Ese sello íntimo que distingue a Radio Enciclopedia (+Video)

Imaginé muchas veces escribir algo bello que llegara como reconocimiento a los que hacen soñar con melodías y voces cálidas desde Radio Enciclopedia. Entonces era solo una oyente más, entre tantos.

Prefería, por momentos, desde la intimidad del hogar u otros espacios, escuchar su timbre inconfundible, viajar imaginariamente con esa riqueza musical hasta lugares insospechados, adonde me llevara la mente; remontarme a otras culturas, otros países, otras épocas de mi tierra, disfrutar de la sensación de estar en la piel de sus autores e intérpretes, y de sus vivencias.

Por intuición, sabía que detrás de esa cortina de buena poesía instrumental había un gran equipo de directivos, profesionales y técnicos prestos a poner la calidad en el lugar que merece su audiencia, muchas veces desde el anonimato, pero he constatado, ya más cerca de ellos, que ha sido y es mucho más.

Integrar este colectivo es beber de la virtud  y enhorabuena  adentrarse en un mundo de sensibilidad, buen gusto y compromiso. Sus 59 años de marcha no han logrado disminuir su entusiasmo y sus ganas de hacer, de mantenerse joven, activo y fresco para su público. Por eso, para muchos es un referente de las metas, al que habrá que acudir cada día si se quiere permanecer entre los escogidos en el ámbito radial.

 

 

Por la manera inequívoca en que ha sabido sortear todos los escollos que le ha puesto el diario quehacer y seguir adelante, porque se sabe fuerte en todo lo que hace a su paso, nos hace bien saber que Radio Enciclopedia continúa ahí, con esa larga historia que nos enriquece, con ese dejo afable que impregna en los demás, como queriendo demostrar la grandeza que le sale desde dentro.

Ha sido meritoria la forma  en que poco a poco nos ha ido ganando siempre a su favor, porque su mayor mérito, sin ser perfecta, es ser especial en lo que hace, contagiar a todos con su selecta música bien pensada, tanto nacional como internacional, el tono cercano de la locución femenina, el comentario musical oportuno, las notas enciclopédicas y artículos del acontecer cultural en el país y del mundo, el recordatorio histórico que nos acerca a las esencias de la Patria…

Esa fortaleza y buen gusto musical que irradia es admirable y sus hacedores son como una colmena laboriosa y solidaria que se esfuerza cada día en escalar nuevos peldaños, con esa virtud de su empeño en las cosas que lleva de la mano, por un mundo sublime de belleza espiritual que contagia, sabiendo que su emisión sonora llega también con beneplácito a muchos lugares del mundo.

Este aniversario 59 es una buena ocasión para transmitirle el afecto y cariño a tantas personas, dentro y fuera de Radio Enciclopedia, en especial a sus fieles oyentes, a los que prefieren sintonizar la emisora por momentos o de manera frecuente, a los que se han venido sumando desde aquel 7 de noviembre de 1962 a esa magia permanente de su estilo único.

Muchos años más cumplirá este colectivo de hacedores de sueños –al que orgullosamente pertenezco– manteniendo lo que lo distingue, dando muestras de esas ganas de compartir lo mejor del ámbito instrumental que lo caracteriza, con renovados bríos.

¡Felicidades para los grandes corazones que laten junto a Radio Enciclopedia!