Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Gilberto Oviedo La Portilla (Papi Oviedo) falleció la víspera a consecuencia de una bronconeumonía. Su cadáver está expuesto en la funeraria de Calzada y K, en La Habana, [ ... ]

Leer más...

Un hombre de Periodismo

En este marzo a punto de finalizar, durante la recién concluida Jornada de la Prensa Cubana fueron galardonados profesionales del sector con una trayectoria relevante. 

La Radio, por única vez, a propósito de la fecha, implementó el Reconocimiento al Mérito Periodístico por los aportes al periodismo radial cubano y la excelencia del trabajo realizado. En la búsqueda de uno de esos quijotes, llegué a Radio Taíno “La FM de Cuba”, y pregunté por Eduardo González García.

Con una atenta afirmación respondió a mi petición, nos sentamos en la redacción de la emisora y conversando sobre su vida y apreciaciones el tiempo pasó. Eduardo dice que la vocación de su vida es la pedagogía, ser maestro, pero que, por casualidad del destino, fue atrapado por el periodismo.

Con respecto al Periodismo, él ha hecho de todo. Cuenta que cuando tenía 14 años repartía el periódico Granma en una bicicleta por las calles de La Habana. Ataviado con un casco rojo y sobre su bicicleta, entregaba la prensa; al decir de él mismo, era todo un espectáculo. Después de pasar el Servicio Militar, trabajó de ayudante en una imprenta y alternaba por las noches impartiendo clases de Matemática y Física a estudiantes de la facultad Obrero Campesina (FOC). Allí un capitán de la Sección Política del Ejército Occidental le propuso algo que le cambiaría la vida.

Al otro día me presenté en la sede del Ejército y me dijo que necesitaban un periodista, le respondí que yo no era periodista. Él me preguntó si yo estaba preparado y si podía hacerlo y me propuso que cubriera el Tercer Aniversario del Ejército que se celebraba por aquellos días y que le llevase una foto y un pie de foto. Yo le llevé una foto y una nota informativa y me dijo que con aquello era suficiente que ya era periodista de allí, cuenta Eduardo

En el periódico del Ejército estuvo 10 años (1976-1986). Cuenta que aquellos fueron tiempos difíciles, con muchas dificultades en donde llegaron a haber solo dos personas que hacían el periódico, de cuatro páginas y con una tirada semanal.

Hacia finales, de los ochenta pasa a la Revista Verde Olivo, a la par que terminaba la carrera de Periodismo en La Universidad de La Habana, por el curso para trabajadores. Estuvo allí cinco años hasta el cierre de la Revista. Después lo mandaron para una redacción especializada militar en donde había estado el periódico Bastión hasta que otra casualidad tocó a su puerta: la Radio.

Radio Progreso quería formar un equipo para una sección informativa y lanzó una convocatoria, me presenté, hice una prueba de actitud y comencé como Jefe de Turno, después como reportero, incluso dirigí el Noticiero. Eran los años más difíciles del período especial y momentos muy complejos. Yo andaba en una bicicleta haciendo reportajes, bajé 50 libras en un año, recuerda Eduardo González García.

En Radio Progreso estuvo 9 años, hasta que un compañero, Bienvenido Rojas, Jefe del Informativo de Radio Taíno, le propuso ir a trabajar para allá, y después de mucha insistencia, dice Eduardo, aceptó.

Ya son casi 16 años en Radio Taíno. El colectivo de aquí es muy especial y adoro trabajar con estos maravillosos compañeros, a pesar de todas las dificultades que tenemos de bajos recursos, es un honor para mí trabajar aquí.

¿De la prensa plana a la Radio, cómo fue?

No puedo decir que haya sido fácil, pero la necesidad obliga. Y la prueba que me pusieron fue precisamente si yo podía hacerlo, y pude. Recuerdo que me pidieron redactar una noticia, que tenía que hacerle tres versiones y una de ellas para radio. Ocurría que durante mi tiempo en el periódico del Ejército yo les había dado clases a los corresponsales voluntarios del periódico, además había tenido un excelente profesor de la nota informativa, Evelio Tellería Toca, por eso dominaba muy bien la técnica.

Los reportes de Eduardo Gonzáles puedes encontrarlo a diario en la revista TempranoLos reportes de Eduardo Gonzáles puedes encontrarlo a diario en la revista Temprano

¿Y su experiencia con las nuevas tecnologías y el periodismo?

Lo más difícil fue adaptarse al lenguaje, porque uno tiene una tradición de muchos años de trabajar en un lenguaje para los oyentes o lectores nuestros, y tienes que buscar un lenguaje que sea ajustado a cualquier público de habla hispana, con otros códigos incluso que no son precisamente los que se usan en la radiodifusión.

Nunca fue difícil porque le puse mucho interés y siempre traté de utilizar la tecnología que tuviera y utilizarla lo mejor posible; por ejemplo, para editar el audio, es muy fácil ahora, ya no hay que trabajar con aquellas máquinas que eran tan difíciles, ahora es muy fácil y el audio queda con muchas calidad y puedes enviar un trabajo desde cualquier parte sin pérdida de calidad alguna con gran la inmediatez.

Con Internet hay que ser muy cuidadosos porque todos escriben cualquier cosa que se les ocurre y puede ser una gran mentira o una gran verdad, hay que ser muy selectivo y cruzar la información no irse con la primera impresión, pero si es una herramienta muy, muy buena porque te permite acceder a datos y a historias.

Antes teníamos poco acceso a la información, ahora tenemos una enorme cantidad de información que te desinforma y que el solo hecho de discernir cuál es la que te interesa y cuál es la que no, cuál es la que te puede resultar útil y cuál no, cuál es la inmediata y cuál no, ya eso es un serio problema y a eso agrégale que cualquiera escribe en Internet.

Hay una serie de casos de informaciones falsas, incluso noticias que son de periódicos satíricos y que las replican como si fueran ciertas y son sencillamente una broma y de mal gusto, y éstas son replicadas contra personalidades famosas, políticos, etc.

Por eso tenemos que tener mucho cuidado en la selección, hay que estar centrado sobre lo que te interesa, huir de la chismografía, de las cosas intrascendentes, triviales, de las exageraciones y de las absolutizaciones, porque en Internet te encuentras con gente que hacen de su opinión una verdad absoluta.

¿Tecnología y nuevos medios. Habrá un desplazamiento de los tradicionales?

Eso nunca va a pasar. Cada vez que sale un medio de difusión nuevo, una nueva tecnología de difusión, siempre se dice que va a ser la muerte de los otros medios, pero en la realidad eso no pasa. En la realidad la televisión no destruyó al cine, lo cambió, lo modificó, lo llevó a otros niveles.

La Radio en Internet ya se está transformando, las rutinas productivas están cambiando totalmente, la forma de difundir la señal ha cambiado y seguirá cambiando, pero la Radio tiene la magia que no tienen otros medios.

La radio tiene una exclusividad que no tiene nadie y es que a partir de una pequeña parte del mensaje que está emitiendo el emisor, el receptor está construyendo toda una realidad sobre la base de su experiencia y eso es una de las fortalezas en la Teoría de las Mediaciones.

Internet es un medio y la radio tiene una ventaja, pues no necesita la imagen. La imagen puede ser creada y la radio no va a perder la inmediatez y ahora con Internet tiene mucha más inmediatez. Buena parte de esa inmediatez se basa en la escasez de los recursos que necesita para transmitir un mensaje.

Hay teorías de que como todo el mundo puede expresarse a través de Internet ya los periodistas no hacen falta y eso no es verdad, porque todo el mundo no es capaz de ver la realidad e interpretarla, buscar las relaciones que existen entre los hechos, sacar una conclusión y ofrecerte una información objetiva que esté soportada por toda una serie de experiencias y además de eso bien explicada, por eso siempre hará falta ese profesional que use las vías tradicionales o no.

El valor de un Reconocimiento

Para mí fue muy importante ese reconocimiento. Yo no soy adicto a participar en concursos, a estar en primera plana y a la vista, en las coberturas yo estoy prácticamente escondido porque estoy junto a la consola para poder grabar con calidad y entonces nadie me ve y casi ni saben que estoy ahí. Y el hecho de que se acordaran de mi persona, y que se reconociera lo que humildemente pude haber hecho, hace que me sienta muy feliz el que me hayan tenido en cuenta

Después de 46 años de trabajo Eduardo González García confiesa que nunca pensó ser periodista, pero el periodismo lo atrapó, por ello confirma emocionado: lo seguiré siendo mientras viva.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar