Canciller de Cuba rechaza injerencia de EEUU ante intento subversivo (+Audio)(+Video)

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó la injerencia del Gobierno estadounidense en los asuntos internos del país, así como su respaldo a los intentos de desestabilización social en momentos de celebración nacional. Ante el cuerpo diplomático acreditado en el país caribeño, el titular de Relaciones Exteriores aseguró que la nación no va a permitir la agresión persistente de Washington.

Además, denunció los intentos intensos y constantes, agudizados en los últimos meses a favor de la desestabilización interna, para dañar la paz social con el objetivo de afectar las celebraciones en la nación caribeña.

En la comparecencia Rodríguez señaló que la agresión desde el exterior, con el empleo de agentes internos reclutados, financiados y organizados por el Gobierno estadounidense, busca perjudicar la reapertura de económica y social del país.

«Con el estricto apego a nuestra Constitución y el consenso que nos caracteriza, el pueblo defenderá el orden público», enfatizó.

Asimismo, agregó que el eje fundamental de este asedio, con intervención de altos funcionarios de la Casa Blanca, otras agencias norteamericanas y figuras gubernamentales, trata de mostrar a Cuba como un Estado fallido.

“El eje central de esta operación organizada desde centros de poder en Estados Unidos, en ejercicio de la política oficial del gobierno de EE.UU., con intervención de altos funcionarios de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y otras agencias, con la intervención permanente de senadores y congresistas anticubanos, conducen a consecuencias que en otros países han provocado conflictos y guerras militares”, afirmó.

Este enfoque se utiliza para recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la isla, subrayó.

“El gobierno de Estados Unidos sabe perfectamente que, con las campañas que arreció en los últimos meses, intenta provocar situaciones de sufrimiento en nuestro pueblo, en la esperanza de que generen condiciones para un estallido social”.

El ministro cubano denunció que, para desestabilizar el país, se utiliza una poderosa maquinaria comunicacional: “Intentan construir, desde la mentira y la irrealidad, un escenario virtual inexistente en la esperanza de convertirlo en un escenario real que no existe en Cuba”.

El canciller dijo que a pesar de estos intentos, Cuba celebra la reapertura de la economía y el turismo, la isla reinicia el curso escolar de forma presencial y rinde homenaje a sus científicos y trabajadores de la salud.

En otro momento de su intervención informó a los diplomáticos que los grupos privados que se han establecido en Facebook realizan prácticas en violación de las leyes cubanas, y las llamadas políticas de comunidad que la propia plataforma establece.

En Facebook –afirmó– existen grupos privados que realizan actividades ilegales, y desde donde se alteran mecanismos de geolocalización para simular la presencia masiva en Cuba de personas que radican en otro país, fundamentalmente en la Florida.

“Facebook podría ser perfectamente, con estricto apego a la ley, demandada por estas prácticas contra Cuba”, subrayó.

El canciller denunció, también, que se viola el derecho de un Estado soberano en ejercicio de la libre determinación al intervenir en sus asuntos y forzar un cambio de régimen por decisiones estrictamente políticas

Exigimos el derecho de Cuba a la paz y la estabilidad ciudadana ante una potencia que quiere alterarla.

Rodríguez llamó la atención sobre el hecho de que, hasta este 10 de noviembre, ya son 29 las declaraciones de funcionarios del gobierno de EE. UU. y de figuras influyentes de ese país, dirigidas a orientar e instigar acciones de desestabilización. 

“Cuba jamás permitirá acciones de un gobierno extranjero en nuestro territorio, tratando de desestabilizar el país”, destacó y añadió que en dichas declaraciones solicitan a algunos gobiernos a que se sumen a estas acciones contra Cuba.

Rodríguez Parrilla informó que, solo durante el mes de octubre, la embajada de Estados Unidos en La Habana, ha publicado en Twitter un total de 59 mensajes, 36 de los cuales están relacionados con un intento de alterar la estabilidad interna de Cuba: “De una manera desvergonzada, tres de esos tuits, se refieren a la supuesta ayuda del gobierno de Estados Unidos al pueblo cubano en estas circunstancias, incluyendo las garantías a un mayor acceso a alimentos, medicinas y suministros médicos”.

“Mienten desvergonzadamente, no ha habido ningún ofrecimiento de ayuda del gobierno de Estados Unidos, ni humanitaria ni de ninguna índole a lo largo de toda la pandemia; ni siquiera cuando se produjo la avería de la planta productora de oxígeno se concedieron licencias específicas para enviar oxígeno a Cuba”, afirmó y agregó que no se ha enviado una sola tonelada de medicina ni alimentos a la Isla por parte del gobierno norteamericano.

El canciller denunció que Washington continúa aplicando medidas que impiden la reunificación familiar, los viajes, el otorgamiento de visado, y no permiten que, ciudadanos cubanos residentes en terceros países con doble ciudadanía, puedan entrar a territorio estadounidense con esos pasaportes.

De manera más reciente –dijo– exigen a los ciudadanos cubanos que deseen viajar a Estados Unidos un certificado de vacunación con inmunógenos reconocidos por la autoridad regulatoria estadounidense o la OMS: “Espero que la OMS actúe en apego a sus propias normas y tomando en cuenta las circunstancias de emergencia que se viven hoy en el planeta”.

“No deja de ser discriminatorio que no se permita a los cubanos entrar a territorio estadounidense portando certificados con pleno valor legal de haber sido vacunados con vacunas cubanas, cuya eficacia ha quedado totalmente demostrado”, aseveró.

Rodríguez Parrilla subrayó que, durante los dos años de pandemia, el gobierno de Estados Unidos ha sido incapaz de ofrecer ayuda humanitaria a Cuba: “Ha roto la tradición de gobierno republicanos o demócratas que lo hicieron ante huracanes y desastres naturales en el pasado”.

Solo ahora –informó el ministro– Washington tiene el propósito de enviar un millón de dosis de una de sus vacunas a Cuba, en un momento donde casi toda la población está vacunada y se celebra el control de la pandemia en el país.

Están ofreciendo vacunas a una población ya vacunada, con requisitos injerencistas y la condición de hacer estudios clínicos con sus vacunas para cerciorase de que sean compatibles con las cubanas, afirmó

Si esa oferta es seria, sincera y responsable, nuestro país la reconocería como un paso en la dirección correcta. Hemos ofrecido que utilicen esa donación junto a las cubanas para un país altamente necesitado de ellas, con participación del personal de la salud de ambos países para su aplicación.

El Canciller señaló que el financiamiento federal para la guerra contra Cuba en diversos aspectos se ha incrementado e influye de manera permanente. Solo en septiembre de 2021 se movió un paquete de 6 millones de dólares de la Usaid en el negocio contra Cuba, para promover actos de desestabilización.

No hay acciones autóctonas de desestabilización en Cuba, señaló el ministro.

Pueden recorrer nuestras calles y verán la alegría de los cubanos ante este momento de apertura de nuestro país y de cercanía de un nuevo año. Mientras, EE. UU. sigue atacando a Cuba y despilfarrando el dinero de sus contribuyentes.

Utilizaremos las leyes. No permitiremos que se invoque la Constitución para violentarla. Impediremos cualquier forma de intervención. Durante 60 años hemos defendido y defenderemos la Patria al precio de nuestra vida, significó Rodríguez.

La política de Estados Unidos no va a funcionar. Despierten de ese espejismo. No va a ocurrir.

“Nuestro pueblo continuará haciendo los mayores esfuerzos para sortear las dificultades económicas que padecen todas las familias cubanas, y lo haremos con nuestro trabajo y pensando en nuestros propios recursos”, añadió.

El ministro cubano sentenció que se impedirá cualquier tentativa de injerencia e intervención contra la independencia y la soberanía de Cuba.

 Rodríguez Parrilla reiteró que la política de Washington hacia la Isla es disfuncional, obsoleta, anclada en el pasado, ineficaz y costosa para los contribuyentes estadounidense.

En ese sentido, el ministro solicitó la solidaridad de la comunidad internacional, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y agradeció las muestras solidarias de muchas personas en todo el mundo hacia la Mayor de las Antillas.

Denunció, además, que existen amenazas contra embajadas cubanas y contra corresponsales de la prensa extranjera acreditados en La Habana.

“Reclamo al gobierno de Estados Unidos que cese las acciones desde territorio estadounidense de acoso contra periodistas”.

El Canciller defendió el derecho de los Estados a la independencia y al ejercicio de la soberanía. Reiteró que nuestro pueblo va a ejercer su derecho a la paz a celebrar, derrotando las medidas contra Cuba.

No van arruinar nuestra celebración. 

Fuente. Granma, Cubadebate, RRebelde, TW / Editoras. María Salomé Campanioni, Carmen Torres