Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Gilberto Oviedo La Portilla (Papi Oviedo) falleció la víspera a consecuencia de una bronconeumonía. Su cadáver está expuesto en la funeraria de Calzada y K, en La Habana, [ ... ]

Leer más...

Leonardo Acosta, detrás de la curiosidad insaciable

Dicen sus amigos más cercanos que Leonardo Acosta padece de curiosidad insaciable, tal vez por eso su legado literario, trascendente, amplio y plural, sea un verdadero mosaico de temáticas, géneros y recursos.

Premio Nacional de Literatura en 2006 y más recientemente, Premio Nacional de la Música, 2014, este hombre casi mítico dentro de la producción intelectual cubana, recibe este año el honor de ser agasajado por la Feria Internacional del Libro, Cuba 2015, una fiesta que en 10 días logra envolver la Isla con el olor de la letra impresa.

Investigador, escritor, ensayista, musicólogo y excelente músico, Leonardo resulta un misterio brillante que ha logrado trascender las barreras de su tierra, para ganarse el aprecio de teóricos y amigos de diversas partes del mundo.

Autor de textos tan complejos como Música y descolonización, Del tambor al sintetizador, Alejo en tierra firme y otra veintena de títulos integrales, pocos conocen de ese proceso lleno de matices que colocó a un músico de la Orquesta Gigante de Benny Moré, en el camino hacia los análisis sobre Cuba, sus figuras y géneros musicales.

Su editor y amigo Radamés Giró dialogó con la ACN, para, desde su perspectiva, describir pequeñas señas de la identidad de este octogenario gigante de las notas y las letras.

Hablando de su creación veo en Leonardo a un hombre con gran dominio del lenguaje y de los recursos expresivos. Es un ensayista por excelencia, que ha logrado a través de sus más importantes trabajos, abrir nuevas formas para el estudio de la música cubana y latinoamericana, explicó.

“Cuando un autor logra esto, cualquier reconocimiento está bien merecido. Su carácter integral le ha permitido moverse en diversos campos como el de la poesía, el cuento y el ensayo político-literario, faltándole a mi juicio, solo una novela para coronar su vasto quehacer”.

Leonardo lee mucho, -recordó- su curiosidad no le permite dejar de leer e investigar. Precisamente, por esas grandes lecturas pudo escribir un libro como Alejo en tierra firme, premio de la Academia Cubana de la Lengua, nos comenta Giro al hablar de la versatilidad que caracteriza a Acosta.

“El enorme talento que tiene, lo repleta de textos llenos de pensamientos y belleza literaria. Nadie puede escribir de música cubana sin mencionar a este fundador del Laboratorio de Música Electroacústica, autor del famoso libro Un siglo de jazz en Cuba”.

Es tiempo entonces de un merecido homenaje a un estudioso que ama tanto la música, como para perpetuarla a través de sus palabras y para que los más nuevos descubran la obra de este manantial de sapiencia, con la reedición de títulos como Elige tú que canto yo, Del tambor al sintetizador o José Martí: sobre el indio de Nuestra América.

Cuando arranque el mayor acontecimiento literario de la Isla, Leonardo Acosta estará en cada página de ejemplar recién impreso, porque suyo será el agasajo de los ávidos lectores de este archipiélago.    

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar