Cuba mantiene alentadores resultados en la prevención y control del VIH/SIDA

Cuba se une a la celebración mundial por el Día Mundial de Lucha contra el VIH/SIDA con alentadores resultados en el tratamiento de esta enfermedad, al  mantener eliminada, por quinto año consecutivo, la transmisión materno-infantil de madre a hijo.

En 2015 la mayor de las Antillas se  convirtió en el primer país del mundo en alcanzar esa condición, logro que se debe, en gran medida, a que en el país se conocen y estudian todas las embarazadas; así como, en el caso de las que se encuentran infestadas se les suministra tratamiento y cada tres meses se les realiza un chequeo médico. Al momento del parto, las futuras madres se encuentran con carga viral suprimida, por lo que no son capaces de transmitirle el virus al bebé.

El ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, en su cuenta en Twitter destacó los logros de la nación caribeña en el enfrentamiento al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), y enfatizó que desde el año 2015 el país se convirtió en el primero del mundo en eliminar la transmisión materno-infantil del VIH y la sífilis congénita, certificado por la Organización Mundial de la Salud.

Los datos preliminares del 2020 reflejan una disminución en la cantidad de casos, también en la mortalidad y la prevalencia del VIH, lo que demuestra la voluntad del sistema de salud cubano y del Programa Nacional de Prevención y Control de las ITS-VIH/Sida por lograr terminar con la epidemia para 2030.

A pesar de la pandemia de COVID-19, Cuba se mantiene trabajando en pos de las metas 90-90-90, propuestas por el Programa de las Naciones Unidas para el SIDA (Onusida), que consisten en la detección de al menos el 90 por ciento de los pacientes infestados con el virus, indicarles el tratamiento antirretroviral y que, a su vez, alcancen la supresión virológica.

Los especialistas insisten en que las personas deben conocer su estado serológico, pues el 80 por ciento de los nuevos casos que se reportan son causados por personas infestadas y no lo conocen. El tratamiento es el primer paso para lograr la supresión virológica, lo
que posibilita que las personas con VIH no presenten complicaciones contra su vida y disminuye los contagios en la comunidad, al no ser transmisores del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera al VIH como uno de los mayores problemas para la salud pública mundial, en tanto se estima que para finales de 2019 murieron 690 mil personas por causas relacionadas con el virus y 1,7 millones se infectaron.

La epidemia en América Latina y el Caribe comenzó en la década de 1980 y Cuba fue uno de los primeros países en aplicar un programa específico de prevención y tratamiento, que ofrece tratamientos antirretrovirales a todas las personas con VIH.

Actualmente la Isla presenta una tasa de prevalencia de 0,4 por ciento en personas de 15-49 años, la tasa más baja de la región y una de las más bajas del mundo.

El acto nacional por por el Día Mundial de Lucha contra el VIH/SIDA, que se celebra cada primero de diciembre, tuvo lugar este año en la provincia de Artemisa, el territorio cubano con mejores resultados en el Programa de prevención y control de la enfermedad en 2020.

#CubaPorLaVida En el acto Nacional por el Día Mundial de Respuesta al VIH en #Artemisa se realiza reconocimiento a...

Publicado por Dps Artemisa Salud en Martes, 1 de diciembre de 2020

 

Fuente. MINSAP, Twitter, FB / Editora. Carmen Torres

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar