51 abriles para la "Novia sonora del Golfo de Guacanayabo" (+Video)

Ya ha transcurrido algo más de medio siglo desde que aquel 5 de abril de 1970, cuando al sur de la provincia de Las Tunas y por iniciativa  de Armando Hart y Haydée Santamaría, se creará una emisora de radio.

Es así y en medio de la zafra de los 10 millones que surge Radio Maboas. Desde entonces tiene la misión de informar, educar, recrear y impulsar la cultura a quienes están al otro lado del receptor.

Desde esa fecha ocupa la frecuencia de los 1450 kilohertz, con una programación variada y atemperada a cada momento, sin descuidar lo gustos y las preferencias de quienes día a día la siguen.

Hoy llega a 51 abrirles, con una probada eficacia en su misión de recrear, orientar e informar en medio de un complejo escenario, cuando el mundo, del que formamos parte, se enfrenta a una terrible pandemia que nos impone el distanciamiento físico.

Hoy se habla de la digitalización de esta planta radial, lo que forma parte de las ventajas de las tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas a la programación, que  se encarga de amplificar la señal de este sonido para extender su abrazo sonoro hacia otros confines universales.

Nuevamente la  Novia Sonora del Golfo de Guacanayabo, celebra un año más de su permanencia en el éter, siempre fiel a los principios de su Revolución, la misma que hizo posible su existencia.

Ha transcurrido un poco más  de cinco décadas y los nuevos tiempos convocan a otras batallas, por la defensa de la soberanía nacional, la construcción de un mundo mejor y posible para Cuba y el resto de la humanidad.

En este nuevo aniversario, el compromiso sigue en pie, se mantendrá como artillería pesada de la Revolución, formará parte del combate contra lo mal hecho y sus trabajadores tienen el reto de  brindar cada día, un producto de calidad ascendente, más cercano a sus radioescucha, donde se reflejen sus intereses y preocupaciones.

Así seguirá adelante Radio Maboas, la Novia Sonora del Guacanayabo, siempre en la preferencia de sus oyentes.