Una transformación directa al alma de las personas (+Audio)

El miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz afirmó que la principal inversión hoy en los barrios debe estar encaminada al alma de las personas. “Hace falta amor y mucha espiritualidad en todo lo que hacemos para hacer sostenible todo el esfuerzo que se realiza en los barrios”, acotó, “la principal huella es ponerle ese amor, esa huella que llegue al alma de las personas en el barrio”.

Marrero participó en una reunión de actualización de la estrategia de desarrollo en el municipio de Centro Habana y conoció además del impacto de las acciones en los Consejos Populares de Los Sitios y Dragones, durante un intercambio al que asistieron además el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, el Ministro de la Construcción René Mesa y otras autoridades del Partido y el Gobierno en el municipio capitalino.

La importancia de completar todas las estructuras de las organizaciones en los barrios -los CDR y la FMC-, fue definida como clave. “Primero porque son los que tendrán después que continuar esa tarea, pero hoy por hoy son los que van a hacer sostenible lo que estamos haciendo”, manifestó Marrero Cruz. Es una experiencia de transformación de las comunidades que llegó para quedarse, y que deberá seguir perfeccionándose.

La importancia del líder comunitario fue resaltado por el Primer Ministro, porque apoya y logra expandir conocimientos.

Como parte de la agenda de la reunión, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz intercambió sobre la iniciativa “Hacia un ecosistema integral de desarrollo inclusivo y sostenible en Centro Habana”,  que favorece la dinámica de impulsar el desarrollo estratégico en este municipio con el aporte de la Universidad de La Habana y la CUJAE, un programa aprobado durante el pasado mes de agosto y que contempla cuatro componentes principales vinculados a las competencias municipales, la sistematización de experiencias,  el plan de acciones y un grupo gubernamental multidisciplinario.

El concepto de desarrollo local, la necesidad de identificar las principales fuentes de transformación en cada municipio, resultó otro de los asuntos en el intercambio realizado por Manuel Marrero Cruz con autoridades de Centro Habana.

A propósito de la experiencia de la iniciativa, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz apuntó lo necesario de lograr sostenibilidad en cada uno de los proyectos aprobados, y la posibilidad de convertir al municipio de Centro Habana en una experiencia sobre cómo se puede avanzar desde la participación de todos los actores. 

La agenda de trabajo del miembro del Buró Político comenzó muy temprano en la mañana de este viernes, cuando llegó al proyecto sociocultural Quisicuaba, liderado por el Doctor Enrique Alemán, su presidente desde el año mil 992, ubicado en la populosa barriada de Los Sitios.

Allí dio seguimiento a las acciones derivadas de una anterior visita del presidente cubano hace algunas semanas, vinculadas con la ampliación del comedor que asumirá la alimentación gratuita de los seis Sistemas de Atención a las Familias en el municipio de Centro Habana, número que se amplia ahora hasta 3 mil personas. Una experiencia de infinito amor y sensibilidad por la comunidad, sobre cómo interactuar junto a otros actores de la sociedad.

Para lograr la sostenibilidad del proyecto se aprobó un campamento agropecuario integral de vida, ubicado en San Antonio de los Baños que funcionará como un centro de vida asistida, confirmó el especialista principal Andrei Hernández. 

El Primer Ministro Manuel Marrero recorrió varios sitios aledaños a la sede del proyecto Quisicuba: una bodega, un agro, una ciudadela, habló con los vecinos, indagó; también interactuó con algunas de las personas que reciben hoy el servicio de alimentación brindado por ellos de manera gratuita.

Al final de su periplo por el proyecto sociocultural Quisicuaba, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz escribía en el Libro de visitantes: “Un honor visitar este proyecto que más que un proyecto espiritual, social, comunitario, esto es Patria, esto es Cuba. Y con una palabra trasmito al Doctor Enrique Alemán y todos sus hermanos y colaboradores, el agradecimiento de nuestro pueblo, esa palabra es gratitud mil gracias por lo que hacen”.

Como en otros municipios de la capital del país, en Centro Habana también se le pone Corazón a Cuba, desde proyectos que enaltecen el alma, ratifican humanismo y contribuyen también a mejorar la calidad de vida de las personas, rehabilitar nuestro patrimonio cultural y material, y a sacar lo mejor de sus más de 140 mil habitantes. 

 

 

 

Escribir un comentario