Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Gilberto Oviedo La Portilla (Papi Oviedo) falleció la víspera a consecuencia de una bronconeumonía. Su cadáver está expuesto en la funeraria de Calzada y K, en La Habana, [ ... ]

Leer más...

Bolivia Tamara Cruz, la bola de la radio

¡Una sonrisa siempre anticipa su llegada!. En la CMHW, de Villa Clara, todos saben cuándo está cerca por los carismáticos saludos y el buen humor que rodean su entrada. Y es que Bolivia Tamara Cruz se muestra como una de esas periodistas que les  sobra energía positiva.

La Bola, como todos le conocen en el mundo de la radio, llegó al medio tal vez por cosas del destino o la insistencia de una abuelita sabia. Lo cierto es, que la alegría de su voz acompaña a la familia cubana, desde haces ya varios años, con reportes desde el centro del país.

LF: ¿Cómo es el trabajo de una corresponsal para la emisora Radio Progreso?.

BT: Es imposible hacer radio, desde una provincia, sin la ayuda de los colegas de los municipios, e incluso de otros medios de prensa, por la estrecha colaboración que requiere realizar el trabajo de cada día. Nunca vas a tener el "don de la ubicuidad".

Mucho debo agradecerle a las emisoras CMHW y Estereocentro 93.5 por facilitarme los estudios de grabación, los teléfonos y hasta sus archivos para que cada día en Radio Progreso esté representada la provincia de Villa Clara, con decoro.

LF: Tus trabajos periodísticos tienen un sello distintivo: siempre les encuentras el lado más humano. ¿Acaso esto tiene que ver con tu forma de ser?.

BT: Mi madre, María Magdalena Martínez, me decía: "cuando hagas tus entrevistas, mira siempre a los ojos de las personas, porque allí descubrirás su alma". Así lo hago siempre y pienso en ella. Mi Tata fue la que me enseñó a escribir. Cuando hago un trabajo de género y yo quedo complacida con la obra, mucho desearía levantar el teléfono del estudio siete de la CMHW y que del otro lado de la línea estuviese mi madre al habla.

LF: Además de radio haces televisión, ¿tu experiencia como radialista te ha aportado para esta nueva incursión?.

BT: Lo que conozco de trabajo radial lo he puesto en práctica en la televisión. Somos un colectivo pequeño de realizadores que hace posible que cada miércoles por el canal 14 Telecubanacán salga al aire el programa de opinión popular "En voz Alta".

Mucho he aprendido de ese medio en estos escasos años. Los camarógrafos y editores del telecento me enseñan cada día algo nuevo. Pero si me pones a escoger, indiscutiblemente la radio tiene mucho más que una "bola mágica".

LF: Eres secretaria del Comité del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la planta radial CMHW, ¿cómo puede el Partido ayudar al funcionamiento estructurado de una emisora?.

BT: Aquí funciona el Consejo de Dirección como un todo. Se escucha siempre la opinión del Partido y existe una unión de todos los factores que hacen posible que la CMHW funcione como lo que es, "La Reina Radial del Centro".

La dirección de la emisora es joven y eficiente; aspiramos a alcanzar la condición de Vanguardia Nacional este año 2016. Por eso, tengo presente siempre a mi profesor de periodismo radial Luis Orlando Pantoja Veitía, Premio Nacional de Periodismo José Martí 2015, porque además de encaminar mi carrera reporteril me entregó “la batuta” del Comité del Partido en la CMHW.

LF: ¿Qué significa ser delegada al Séptimo Congreso del PCC? ¿Qué esperas de ese cónclave?.

BT: Ser delegada al VII Congreso del Partido representa asistir a un momento histórico, único para un militante comunista. Mucho más por haber sido electa por mis compañeros desde mi núcleo del Partido del Departamento informativo de la CMHW. Será un momento trascendental para nuestra Revolución. Esperamos cumplir con sus principales directrices, que todos los cambios suscitados por el Séptimo Congreso contribuyan a la continuidad de nuestra sociedad socialista, en función de perfeccionarla y elevar los indicadores de vida de la población. Tendremos tropiezos, lo sabemos, pero mis hijos y nietos, que estos últimos aún están por nacer, merecen una nación mucho más fortalecida, más completa.

LF: Ernestico y Alejandrito, tus hijos, son tus grandes tesoros, ¿cómo logras lidiar con la responsabilidad de ser madre, periodista y ocupar cargos importantes en los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y el Partido?.

BT: Mis hijos, Ernestico (24 años) y Alejandrito (ochos años), me dicen "todo terreno" y, sabes, me alegra porque nada me detiene. Ellos han estado a mi lado siempre, les agradezco a mis padres por su educación y a mis hijos por seguirme en cada tarea, desde que era dirigente de la Juventud Comunista hasta la fecha en que represento a Radio Progreso en Villa Clara. Soy la coordinadora de los CDR de la zona 330 del Reparto José Martí, en Santa Clara, y atiendo 11 CDR en una comunidad militar. Con orgullo los representé en el Octavo Congreso de los CDR. Mi esposo, Ernesto, es el presidente de mi comité en el CDR 2 y somos donantes de sangre los dos.

Mi hijo mayor Ernesto, acaba de graduarse como Licenciado en Ciencias Sociales en la Escuela Interarmas de la FAR Antonio Maceo y ya tiene los grados de Teniente, y el menor Alejandro Agripino, cursa el tercer grado. Ellos son la razón de mi existencia, y el Día de las Madres quieren regalarme cuatro nuevas plantas de rosas anaranjadas.

LF: ¿Te consideras una radialista eterna?.

BT: Lo que sí te puedo responder es que la radio llegó a mí desde niña. Luego con apenas 15 años caminé por sus pasillos. Amo la radio porque me acompaña desde que tengo uso de razón. Ahora mismo, recuerdo a mi abuela Hilda Amalia Trujillo cuando yo tenía 6 años en mi natal Cienfuegos, diciéndome: “Bolivita, sintonízame bien el radio, mi nietecita, por favor, para escuchar el programa Nocturno, de Radio Progreso”. Pasaron 40 años, abuela, y sigo junto a tu radio, mi radio.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar