Alina, mujer y periodista

Se le ve cada día en su ir y venir por las calles de la ciudad de Pinar del Río, unas veces con más prisa, pero siempre dispuesta a encontrar la historia que refleje la cotidianidad de la provincia y resulte atractiva para los oyentes de Radio Rebelde.

Alina Cabrera Domínguez hace algún tiempo dejó de ser una mujer común para convertirse en la voz que al “ritmo de la vida” informa del acontecer cotidiano en Vueltabajo y sortea numerosos obstáculos, convencida del rol de la prensa en la construcción de una Cuba mejor.

Quien desde el año 2000 se desempeña como corresponsal de la llamada emisora de la Revolución, aseguró a la ACN que el medio la ha enseñado que el talento es importante, aunque lo es más aún ser una buena persona.

“Cuando comencé tenía mucho temor, pero creces profesionalmente estés donde estés. Mis coberturas más importantes las he hecho en Rebelde, por ejemplo, cumbres de la CELAC, visita del Papa, del presidente Barack Obama, asambleas del Poder Popular, coberturas internacionales, entre otras”, nos cuenta Alina.

“Es muy difícil ser mujer y periodista porque no cuentas con horario, laboras muy temprano en la mañana, por la tarde o en la noche; y te debes “multiplicar”. Si tienes hijos, se torna mucho más complicado. Mi hija decía cuando pequeña que vivía en un trabajo y su mamá trabajaba en una reunión”.

“Te hace mucha falta el apoyo familiar para poder dejar a un lado esas responsabilidades como madre y mujer para encarar los compromisos profesionales; y una de las cosas que mejor sé hacer es trabajar", dijo.

"Hay muchas otras profesiones complicadas para las féminas; pero, ¿qué no asumimos nosotras?; asimilamos el dolor, la pérdida y seguimos. Es una fuerza que no sé de dónde la sacamos”, sentenció orgullosa de su rol en la sociedad, desde la palabra.

Con la guía y el ejemplo de su madre, Cabrera Domínguez ha sabido fraguarse un futuro en el que el pueblo tiene el protagonismo, pues ha dedicado 27 años de su existencia a ser la voz de la gente.

Multipremiada en concursos provinciales y nacionales, Alina remarcó- ahora cuando en el país se celebra la jornada por el Día de la Prensa Cubana- que se requiere ser creativos en el ejercicio del periodismo, sobre todo en la radio pues “es muy fácil cambiar el dial, especialmente en estos tiempos de nuevas tecnologías”.

“Constituye el medio propicio para compartir emociones, y el que más se presta para el periodismo ciudadano debido a la multiplicidad de voces y sonidos -acotó-; pero demanda hacerlo de forma sintética y rompiendo esquemas”.

“La audiencia necesita inmediatez, celeridad; y eso conlleva a una exigencia contigo misma”, puntualizó quien exhorta a escribir y no frenarse por la autocensura. “Hay que hacer y después de hecho, que digan entonces que no se va a publicar, pues no podemos poner nosotros la barrera”.

Este 8 de marzo Alina festejará junto a otras féminas del sector el Día Internacional de la Mujer, orgullosa de ser mujer y periodista; y principalmente, de pertenecer a la emisora fundada por Ernesto Che Guevara en Altos de Conrado, en la Sierra Maestra, el 24 de febrero de 1958.

 

 

 

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar