A partir de hoy limitan transporte en La Habana ante brote epidémico de la Covid-19

La suspensión del servicio de ómnibus urbano en La Habana y la limitación de la movilidad desde las demarcaciones del occidente se suman este lunes a las medidas anunciadas en Cuba para frenar un nuevo brote epidémico de la Covid-19.

Desde las 20:00, hora local, del domingo quedó interrumpida la transportación pública en la capital, de acuerdo con lo dispuesto por el Consejo de Defensa Provincial (CDP) y el Ministerio de Transporte.

Además, desde este lunes se minimiza el tránsito entre las provincias del occidente y el resto del país, para lo que se establecen puntos de control en cada territorio.

La capital de la nación caribeña retornó el sábado a la fase de transmisión autóctona después del alza del número de contagios con la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Igualmente, la provincia de Artemisa, al occidente, transita por la fase dos de la desescalada, mientras que el resto del país se encuentra en la tercera etapa.

La víspera, el presidente del CDP en La Habana, Luis Antonio Torres, exhortó a las instituciones estatales, cooperativas y privadas a adoptar medidas extraordinarias para evitar la generación de focos que luego se convierten en eventos de transmisión.

Torres enfatizó en la necesidad de cumplir los protocolos establecidos para hospitales, centros de sospechosos y para viajeros, vitales para frenar la propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

En los últimos 15 días La Habana incrementó el número de casos positivos y presenta un acumulado de 240 confirmados. 


En esta etapa se suspende también el servicio de los taxis ruteros, y el apoyo de transmetro. En cuanto al transporte no estatal, se suspende de oficio todas las licencias de transportación. También se inhabilita la tarjeta de acceso a la compra de combustibles, informó José Conesa González, coordinador de la Industria y Transporte del Consejo de Administración Provincial de La Habana. 

A partir de esta suspensión, recalcó, se crea un aseguramiento a todas las empresas que quedan en función de la COVID-19. Se vuelve obligatorio, la desinfección al subir al ómnibus y la del propio vehículo.

Por otra parte señaló que se garantizan los servicios de apoyo a los policlínicos. Se mantiene el traslado de pacientes en centros de aislamiento, también de quienes arriben al país. En el caso de los hospitales se mantiene la piquera a los servicios de alta médica y el traslado de pacientes con consulta especializada.

Fuente. RHC, PL, Granma, Twitter / Editora. Carmen Torres

Comparte este contenido en tus redes sociales

You have no rights to post comments