Díaz-Canel: De este difícil momento también vamos a salir (+Audio)

A combatir «constantemente la burocracia, la mediocridad, el acomodamiento; a desechar todo lo que sea ineficiente, todo lo que frene», convocó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al encabezar la reunión del Consejo de Ministros correspondiente a junio, otro mes difícil para la economía cubana, golpeada por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos y más de 480 días de pandemia.

Tenemos que potenciar todo lo que sea enaltecedor, reiteró el mandatario. La obra de emancipación en medio de esta compleja situación ha sido grandísima, hemos protegido a la población, la vida de nuestra gente a un costo tremendo y, a pesar de todo lo que hemos sufrido por la pérdida de vidas, tenemos uno de los índices de letalidad más bajos del mundo.

Seguidamente, se refirió a los efectos de la política hostil del Gobierno estadounidense, al fuerte rebrote de la covid-19 que está viviendo Cuba y buena parte del mundo, así como a los problemas que se han acumulado por la compleja situación que ha tenido que enfrentar la nación en las últimas décadas. 

A ello se suma la despiadada estrategia de subversión político-ideológica contra Cuba, con sus campañas de difamación, de descrédito, calificando de obsoleto todo lo que hacemos y que la Revolución, dicen, está fuera de tiempo, reflexionó.

Ante todo eso, precisó, tenemos los aportes que nos dejó el 8vo. Congreso del Partido Comunista, sus ideas, conceptos y directrices, que vamos a implementar. La cita partidista, señaló Díaz-Canel, nos definió muy bien las dos direcciones de trabajo fundamentales: la batalla ideológica y la económica, y nosotros tenemos que ser capaces, en ambas, de ser coherentes.

El Presidente hizo alusión al concepto de que es necesario resistir creativamente, que significa que no nos podemos mantener en un estado de confort, esperando a ver qué pasa.

Es resistir, explicó, pero haciendo y presentando propuestas para avanzar, para no renunciar a la prosperidad. El Primer Secretario del Comité Central criticó que buena parte del sistema empresarial aún está detenido, no termina de ser proactivo, innovador; no propone casi ningún cambio para hacer las cosas de modo distinto, que está esperando orientaciones desde arriba.

Nuestro pueblo, valoró, está esperando que luego del Congreso conduzcamos al país a superar esta situación y va a evaluar el trabajo del Partido y del Gobierno por sus resultados. No solo por resistir, apuntó el mandatario, sino por cómo salimos de este momento con nuestros propios recursos y esfuerzos.

En medio de la complejidad que vive la nación, Díaz-Canel definió como luces que guían hacia un mejor momento las 63 medidas «que hay que hacer cumplir» para estimular la producción de alimentos y su comercialización; las 43 medidas que conceden mayores facultades a las empresas estatales; el perfeccionamiento de los actores económicos (empresa estatal, Mypimes, cooperativas y trabajo por cuenta propia); la política para impulsar el desarrollo territorial; y todo cuanto nos falta por hacer en la Tarea Ordenamiento para contener la inflación, con otro grupo de decisiones que se estudian.

Si a esto le agregamos, analizó, que controlemos la epidemia con la vacunación y el plan de medidas, llegaremos a una situación de normalidad que permitirá reactivar la actividad económica y estimular más producciones, salarios, abastecimientos, más turismo y un país seguro para todos.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido volvió a referirse a la medida relacionada con las ventas en moneda libremente convertible, decisión que todavía algunos no comprenden. Si no lo hubiéramos hecho, dijo, el desabastecimiento hoy hubiese sido mucho mayor.

Recordó que esa medida perseguía inicialmente captar la divisa que se fugaba al exterior en función de las compras en otras naciones por parte de algunas personas, con el propósito de lucrar con su ulterior reventa en el país. Con dichos recursos financieros se reaprovisionan las tiendas en mlc, y con el resultado también se abastecen las que ofertan productos en pesos. La industria nacional ha encontrado con la venta al mercado en mlc la posibilidad de financiar la producción destinada a satisfacer parcialmente la demanda en pesos.

En  medio de todas las complejidades que está viviendo Cuba, el Jefe de Estado afirmó que «superamos los retos de los primeros años de la Revolución, superamos el periodo especial y vamos a superar también este momento».

Hay que apoyar todo esto, indicó,  desde la labor del Partido y del Gobierno, con más vínculo con la gente, trabajando con los jóvenes, atendiendo los problemas de la población, explicando una y otra vez, sin cansarnos.

UNA ECONOMÍA GOLPEADA PERO NO DERROTADA

La contracción de la economía cubana en el año 2020 –según los cálculos oficiales– fue del 10,9 %, aseguró el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández, quien recordó que en la Asamblea Nacional del Poder Popular del pasado mes de diciembre se había informado que el estimado del decrecimiento del Producto Interno Bruto del país estaría en el orden del 11 %.

Para 2021, refirió, diseñamos un crecimiento en el entorno del 6 %. En el primer semestre la economía se contrajo un 2 %. La meta sigue siendo que, entre los años 2021 y 2022, recuperemos la caída de 2020. Es complejo, consideró, pero continúa siendo nuestro objetivo. Esto lo asociamos a varias premisas, entre ellas el control de la epidemia, que nos permitiría una recuperación gradual del turismo y de la actividad productiva, y el restablecimiento de los servicios sociales. 

Particularmente sobre el comportamiento de la economía en el primer semestre del año, informó que las exportaciones de bienes han crecido con respecto a igual periodo de 2020; situación que no se comporta igual en los servicios, impactados fundamentalmente por la no recuperación del turismo.

Entre los rublos exportables de mejores cumplimientos mencionó las telecomunicaciones, el tabaco, el níquel, la miel y los productos del mar; por debajo quedan, además del turismo, el azúcar y el ron, aunque este último debe irse recuperando. Se supo también que la exportación e importación de las formas de gestión no estatal han mantenido un ritmo creciente.

El Ministro de Economía y Planificación se refirió a los altos gastos en que el país ha tenido que incurrir en este periodo para importar alimentos y combustibles.

Asimismo, mencionó la inversión extranjera, muy presionada por el bloqueo de los Estados Unidos a la Isla. Es uno de los elementos esenciales, afirmó, que el Gobierno norteamericano se ha propuesto para impedir nuestro desarrollo. La dinámica de la inversión extranjera en el primer semestre –como resultado de las presiones de ee. uu. para desalentarla– es inferior a igual periodo de 2020.

Sobre la producción de alimentos, apuntó que se decrece con respecto al Plan en surtidos como arroz, frijoles, carne de cerdo y leche (aunque con las nuevas medidas debe recuperarse la producción). En tanto, se cumple –aún por debajo de la demanda– con el huevo y la carne bovina.

Gil Fernández destacó que, a pesar de la contracción, en el periodo que se evalúa creció el empleo, asociado a la implementación de la Tarea Ordenamiento y el incentivo que ella genera: 69 300 personas se han empleado en la economía y para finales de año se calcula que la cifra aumente a 140 800. 

El Ministro reiteró que Cuba enfrenta una situación excepcional por el recrudecimiento sin precedentes del bloqueo y 16 meses consecutivos de pandemia, con grandes afectaciones en los niveles de ingresos en divisas al país; lo que, por supuesto, tiene que sentirse en la economía.

Tenemos escasez de oferta, básicamente de alimentos y medicamentos; hay un crecimiento de los precios minoristas por encima de los niveles diseñados en la Tarea Ordenamiento; y se manifiestan fenómenos de especulación, reventa, acaparamiento, lo cual hace que los precios reales que paga la población estén por encima de los oficiales, reseñó.

En medio de eso, aseguró el Vice Primer Ministro, no estamos de brazos cruzados: se han podido mantener los servicios básicos a la población y la canasta familiar normada, así como la generación de electricidad, con muy pocas afectaciones a la población; y se asumen por el Presupuesto más de 4 300 millones de pesos para enfrentar la COVID-19.

Más adelante, puntualizó que el país se ha trazado como prioridades para el segundo semestre controlar la pandemia y restablecer gradualmente las condiciones de nueva normalidad en la actividad económico-social. También in­crementar las ofertas en pesos cubanos y no renunciar al cumplimiento del plan de circulación mercantil minorista, lo cual resulta imprescindible para el control de la inflación, precisó.

Gil Fernández habló, además, de implementar con rapidez e integralidad el perfeccionamiento aprobado de los actores económicos; y cumplir el estimado de ejecución del plan de inversiones, con énfasis en la producción de alimentos, el programa de la vivienda, el turismo, las nuevas fábricas de cemento y la generación de energía. 

Es complejo el contexto, apreció, pero podemos hacer más de lo que estamos haciendo, podemos trabajar con más eficiencia, debemos implementar con agilidad lo que se ha venido aprobando por el Gobierno y no renunciar a alcanzar el mayor nivel de producción nacional posible.

LIQUIDACIÓN DEL PRESUPUESTO DEL ESTADO 2020

Cumpliendo con la presentación al Consejo de Ministros, para su posterior análisis y exposición ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, explicó durante la sesión de trabajo el comportamiento de los principales indicadores que caracterizaron la ejecución del Presupuesto del Estado durante el pasado año.

Según dio a conocer al máximo órgano de Gobierno, el déficit fiscal ascendió a 18 976 millones de pesos, inferior al aprobado en el último y segundo ajuste que fue necesario realizar al Presupuesto del Estado en el mes de diciembre, a partir del efecto de la Tarea Ordenamiento y la consecuente aplicación de la reforma general de salarios y pensiones.

Los gastos de la actividad presupuestada, que es donde se concentran los gastos sociales y la financiación, sobre todo, de los principales servicios públicos, dijo, significaron el 70 % del total. La mayor parte correspondió a los sectores de la Salud Pública y de Educación, que concentraron más del 49 %. 

De manera particular, en lo referido a Salud se financiaron diversas actividades, consultas y servicios, incluidos los gastos asociados al enfrentamiento de la covid-19.

En el caso de estos últimos, aseguró que las cifras superaron lo previsto inicialmente, pues fue necesario respaldar acciones puestas en práctica como consecuencia de la epidemia. Ahí mencionó las garantías salariales a los trabajadores, incluyendo a las madres con niños pequeños.

Específicamente sobre los sectores de Educación, Cultura y Deporte, detalló que los gastos asumieron la reorientación, la financiación y el respaldo a las alternativas que se pusieron en práctica para poder continuar y culminar los cursos.

Asimismo, el Presupuesto del Estado sufragó la garantía salarial a los artistas y también a trabajadores del turismo, que vieron afectadas sus labores.

Con especial énfasis refirió que la contribución territorial para el desarrollo local debe convertirse en la primera fuente para financiar proyectos que tributarán a las estrategias municipales del desarrollo territorial. Como parte de estas acciones, precisó, se recaudaron en 2020, mil 13 millones de pesos que beneficiaron a los presupuestos municipales, y se emplearon en función del desarrollo local 327 millones, sobre todo, para la reparación y el mantenimiento de obras sociales.

Con la aprobación de las estrategias para el desarrollo territorial en 128 municipios, valoró, se debe y es necesario que estos ingresos se erijan en ellos como la primera fuente de financiamiento para proyectos productivos y de servicios.

Igualmente, el Presupuesto del Estado financió actividades de la ciencia y la innovación; en tanto la Seguridad Social respaldó y protegió a más de un millón 167 000 personas, entre pensionados y jubilados.

En un año tan difícil, en el cual se vivieron situaciones excepcionales, el desempeño financiero de la actividad presupuestada ratificó el carácter social del Presupuesto del Estado, a partir del cual fue posible respaldar los servicios sociales básicos de la población, poniendo como centro de atención la salud de los cubanos, aseguró Bolaños Weiss.

Acerca del sector empresarial, comentó que se respaldaron las inversiones y los programas priorizados, entre los cuales mencionó la vivienda, el hidráulico, las obras de infraestructura de viales, de conservación y protección a la flora y a la fauna, y las fuentes renovables de energía.

Al referirse a los aportes de las formas de gestión no estatal, apuntó que fueron inferiores a lo planificado, lo cual es consecuencia del impacto de la COVID-19, al estar limitado en su ejercicio un grupo de actividades del trabajo por cuenta propia, así como de las medidas fiscales adoptadas para el enfrentamiento a la epidemia.

El miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, insistió en la necesidad de revisar, corregir y cambiar conceptos como la nociva práctica de convivir con déficit del Presupuesto y pensar que el Estado asumirá los gastos que se generen como consecuencia de insuficiencias, deficiencias y problemas en el funcionamiento de las instituciones.

En tal sentido, indicó incrementar el rigor en el tratamiento a estos asuntos, empezando por el propio Ministerio de Finanzas y Precios como guardián del Presupuesto del Estado.

CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

El Consejo de Ministros aprobó una estrategia integral de prevención y atención a la violencia de género y en el escenario familiar, «que pretende remover las bases estructurales y culturales que sustentan la violencia de género, así como perfeccionar y generar nuevos mecanismos de protección a las víctimas y sobrevivientes», según explicó Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas. 

El objetivo esencial de dicha estrategia, fruto del trabajo colegiado de varias expertas en el tema, afirmó, es garantizar la respuesta integral e integrada para la prevención y atención efectiva a la violencia.

La Secretaria de la FMC detalló diez objetivos que van desde implementar una estrategia integral de comunicación social para el desarrollo con perspectiva de género y derechos humanos; garantizar la educación y la formación del personal de instituciones, entidades, organismos y organizaciones vinculados con la prevención y atención de la violencia de género y en el escenario familiar; hasta implementar protocolos sectoriales e intersectoriales para la atención integral e integrada a la violencia de género en diferentes ámbitos.

También aspira a reforzar los mecanismos de protección de los grupos con mayor vulnerabilidad a la violencia de género, así como de otras formas de violencia en el escenario familiar; y perfeccionar el marco jurídico nacional, en coherencia con el marco jurídico internacional, la Constitución de la República y el Programa Nacional de Adelanto de las Mujeres.

ZAFRA AZUCARERA CON NÚMEROS ROJOS

El presidente del Grupo Azucarero Azcuba, Julio García Pérez, informó a los miembros del Consejo de Ministros los resultados de la zafra azucarera 2020-2021, una de las peores que se han realizado en la historia del país, al quedarse solo en un 66 % de cumplimiento del plan.

Esta realidad, argumentó, estuvo provocada por dificultades financieras; afectaciones climatológicas; problemas acumulados en la infraestructura de los centrales; la indisciplina laboral y tecnológica y en la dirección.

Según dio a conocer, la pasada zafra se caracterizó por un alto tiempo perdido en la cosecha y el transporte; deficiencias organizativas y de dirección en los colectivos de corte; bajo cumplimiento de la tarea en el horario de la madrugada y la mañana; equipos rotos por varias horas con solución, y baja la calidad de la materia prima entrada a la fábrica, que no logró los índices de madurez esperados.

Asociado a este tema, el Primer Ministro explicó que en días recientes, tras analizar de manera crítica este informe, el Comité Ejecutivo aprobó la creación de un grupo de trabajo que evaluará integralmente la situación de la zafra azucarera, la industria y las tierras dedicadas al cultivo de la caña, así como la producción de azúcar y sus derivados en el país.

Teniendo en cuenta los resultados que se obtengan, dijo, se adoptarán las medidas que correspondan para garantizar en un futuro la vitalidad de estas actividades, que tanto han significado en lo económico y en la historia de Cuba.

Al intervenir en este punto, el Presidente de la República subrayó que es imprescindible cambiar la manera en que se ha hecho la zafra hasta el momento e incorporarle otra forma de pensamiento, para lograr los resultados que necesitamos.

Asimismo, enfatizó en la necesidad de capacitar a la fuerza de trabajo, sobre todo a quienes deciden los procesos, que es donde se marcan la eficiencia de la zafra, la calidad del azúcar y finalmente el rendimiento de la caña.

Especial énfasis puso en la preparación que se debe conceder a los directores de los centrales para que gestionen mejor la zafra azucarera, así como a la búsqueda de quienes más saben sobre estos temas para poner sus conocimientos en función de mejores resultados.

Como parte de la reunión del máximo órgano de Gobierno –donde además participaron los miembros del Buró Político Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República; y Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central– se presentó también una síntesis de los resultados de las acciones de control a los procesos de Liquidación del Presupuesto del Estado 2020 y a la elaboración del Anteproyecto 2021.

La agenda incluyó una información sobre el Ejercicio Nacional de Autocontrol con la ejecución de auditorías estratégicas; los resultados de la inversión extranjera en el año 2020 y el primer semestre de 2021; la presentación del plan de asignación anticipada de estudiantes de la Educación Superior y de técnicos de nivel medio, que concluyen sus estudios en diciembre de 2022; el Plan de Ordenamiento Urbano del Sector g de la Zona Especial de Desarrollo Mariel; y el estado de cumplimiento de los proyectos con plantas forrajeras proteicas.

De igual manera, se conoció el informe de rendición de cuenta e información de gestión del Ministro de la Construcción y el dictamen correspondiente; los resultados del Proceso de evaluación de los cuadros del Estado y del Gobierno; así como las propuestas de ajustes presupuestarios en el ejercicio fiscal 2021 y las directivas generales del Anteproyecto de Presupuesto para el 2022.

Finalmente, y aprovechando la amplia representación de dirigentes de todo el país, el Primer Ministro comentó acerca de las más recientes decisiones adoptadas por el Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19 y que ya han comenzado a implementarse en el territorio nacional.

En tal sentido, explicó detalladamente sobre la constitución de comisiones temporales de trabajo –integradas por viceprimeros ministros, representantes del Partido Comunista y otros organismos– que se enviaron a las provincias con mayor transmisión de la enfermedad, para ayudar a conducir las acciones de enfrentamiento, así como organizar y controlar el trabajo que se realiza en cada uno de esos territorios, a partir del nuevo Plan nacional de medidas diseñado para dar respuesta al actual escenario epidemiológico. 

*Escrito por Leticia Martínez Hernández y Yaima Puig Meneses

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario