Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Gilberto Oviedo La Portilla (Papi Oviedo) falleció la víspera a consecuencia de una bronconeumonía. Su cadáver está expuesto en la funeraria de Calzada y K, en La Habana, [ ... ]

Leer más...

El tiempo pasa… y la vida continúa

Ciertamente y coincidiendo con Gardel “20 años no son nada” cuando pensamos en cien. Imaginar el noviembre de 1914 nos remite a un mes, un año y un siglo totalmente desconocidos, que cuando más, las referencias devienen por la historia. Pero en una mañana de este mes, este año y este siglo, yo tuve el gusto de conocer a una persona, una mujer, una artista, que cuenta  con la dicha de vivir, hace cien años, enamorada de la vida, la radio y su inseparable amigo, el piano.

Ella es Thelma Norton, músico, actriz, locutora, directora de programas y fundadora de la Radio Cubana, quien con suspicacia y pasión en la mirada, comenta y recuerda con especial cariño sus primeros años en la entonces CMKD de Santiago de Cuba.

“Recuerdo que llegué a la emisora por casualidad. Sinceramente nunca pensé poder llegar a hacer radio tan joven. Pero en una ocasión se necesitaba una pianista que acompañara a la orquesta y ahí estaba yo, toqué, a los demás músicos les gustó y por ahí empecé, a enamorarme más por el piano y a apasionarme por la radio”.

Así, con una elocuencia increíble en sus palabras e ideas, Thelma me mira y comienza a reflejarse en sus ojos el recuerdo de aquellos años donde su vida se transformó y logró crecerse como una excelente profesional.

“No me arrepiento de nada de lo que hice y agradezco a la vida haber podido experimentar todas esas emociones que sentí al acompañar en el piano a Rita Motaner, Esther Borjas, Pacho Alonso, Celina González y muchos otros grandes que guardo en mi memoria como recuerdos inseparables”, advierte mientras mira a su piano con especial cariño.

Una caja y muchos recuerdos. De ahí Thelma escogió aquellos que la hacen pensar cada noche con alegría sobre sus años de juventud. “De este sí que no me separo nunca”, me hablaba al tiempo que hojeaba el libro de Oscar Luis López, La Radio en Cuba, buscando las páginas que el autor dedicó para exaltar el elenco dramático de la antigua Mil Diez.

“Recuerdo que dos de los primeros programas de la emisora fueron escritos por Honorio Muñoz y Blas Roca, con ellos pude fungir como directora lo cual me hizo crecerme como profesional y adentrarme más en el medio radiofónico”, significó Thelma.

La músico y radialista cubana también se refirió a su tiempo de trabajo en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana. “En Radio Aeropuerto grabé como locutora la voz en Inglés y Español que daba la bienvenida de los pasajeros a Cuba”, narraba Thelma no sin antes decirme con sobrada modestia que su voz grabada fue por muchos años quien dio la bienvenida también a los pasajeros en el Aeropuerto internacional de España.

Rodeados por los recuerdos y mirando recortes de periódicos, libros e imágenes de su juventud, Thelma me pidió que no dijera nada, pero yo no puedo negarme a publicar las palabras del maestro Luis Carbonel cuando decía que ella era la mulatica más linda de Santiago de Cuba, sabiendo además de la sinceridad de las palabras del recién fallecido declamador cubano.

Transcurría la entrevista con total normalidad cuando, para sorpresa mía, sorprendí a Thelma sentada al piano y ya sonaban las notas de La Lupe en una interpretación vocal fabulosa de su amiga y compañera músico Lilia Lora.

A la canción del poeta y revolucionario Juan Almeida Bosque, le siguieron temas como La Guantanamera, El día que me quieras, así como Otro tango y otra Copa, interpretaciones que se hicieron sentir en todo el vecindario y llevaron a los vecinos a acercarse a la casa de Thelma y preguntarle por qué tocaba con tanta alegría, a lo que la ilustre, versátil y carismática cubana respondió: “Julita es que el sábado cumplo 100 años”.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar