Marta del Río, la reina de los dramatizados

Es el primer rostro de la radio y la televisión que conocí personalmente. Visitaba con un grupo de amigos a su esposo, el camagüeyano, oficial del ejército rebelde, doctor Rodolfo León, (Macho León) para los allegados. Fue en 1962 y Martica se disponía a ensayar un programa de televisión con algunos galanes, entre ellos, Jorge Marx, Carlos Barba y Rolandito Barral, ya que aún se encontraba de reposo después de haber traído al mundo a su primogénita Yohanka.
Todos la recuerdan de la pequeña pantalla, pero Martica es una figura reconocida no sólo de la televisión y el teatro, sino también en la radio.

Y ya que hablamos de radio, por qué su predilección por Radio Progreso, le pregunté un día?

"Había trabajado ya en otras emisoras pero Radio Progreso me absorbió de tal forma que llegué a considerarla mi casa, desde un día que Juan Ramón González Ramos, siendo Jefe de Programación, me llamó para que asumiera un protagónico al lado de Raúl Selis, en la novela de las dos, sustituyendo a Marta Velasco, que debía viajar al exterior. Raúl Selis y Julio Capote, fueron los galanes con los que más trabajé."

A partir de ese momento Marta del Río fue un nombre que se hizo familiar en los dramatizados radiales, fundamentalmente Estudio cuatro, La novela de las dos y el histórico seriado Así se forjó la Patria, siempre en papeles protagónicos. Hasta después de jubilada integraba, además, el grupo de compañeras y compañeros que diariamente penetraban en nuestras casas para traernos maravillosos consejos a través de Nosotras, programa dedicado a nosotras por Radio Progreso.

Más de cincuenta años han pasado desde el día que su rostro se asoma a la pequeña pantalla, pero Martica del Río, conserva la dulzura y la fresca sonrisa y sobre todo esa seguridad que la hacen triunfar en el arte y en la vida.

"Debuté en 1956 en el Teatro Hubert de Blanck, con la comedia Un cuarto lleno de rosas, con la dirección de Cuqui Ponce de León. En los papeles protagónicos trabajaron Marta Falcón y Sergio Corrieri."

¿Martica, y a la televisión cuando llegas?.

"En el propio 1956, con el programa humorístico Mi familia protagonizado por Agustín Campos y Julito Díaz. Yo era la damita joven. A partir de ahí no salí más de la televisión."

Pero sobre todo el pueblo recuerda a la Finita, que durante 14 años hizo reír, al lado de José Antonio Rivero en el estelar Casos y cosas de casa, con guión de Enrique Núñez Rodríguez y dirección de Sirio Soto y Lolina Cuadras..

"Casos y cosas...fue mi gran oportunidad y lo disfruté mucho.. También con libretos de Enrique hice Si no fuera por mamá. Me dio muchas alegrías y dejó un recuerdo bonito e inolvidable porque trabajé al lado del gran artista y amigo Erdwin Fernández y de esa grande para todos los tiempos, Eloísa Álvarez Guedes; de Reinaldo Miravalles, Irela Bravo, entre otros. Y una dirección con el sello de Cuqui Ponce de León, con la cual había debutado en el teatro."

Pero, Marta del Río además, deja su huella profunda en los principales dramatizados de La Televisión Cubana, desde Una Luz en el Camino, de Iris Dávila y Aleyda Amaya, donde debutó como damita joven al lado de Pedro Álvarez, hasta la Julieta de Shakespeare o la contrafigura de Enrique Santisteban en Otelo, entre otras obras de teatro dirigidas por otros grandes como Roberto Garriga y Antonio Vázquez Gallo.

Entre los actores con los que más trabajó en televisión, como su contrafigura, recuerda a Enrique Santisteban, Ramón Veloz, Rolandito Barral, Enrique Almirante, Jorge Félix, Frank Negro, Evelio Taillac y Frank González, entre otros.

"Tuve muchas responsabilidades en la televisión y a la vez continué haciendo teatro y fundamentalmente Radio."

Después de rebasar la etapa de primera actriz en las novelas Rosas a crédito y El rojo y el negro, así como de múltiples teatros, cuentos y comedias en la televisión y en las novelas de  radio, se enfrenta a la tarea de asumir la tercera etapa en su carrera de actriz.

La recordamos en tres momentos diferentes, con personajes muy distintos, exterior e interiormente. Precisamente la Televisión Cubana acaba de transmitir Pasión y Prejuicio por el canal Cubavisión y tiene en el aire Si me pudieras querer por el canal Educativo dos, todos los domingos ¿Cómo los asume Marta del Río?

"Asumí mis personajes en Pasión y prejuicio, Si me pudieras querer y las Huérfanas de la Obra Pía, como actriz de carácter, con el mismo entusiasmo, responsabilidad y seriedad. Eran personajes distintos pero enmarcados en una misma cuerda. A los tres los quise mucho y les entregué todo mi talento y mi amor."

Esta es Martica, la multifacética actriz que desde 1956 acumula los mayores lauros de la especialidad en radio, teatro y televisión. La Martica, que ahora asume un nuevo papel en la novela OH, La Habana, que estrena el canal Cubavisión.

La Martica, esposa, madre y abuela ejemplar. La Martica que con modestia y sencillez, nos dice con ojos iluminados: "Lo mejor todavía no lo he hecho".

Por lo que se dice y fundamentalmente, por lo que se deja de decir: eres Martica del Río una Artista de Mérito de la Radio y la Televisión cubanas y tienes el mayor de los lauros, que es el reconocimiento de un pueblo que te admira y quiere. ¡Felicidades!