Avanzar en la recuperación, en el más breve plazo posible (+Audio)

Con huellas del huracán Ida aún por restañar, comienza ahora un período de recuperación tras los daños ocasionados por el fenómeno meteorológico que se concentran fundamentalmente en las viviendas, la agricultura, la generación de energía eléctrica, y en postes y árboles derribados, en las provincias de Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque y el municipio especial Isla de la Juventud.

Así trascendió durante la reunión que este sábado sostuvo el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno encabezado por el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y conducido por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, donde se evaluó además la situación epidemiológica del país y la tensa situación con la cobertura de oxígeno medicinal a instalaciones hospitalarias.

La máxima autoridad del gobierno en Pinar del Río, Rubén Ramos Moreno, habló de daños preliminares que aún se evalúan, y de las diez mil personas que debieron ser evacuadas, de las cuales alrededor de mil se mantienen aún en sitios seguros porque viven en zonas con peligro de inundación.

Los daños en las viviendas – fundamentalmente parciales de techos-, se localizan en los municipios de Los Palacios, Consolación del Sur y La Palma, territorios que quedaron más expuestos a las lluvias y los vientos, señaló Moreno. 

Un total de 103 oficinas de trámites evalúan en la provincia los daños ocasionados por el fenómeno meteorológico. Los tres municipios anteriores y Viñales igualmente reportan las mayores incidencias en la generación de energía eléctrica, entretanto, las afectaciones en el resto del territorio pinareño han resultado mínimas.

El maíz y la yuca, además del plátano, son los cultivos más impactados, consideró el gobernador, aunque consideró que las pérdidas no son significativas.

Artemisa, que vivió el impacto de Ida, mostraba hasta el mediodía solo un 36 por ciento de la cobertura de la provincia con energía eléctrica, aunque el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez enfatizó que los cuatro hospitales artemiseños no han dejado de mantener vitalidad.

Las mayores dificultades con la generación eléctrica en territorio artemiseño estuvieron en San Cristóbal, aunque también se trabaja en el resto de los municipios. Las interrupciones repercutieron en el corte de abasto de agua a más de 280 mil personas.

Alquízar y Güira de Melena reportan daños en más de mil hectáreas del cultivo del plátano, aunque en el caso del cultivable y de fomento fueron preservados.

 

Otra de las provincias occidentales, Mayabeque, también fue impactada en menor medida en la agricultura, señaló Tamara Valido al informar ante el Grupo Temporal de Trabajo. Un total de 712 hectáreas sembradas con varios cultivos tuvieron algún tipo de afectación, lo cual no se considera alto.

Quivicán recibió el mayor volumen de precipitaciones tras el paso del huracán Ida.

En el municipio especial de la Isla de la Juventud, el primero que recibió los embates del huracán, ya se había avanzado en el cuarenta por ciento de la rehabilitación de los circuitos eléctricos, en las zonas de La Fe y La Damajagua, las localidades más afectadas, afirmó el Intendente Adiel Morera Macías.

Se trabaja en un circuito entre las dos localidades para dejarlo rehabilitado, en tanto los centros vitales del municipio ya funcionan.

Otros daños se localizan en 60 viviendas en afectaciones parciales de techos y otras 17 totales. Mientras, las oficinas de trámites están activadas y en la agricultura las afectaciones principales se localizan en cultivos como el plátano, maíz y calabaza.

Tras el paso del huracán Ida por la parte más occidental del país, se ha iniciado la fase recuperativa, de forma ordenada, como dijera el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, lo que conlleva un levantamiento de los daños para actuar con celeridad en aras de buscar soluciones con los recursos que dispone el país.

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario