Lozano Ross: Hubo una acción para rescatar a los ocho estudiantes de Medicina (+Audio)


El asesor de la Oficina del Programa Martiano, el profesor universitario Jorge Juan Lozano Ross, sostuvo que desde la constitución misma del Partido Revolucionario Cubano, sus fundadores reconocieron la valerosa acción con la cual miembros de la Sociedad Secreta Abakuá habrían intentado rescatar a los ocho estudiantes de Medicina condenados a muerte.

El reconocido académico cubano recordó al famoso obelisco erigido sobre la tumba de José Francisco Lamadrid en el cementerio de Cayo Hueso, en Estados Unidos, donde entre los nombres de mártires aparece el apellido Campa, en alusión al criado personal del más joven de los estudiantes asesinados el 27 de noviembre de 1871: Alonso Álvarez de la Campa y Gamba.

Lozano Ross afirmó que en una acción suicida la tarde de aquel día terrible, ese hombre y otros cuatro compañeros suyos perdieron la vida, aunque es posible –aclaró—que en el hecho hubiera otros tantos involucrados.

Escuche la entrevista en el siguiente podcast/

Lozano Ross: Hubo una acción para rescatar a los ocho estudiantes de Medicina

El prestigioso intelectual cubano declaró que el 27 de noviembre de 1871 fue un día de guerra en La Habana, al reportarse 15 muertos: los ocho jóvenes injustamente fusilados, los cinco miembros de la Sociedad Secreta Abakuá, y dos militares españoles.

El Asesor de la Oficina del Programa Martiano definió a los ocho estudiantes de Medicina pérfidamente ejecutados como inocentes desde el punto de vista jurídico ante la falsedad de la profanación del sepulcro de don Gonzalo de Castañón, pero culpables de cubanía en el aspecto estrictamente moral.

Nunca antes –dijo Jorge Juan Lozano Ross—la reacción y el progreso estuvieron más cercanos, solamente separados por una calle: de un lado el Palacio de los Capitanes Generales y del otro el Convento de San Gerónimo, en cuyas aulas estaba el fermento de la cubanía en pleno apogeo.

El renombrado catedrático aclaró que más que víctimas del colonialismo español, los jóvenes fueron asumidos desde muy temprano como los primeros ocho mártires del estudiantado cubano.

Jorge Juan Lozano Ross significó al 27 de noviembre de 1871 como una fecha en la vida del Apóstol José Martí, inscrita en su prosa, en su poesía, y en su oratoria, con un sitio extraordinario en el discurso Los Pinos Nuevos, pronunciado en Tampa en el vigésimo aniversario del crimen.

Lozano Ross: Hubo una acción para rescatar a los ocho estudiantes de Medicina