Asumirá Canciller ecuatoriana como presidenta de la Asamblea General de la ONU

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, asumirá próximamente como la primera mujer latinoamericana presidenta de la Asamblea General de la ONU y ya desde hoy vislumbra los retos del 73 período de sesiones.

Según dijo a la prensa, la sesión 73 del mayor organismo de Naciones Unidas será el año de la implementación de las primeras reformas promovidos por el secretario general, António Guterres, y debemos hacer saber al mundo que “somos una organización responsable”.

Este proceso de reformas supone un desafío para la canciller ecuatoriana en el tiempo de su mandante en la Asamblea General y en ese sentido, expresó su compromiso de trabajar junto a los Estados miembros.

La cuestión palestina es otro de los temas que la diplomática ecuatoriana colocó en el centro de su agenda, sobre todo en estos momentos en que Israel arrecia en sus ataques contra la nación árabe.

Espinosa manifestó su gran implicación en la lucha por la igualdad de género, el respeto a los derechos de las mujeres y especialmente, en la defensa de aquellas que han sido víctimas en conflictos armados.

Dedico esta elección a las mujeres del mundo, y me comprometo a trabajar por una verdadera igualdad de género", dijo la canciller de Ecuador, al ser elegida por los  como nueva presidenta de la Asamblea General

El Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular, el Pacto Mundial para los Refugiados, la Agenda 2030, el combate de las desigualdades, el financiamiento para el desarrollo, y la acción climática tres años después del Acuerdo de París, figuran también entre las prioridades.

Cuando María Fernanda Espinosa asuma la presidencia de la Asamblea General de la ONU el próximo mes de septiembre, se convertirá en la primera latinoamericana en ocupar el cargo y la cuarta mujer en ese puesto.

Espinosa consiguió el respaldo de 128 Estados miembros que votaron a su favor, tan solo tres meses después de anunciar su candidatura, lo que generó bastantes fricciones con Honduras, que había lanzado la suya mucho tiempo antes.

Además, esta elección se considera histórica pues, por primera vez, dos mujeres latinoamericanas fueron candidatas a ocupar la cabeza del mayor organismo de Naciones Unidas.

La canciller ecuatoriana tiene más de 20 años de experiencia internacional en temas multilaterales, integración, seguridad y defensa, derechos humanos, cambio climático, derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas.

Durante su gestión como canciller de Ecuador ha incluido temas como la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza, la cooperación internacional y la diversificación de las relaciones internacionales.

Ella fue la primera mujer embajadora de Ecuador ante Naciones Unidas en Nueva York y también ejerció ese puesto en Ginebra. Además, se desempeñó como ministra coordinadora de Patrimonio Cultural y Natural, y ministra de Defensa Nacional.

Fuente. Prensa Latina

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar