Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Gilberto Oviedo La Portilla (Papi Oviedo) falleció la víspera a consecuencia de una bronconeumonía. Su cadáver está expuesto en la funeraria de Calzada y K, en La Habana, [ ... ]

Leer más...

Un hombre de Radio Habana Cuba

Temprano en la mañana llego a Infanta 105, edificio emblemático de Radio Progreso y donde se ubica, además, la emisora cubana de todos los pueblos. En el sexto piso, entro a Radio Habana Cuba (RHC) y pregunto por uno de los Subdirectores.

Pedro Manuel Otero, Director de Redacciones Especializadas me recibe y me cuenta por qué él es un "hombre de ahí".

Fue en 1976, una vez graduado de Periodismo en la Universidad de la Habana, que Otero, contrario a sus deseos, llegó a la emisora en donde por más de 40 años ha trabajado y construido su exitosa carrera como periodista.

En Radio Habana Cuba

Cuando me preguntaron qué quería, respondí que cualquier cosa menos radio. Parece que entendieron al revés y me enviaron para acá: a Radio Habana Cuba (RHC). En el año 1976 era una emisora prácticamente desconocida en el territorio nacional, pero en el exterior era muy famosa, recuerda Otero.

Salió al aire en febrero de 1961 y fue anunciada oficialmente por el Comandante en Jefe, Fidel Castro el 16 de abril del mismo año, durante el sepelio de las víctimas de los bombardeos a los aeropuertos de Ciudad Libertad y San Antonio de los Baños, y el 1ro de mayo se identificó, por primera vez, con el nombre que hoy lleva.

El desconocimiento de la emisora en el país en aquellos momentos, se debía a que esta emitía exclusivamente en Onda Corta y hacia el exterior y porque la mayoría de los periodistas que la formaban eran extranjeros; latinoamericanos, refugiados políticos y que utilizaban seudónimos o sencillamente no firmaban. En ese contexto comencé en Radio Habana Cuba y prácticamente no sabía mucho de los que se trataba.

Al transmitir para un público no cubano, eso obligaba a que sus textos, tanto noticiosos como comentarios, tuvieran una tremenda diferencia con el resto de la prensa nacional por su carácter explicativo, la no utilización de siglas comunes para el cubano pero ajenas a un público exterior  así como determinadas palabras. También el ritmo de lectura de nuestros locutores es más cadencioso, más lento. En aquella época Radio Habana Cuba tenía una carta de estilo que la hizo célebre; todos los redactores que pasaban por aquí se iban luego a otros lugares y agradecían el rigor con que se escribía y se hacían las cosas en esta emisora.

Nosotros transmitimos hacia el Norte , Centro, Sudamérica, el área del Caribe, África, Europa Occidental y de vez en cuando por las veleidades que tiene la onda corta, nos escuchan en Japón, en Oceanía, en Asia, en lugares donde no están dirigidas nuestras antenas.

“El trabajo de la radio es verdaderamente interesante cuando tú lo logras conocer y dominar. Yo empecé de boletinero, que era una tarea de ordenar las noticias que se hacían en la redacción central, ni siquiera redactarlas, solo ordenarlas para que tuvieran un sentido una yuxtaposición una intención a la hora de decirlas. Poco a poco fui  ganándome un puesto mejor, de ahí pasé a la redacción principal,  después de reportero, estuve haciendo comentarios, fui luego Jefe de la Redacción Central, hasta que me nombraron en el año 1989 Subdirector a cargo de las Lenguas extranjeras y posteriormente se incorporó la página web, de modo que hoy soy en términos puramente burocráticos: Director de Redacciones Especializadas y del sitio web.”

Hablar retrospectivamente de lo vivido durante 40 años es muy fácil. En el tiempo que he estado RHC he trabajado con personalidades como Dora Guillén, representante del Partido Comunista Paraguayo en Cuba, y con importantes revolucionarios latinoamericanos y nicaragüenses, venezolanos y argentinos que pasaron por aquí e hicieron trabajo periodístico antes de volver a incorporarse su vida revolucionaria.

En Radio Habana Cuba he ganado experiencias magníficas y otras no tanto, pero he tenido la oportunidad de conocer personalidades cubanas y extranjeras tanto del área política como cultural y social: Daniel Ortega, Muamar el Gadafi, al Comandante sandinista Tomás Borge, Ernesto Cardenal, con quien mantuve una amistad y Miguel Descoto. Pero lo más significativo fue pertenecer al equipo de prensa del Comandante en Jefe Fidel Castro.

En casi unos diez viajes que él hizo al exterior, formé parte de su equipo de prensa, eso me dio una experiencia increíble, fabulosa, no solamente por la cantidad de personalidades que pude conocer, sino por el mismo intercambio con Fidel que siempre fue muy enriquecedor. Él siempre fue un hombre que le gustaba conversar con los periodistas y cada vez que tenía la oportunidad se sentaba con nosotros y nos daba sus opiniones y bromeaba, lo que resultaba una experiencia única.

Compromiso con los pueblos del mundo

Hay experiencias maravillosas de oyentes sobre la importancia que ha tenido RHC en sus vidas. Desde Antonio Maidana allá en Paraguay hasta Rafael Cancel Miranda en Puerto Rico que desde sus cárceles escuchaban RHC y era el único medio que tenían a su alcance.

El periodista Pedro Otero presenta en Radio Habana Cuba al periodista venezolano Walter MartínezEl periodista Pedro Otero presenta en Radio Habana Cuba al periodista venezolano Walter Martínez

Ananías Maidana decía: yo cogía para escuchar Radio Habana Cuba un radiecito portátil y amarraba un cablecito a los barrotes, que me servían de antena, y escuchaba bajito lo que decía la emisora. Los prisioneros salvadoreños me decían que escuchaban Radio Habana Cuba y, en ocasiones, nuestra estrategia revolucionaria la conducíamos por ese mismo sendero.

Incluso, dice Pedro Otero, recuerdo, que desde Radio Habana Cuba se transmitía, hacia Estados Unidos, en idioma inglés, una programación confeccionada por cubanos y vietnamitas, algo que los vietnamitas han agradecido siempre y todavía  agradecen de forma especial.  Durante los años más duro de la guerra en Viet Nam, Radio Habana Cuba estuvo ahí transmitiendo, desde aquí hacia Estados Unidos, la verdad que los medios ocultaban sobre los acontecimientos en tierras anamitas.

En ocasiones uno piensa que lo que realiza en los medios de prensa no tiene mucho valor, pero cuando escuchas un testimonio como el de Hugo Chávez diciendo: "yo escuché a Fidel Castro, por primera vez a través de Radio Habana Cuba, cuando estaba denunciando el Golpe de Estado en Chile, cuando dijo: si los chilenos hubiesen tenido las armas en la mano, el golpe de estado no hubiese sido perpetrado".

Una proeza importante que tuvo RHC en sus transmisiones al exterior, fue la tremenda campaña que se hizo por la liberación de Nelson Mandela en Sudáfrica y que los sudafricanos hoy agradecen mucho.

A finales de los años 70 se hizo una encuesta internacional por la Fundación Rockefeller para ver qué emisoras se escuchaban más en América Latina y el resultado fue que Radio Habana, en aquel momento, le disputaba a la Voz de las Américas, casi toda la banda de audiencia latinoamericana, incluso en algunos países era primero que esa emisora americana, y eso demostraba que RHC tenía un tremendo impacto.

Nuestra batalla por contenidos de calidad debe ser perenne, pues esa información que transmitimos la están escuchando oyentes que tienen un compromiso de vida con la Revolución o con una causa determinada y eso te llena de orgullo y enriquece, porque sabes que de una  forma humilde y discreta estás contribuyendo, a través de Radio Habana Cuba, al cumplimiento de esos objetivos tan altamente valorados.

40 años después

El mérito de haber empezado a trabajar en Radio Habana Cuba y estar a punto  de terminar cuatro décadas después en el mismo lugar es inmenso, es mi orgullo. Aquí crecí como periodista y envejecí también, y ha sido un placer. Radio Habana Cuba me hizo lo que soy, tengo experiencia, tengo conocimiento, conocí gente y lo mucho que he aprendido se lo debo a la emisora y esos conocimientos, es mi deber ahora, trasladarlos a las nuevas generaciones.

Pedro Otero recibió recién el reconocimiento al Mérito Periodístico que entregó por vez primera la Radio Cubana a sus periodistas creadores, ante ello comentó:

Este premio reconoce el compromiso del periodista con su medio, con su sociedad y con su profesión. Y compromiso lo digo en primer lugar porque muchas veces hay que estar muy, muy comprometido e identificado con tu trabajo para obviar los tantos obstáculos y sinsabores de esta tarea.

Nuestra prensa está todavía falta de objetividad y con un divorcio entre la realidad y lo que publicamos y creo que para no caer en una depresión por esto,  y sobrepasar la falta de motivación hay que ir enfrentándose a eso con compromiso; pero además necesitas también talento para mantenerte durante tantos años en una tarea que exige de ti cada vez más conocimiento, capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías, a los nuevos escenarios de la comunicación y superar criterios conservadores y superar el rechazo a los cambios.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar