Universidad de La Habana: referente de solidaridad y amor (+Audio)

Los tiempos que vivimos fueran mucho más complejos, si los jóvenes no se hubieran sumado al enfrentamiento a la pandemia y al trabajo comunitario en los barrios, aseveró el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante el encuentro que sostuvo este jueves con estudiantes y profesores de la Universidad de La Habana.

El intercambio, que centró su debate en el aporte decisivo de los jóvenes en la labor social en las comunidades, evaluó temas de impacto en los barrios a partir de las experiencias narradas por los universitarios al Jefe de Estado.

 “Se han debatido cuestiones que tienen que ver hasta con la sensibilidad de quienes dirigen procesos, hasta problemas que tienen que ver sobre cómo la gente está enfrentando determinadas problemáticas, o sea, que hay un pensamiento integral, de profundidad, y hay compromiso, porque lo han vivido y ustedes han estado participando”, reflexionó el mandatario cubano.

En ese sentido, Díaz-Canel subrayó que “no nos imaginamos en qué circunstancia pudiéramos estar de más complejidad en momentos como este, si no hubiera sido por la manera en que los jóvenes se involucraron en todas estas problemáticas de la pandemia y en la participación también en el trabajo en los barrios”. 

Durante dos horas de diálogo amplio y franco en el Palacio de la Revolución, estudiantes y profesores de la Universidad de La Habana contaron conmovedoras historias al Presidente cubano acerca de la participación de los estudiantes en los centros de aislamiento y en otras tareas relacionadas con el enfrentamiento a la COVID-19, hablaron de la atención a los vulnerables, de los problemas identificados en cada barrio, de las insatisfacciones de la población en diferentes ámbitos de la sociedad, de la importancia de que algunos cuadros en las diferentes estructuras manifiesten sensibilidad ante las inquietudes y las posibles soluciones a los planteamientos de las personas.

Con un lenguaje directo y muy sincero, los jóvenes expusieron sus preocupaciones y ratificaron el compromiso de servir a la Revolución. 

A que la Universidad de La Habana siga siendo un referente de solidaridad y amor convocó José Alejandro Ricardo, Secretario del Comité de la Unión de Jóvenes Comunistas en ese centro de altos estudios.

La Universidad en estos tiempos de pandemia no se ha detenido, afirmó, y en las últimas semanas viajaron a Matanzas y Cienfuegos, en medio de complejos escenarios epidemiológicos.

 “Hemos crecido en valores y ratificamos que los jóvenes estamos comprometidos con Cuba”, afirmó.

Al concluir el provechoso intercambio con los estudiantes y profesores de la Universidad de La Habana, como parte de los encuentros que ha sostenido en las últimas semanas con varios sectores de la sociedad, el Presidente Díaz-Canel aseguró que todas las opiniones que surgen de estas reuniones se están procesando con las instituciones del Gobierno, el Estado y también con el Partido Comunista. 

“Estos encuentros nos han aportado mucho, por ideas, por propuestas que se han hecho, y por críticas que se han hecho a la manera en que debemos concebir los procesos, a la integralidad con la que hay que proyectar las tareas, y también nos han dado muchas ideas de hacia dónde orientar el trabajo social, las políticas públicas, la atención a los más vulnerables, cómo buscar una participación mayor, y cómo logramos que el país se vaya fortaleciendo en todos los elementos de interacción de gobierno y de pueblo”, consideró Díaz-Canel.

Con la certeza de que en las aulas universitarias también se forja el futuro de la nación, transcurrió el enriquecedor intercambio que sostuvo el Presidente de la República con estudiantes y profesores de la Universidad de La Habana. 

Con desbordante pasión, los jóvenes, como parte de las brigadas de trabajo social, contaron las experiencias vividas en los barrios de la capital con mayores complejidades, hasta donde han llegado para adentrarse en las preocupaciones de su gente, dando un aporte medular a los esfuerzos que hace el gobierno para transformar y mejorar la calidad de vida en esas comunidades.

 

 

Escribir un comentario