Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Gilberto Oviedo La Portilla (Papi Oviedo) falleció la víspera a consecuencia de una bronconeumonía. Su cadáver está expuesto en la funeraria de Calzada y K, en La Habana, [ ... ]

Leer más...

Yuniel Rodríguez Chávez: Necesitas aprender equivocándote

No importa en qué medio de comunicación se trabaje. Un buen periodista debe pecar de curioso, leer de todo, ser puntual, laborioso; pero, sobre todo, desbordar humildad, bondad y una mirada crítica fruto de su formación profesional.

En este sentido, contar historias, una localidad o un país deviene quehacer esencial de quienes practican el arte de la información. Sin embargo, va mucho más allá. Riqueza expresiva, recursos lingüísticos bien pensados, imaginación y excelente sintaxis se conjugan para dar vida a un relato -por qué no- también de esencias.

Resulta que Yuniel Rodríguez Chávez conoce cómo narrarlas. Profesional de la pregunta, transforma retazos de verdad en seductores contenidos que merecen ser escuchados.

¿Cómo y por qué?

“Al principio no fue el Periodismo. Me formé como Instructor de Arte en la manifestación de Teatro, soy fruto de la quinta graduación de la 13 de Marzo, en San Antonio de los Baños.

“Aún estudiando estaba vinculado a la emisora Radio Jaruco. Allí, junto a seis jóvenes, hacíamos Mochila Abierta, un programa con mucha audiencia que salía los sábados.

“Mi primer contacto con el medio no fue tan difícil, pues aplicaba el teatro en mi trabajo cuando dramatizaba o hacía locución. Más no conocía lo interno de la radio, su verdadera particularidad.

“Siendo un muchacho, la emisora decidió que fuera reserva de locutores. Incluso, estando en el servicio militar, me autorizaron a asistir al curso en Radio Güines, hoy Radio Mayabeque. Los primeros pasos fueron empleando mi voz e improvisando. Con el tiempo me permitieron escribir los propios guiones del programa.

“Es el momento en que comienzo mi servicio social como Instructor de Arte. El teatro me atrapa, pero la docencia no lo hace de igual forma. Hablé con la dirección de la planta en aras de incorporarme como trabajador y así me convertí en corresponsal de prensa en Madruga”.

Explorador de contextos

“Resultó complejo. No sabía nada de Periodismo en aquel entonces. Mientras estaba en la radio, el personal del departamento informativo me explicaba a través de pequeños talleres y menudas conversaciones. El tiempo apremiaba.

“Al principio desconocía cómo acceder a las fuentes de información. Una colega, María Amalia Pérez, me indicó varias referencias que contribuyeron a mi trabajo.

“Cubrí por tres meses los espacios de facilitación social y la revista informativa de Radio Jaruco desde Madruga. Durante este lapso, seguía alternando la locución con mi labor de corresponsal. De esta forma, incursioné en otros programas como Disco am y De ahora en adelante. Poco a poco, gané en confianza en materia periodística”. 

¿Cuál fue tu estrategia?

“Partí desde el punto de la creación, había estudiado teatro. Seguí mi instinto, aprendí sobre técnicas de redacción y siempre llamando por teléfono cada vez que surgía una duda o pregunta. Los asesores de la radio me ayudaron significativamente a la hora de aprender el lenguaje radial.

“Recuerdo que tuve que pedir ayuda con mi primer material. Realicé las grabaciones y después no sabía cómo organizarlas, darles sentido.

“Asimismo, se planificaron talleres para superar a reincorporados como yo, en los que adquirí conocimientos. Al llegar la nueva división político-administrativa, la dirección de Radio Jaruco decide que pase al departamento informativo para sumir otros cargos como realizador de programas y guionista. La preparación fue fundamental. Empecé como asistente de redacción confeccionando boletines”.

Recibiste el premio anual de Periodismo Joven en Mayabeque

“Ya había cursado el postgrado en Periodismo y poseía cierta experiencia. Mis trabajos –empleando los recursos radiales- se han nutrido de lo local y han aportado a la historia del municipio y el país.

“La delegación de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) en el territorio sesionó, deliberó y me informó que debido a mi trayectoria había obtenido el premio.

“No obstante, el mayor galardón es que las personas reconozcan tu esfuerzo, escuchen tus materiales y estos les aporten. Lo poco que he hecho es para demostrar que sí puedo a quienes no confiaron en mí.

“Soy solamente otro joven periodista de la provincia. Comparto este premio con el resto de mis colegas. Pero más importante es nuestra responsabilidad y la confianza en nosotros”.

¿Si no hubiese sido el Periodismo?

“Amo mi profesión. Cuando voy camino a la planta, observo cuidadosamente a mi alrededor buscando una historia, lo curioso o insólito.

“Hubiera sido piloto de aviación, paracaidista o practicado el buceo. No solo en la tierra, disfruto subir y bajar”.

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar