Raúl y Xi Jinping en histórica jornada en Santiago de Cuba

Xi Jinping, Presidente de la República Popular China y Secretario General del Partido Comunista de China, recorrió en Santiago de Cuba, sitios de interés histórico y social junto al General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Como parte de la visita a Cuba el mandatario chino y su delegación honraron a José Martí en el mausoleo que guarda los restos del Apóstol en el cementerio Santa Ifigenia, y conocieron el Retablo de los Mártires del 26 de Julio y el Panteón a los internacionalistas caídos.

Igualmente recorrieron el Museo 26 de Julio, enclavado en el otrora Cuartel Moncada, asaltado en 1953 por la Generación del Centenario al mando del joven abogado Fidel Castro.

Posteriormente llegaron hasta la sede de la Asamblea Municipal del Poder Popular, donde ambos presidentes fueron aplaudidos por santiagueros que pasaban por el céntrico parque Céspedes y bajo un fuerte sol congratularon a los visitantes.

En el balcón principal del antiguo Ayuntamiento, donde Fidel proclamó el triunfo de la Revolución el Primero de Enero de 1959, Raúl saludó al pueblo y les presentó a Xi Jinping, quien no quería marcharse de la Isla sin conocer este histórico lugar.

Entonces comenzó un diálogo informal desde el balcón azul y blanco, entre Raúl y los presentes, durante el cual el máximo dirigente cubano propuso celebrar los 500 años de fundada la ciudad y el aniversario 62 del Moncada en julio del 2015.

El General de Ejército relató momentos de su detención en esa fortaleza militar y rememoró la entrada de los rebeldes barbudos a Santiago de Cuba con Fidel al frente, exactamente cinco años, cinco meses y cinco días después del 26 de Julio, cuyo aniversario 61 se celebrará en Artemisa, el próximo sábado.

Con la confianza de quien está en casa, Raúl y Jinping caminaron por el histórico parque, mientras Raúl Fornet, presidente del Poder Popular municipal, informaba de las obras que se ejecutan por el medio milenio de la heroica ciudad, entre ellas el nuevo museo de artes decorativas en el centro histórico.

En su reporte de este jueves, el periódico Granma relató que Raúl dijo sentirse complacido por compartir con los santiagueros y recordó que el 25 de julio del año próximo Santiago de Cuba cumplirá 500 años de fundada. “¿Qué les parece si lo celebramos aquí, a la misma hora que asaltamos el Moncada?”, propuso a quienes estaban allí reunidos, lo cual fue respaldado con efusivos aplausos.

Además, comentó que casualmente Xi Jinping había nacido en junio de 1953, entonces jaraneó sobre su edad y entre aplausos de la gente les confió que se sentía saludable porque hacía ejercicios todos los días. “Un abrazo para las santiagueras y los santiagueros”, dijo, lo que fue respondido con vítores y saludos para Fidel.

Finalmente, escoltados por el pueblo, Raúl y Xi Jinping recorrieron el Parque Céspedes. Al culminar, el General de Ejército volvió a dirigirse a los santiagueros: “¡El 26 aquí! ¡Los 500 años aquí! ¡Y después que muera me traen para aquí, para Mayarí, con Vilma!”

A las 8 y 53 minutos de la noche, luego de la emotiva jornada vivida en Santiago de Cuba, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros despidió a Xi Jinping en el aeropuerto internacional Antonio Maceo, con lo cual se puso fin a una visita de dos días calificada como una oportunidad histórica para ambas naciones.

En la visita estuvieron además los miembros del Buró Político Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Bruno Rodríguez Parrilla, canciller cubano, entre otros dirigentes.

Escribir un comentario