De sur a norte, Las Tunas se protege por "Irma"

Del extremo sur al extremo norte de la provincia de Las Tunas se implementan acciones para minimizar en todo lo posible el impacto del poderoso huracán Irma, que en estos momentos se encuentra a 100 km al norte de Puerto Padre y a 105 km al noreste de Nuevitas, en Camagüey.

En el sureño municipio de Amancio se han resguardado 9 196 personas, de ellas 8 692 en casas de familia y 502 en centros de recepción de evacuados.

En declaraciones al sitio Maboas Digital, Naivis Boza Mola, vicepresidenta del Consejo de la Administración que atiende la Defensa en esta localidad, explicó que de los 22 centros que funcionan como albergues, 7 han acogido residentes en zonas vulnerables a inundaciones y penetraciones del mar.

Boza Mola puntualizó que cada uno de estos lugares está asegurado con transporte, alimentación, agua potable, colchones para los discapacitados, ancianos, embarazadas y niños, además se cuenta con personal médico y un local de aislamiento para las personas con conjuntivitis.

Los trabajadores de Cultura y Deportes se encargan de la recreación de los albergados hasta que se normalice la situación meteorológica.

Por otra parte, se visitaron los 16 barrios que según los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos, están caracterizados como zonas proclives a inundaciones.

En tal sentido René Aguirre Figueredo, jefe del órgano de la Defensa Civil en Amancio, precisó que se continúa con las labores para garantizar el resguardo de la población, así como con la divulgación de cada una de las medidas contenidas en la Fase de Alarma y minimizar los riesgos.

Asimismo se procedió a la poda de árboles que constituyen peligro para las personas, los objetivos económicos y sociales, se han limpiado tragantes, alcantarillas, zanjas, recogido los desechos sólidos, además del retiro de paneles solares, molinos de viento, los animales se han trasladaron a lugares altos, así como el acopio de cultivos en cosecha.

Al decir de Jorge Luis Sánchez, presidente de la Zona de Defensa en el poblado costero de Guayabal, están garantizada la protección de las personas, fundamentalmente las que residen en el litoral.

De la misma forma se procedió a la desconcentración de productos y recursos materiales en las unidades económicas de base Pesquera y de Servicios Portuarios, así como el Campismo Popular.

Mientras, el Consejo de Defensa Provincial (CDP) de Las Tunas orientó reforzar las medidas en los municipios norteños, por ser los que pueden ser blanco directo del fenómeno hidrometeorológico.

Se alistaron 10 casillas y cuatro camiones para el traslado a lugares seguros de la sal concentrada en la salina de Puerto Padre, y en esa localidad se protegió el azúcar almacenada en la terminal de Puerto Carúpano, reporta la página web de la emisora Radio Libertad.

Al igual que en Puerto Padre, en Manatí regresaron a lugares seguros los pescadores con sus respectivas embarcaciones, y se le dio seguridad a los productos de la fábrica de tableros de bagazo del municipio de Jesús Menéndez, donde también continúa la vigilancia a la comunidad costera de Cascarero, por estar ubicada en una zona baja.

Ariel Santana Santiesteban, presidente del CDP en el territorio tunero, explicó que los productos agrícolas que se cosechen en estos días deben dirigirse a todos los municipios y en varios lugares de las ciudades, para acercar más los alimentos a las familias.

Sobre ese tema se informó que en lo fundamental los panes se venderán directamente a la población, mientras se elaboran cuatro toneladas de galletas para su distribución a las familias evacuadas.

La Comisión de Salud aseguró que las farmacias están abastecidas y se garantizarán los medicamentos a los ciudadanos con padecimientos crónicos.