19, el doctor alertó que la presencia del polvo del Sahara puede acarrear manifestaciones catarrales, malestar en la garganta, irritación en los ojos, sobre todo en personas con cierto grado de alergia o asmáticas.

Por tal motivo, insistió en la importancia del uso del nasobuco (mascarilla sanitaria) y sobre todo de quedarse en casa, como medidas para evitar el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19 y otras enfermedades respiratorias ante la llegada a Cuba de la nube de polvo que desde hoy afecta al país con un aire seco.

En el habitual espacio, el doctor Durán esclareció que en Cuba se desarrolla un estudio genético para conocer más sobre la COVID-19 relacionado con el tipo de sangre de las personas que han adquirido el nuevo coronavirus y busca determinar los factores genéticos que condicionan a enfrentar mejor o desarrollar complicaciones de la enfermedad.

Al respecto, precisó que investigaciones internacionales muestran una propensión de las personas con sangre tipo A para adquirir la COVID-19 con mayor facilidad y a presentar complicaciones y sufrir formas graves de la misma.

Como parte de la investigación cubana, el Grupo Nacional de Genética estudia el comportamiento de ese factor, cuyos resultados serán dados a conocer una vez concluida la investigación, remarcó.

Fuente. ACN, Radio rebelde, Twitter / Editora. Carmen Torres


Leer más

Polvo del Sahara afecta al oriente cubano (+Fotos y Video)

Nube de polvo del Sahara avanza por el Caribe en dirección a Cuba 

 

 

You have no rights to post comments