El poder del amor en la nobleza de un niño (+Video)

Con una parálisis cerebral y a más de un año con su madre fallecida, el niño Cristian de 13 años de edad, vive con la fuerza de su familia y de amigos que le brindan el amor que merece.

Hace un mes inauguraron un parque infantil cerca de su casa en la comunidad Rancho Jalisco, del municipio Boyeros en La Habana. El terreno fue donado por un vecino y el niño Cristian fue el primero en entrar junto a las autoridades del Partido y el Gobierno. Cuentan quienes estuvieron presentes que en medio de su alegría hizo que viniese a saludarlo su más fiel amigo.

Cuando en tiempos pasados hubo un incendio en el barrio, el niño Cristian pidió que uno de los bomberos se fotografiara con él. Es tal vez, el mismo sentimiento que lo impulsa cuando ve a su Jefe de Sector, quien aprovecha su status para que se porte bien.

Apenas llegamos a conocerlo y luego, casi en la despedida, le pidió al equipo de realización que le dejaran utilizar la cámara. Quiso mostrarnos cómo se transforma su localidad que está comprendida dentro de los 62 barrios capitalinos de atención social diferenciada. El alumbrado público, la reparación y modificación de la bodega, que una nueva tienda se levanta. Hasta su propia vivienda está siendo reparada y él está, a pie de obra.

El niño Cristian es así con todo. Su historia por simple que parezca trasciende sueños en Jalisco, quizás por el misterio de su inocencia y la bondad de quienes lo quieren.

 

Escribir un comentario