Arturo Williams Valdés Borbonet: cultivando el gen de la radio

Ya tiene setenta y siete años. No es el muchacho de treinta y tres que exploraba la emisora y soñaba con ser locutor. Es hoy un hombre-radio, y su descendencia cultiva su misma pasión por la magia del sonido.

Ya no transita por los pasillos de la CMHW, La Reina Radial del Centro, pero su corazón está en esta emisora que una vez le abrió las puertas, cuando él apenas tenía unos treinta años y transcurría el 1972.

Era una época donde los realizadores radiales debían conocer unos cuantos artilugios, pero Arturo Williams Valdés Borbonet no se asustó. Su sueño de niño era ser locutor, y aunque a lo largo de varias décadas no logró cumplirlo, llegó a ser un productor, fonotecario y director de programas de renombre en Villa Clara.

Arturo Valdés me enseña con orgullo sus medallas y distinciones alcanzadas por su obra, pero me dice que atesora más sus programas, que se radiaron durante varias etapas de la CMHW, como "Caravana musical", "Combatientes", "Boleros", y "Musical recreativo del domingo". ¿Cómo era la realización radial hace unas décadas? Arturo describe en esta entrevista los rasgos de aquella ya lejana época analógica.

La obra más importante de Arturo es su legado familiar. Su hijo, Osmany Valdés Reyes, locutor y narrador deportivo de CMHW, es prueba fehaciente de ello. Arturo ve realizado en él con alegría su sueño incompleto de ser locutor, y hasta su nieto Samuel Arturo pretende continuar los pasos familiares en el medio radial.

Ya tiene setenta y siete años. No es el muchacho de treinta y tres que exploraba la emisora y soñaba con ser locutor. Es hoy un hombre-radio, y su descendencia cultiva su misma pasión por la magia del sonido.

 

You have no rights to post comments