Agricultura e industria cubana ante el escenario del nuevo coronavirus

El ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez, señaló que un proceso de intercambio y retroalimentación con las formas productivas ha tenido lugar en el país, dirigido a analizar el cumplimiento del plan, así como acopiar y comercializar más alimentos, en un escenario complejo marcado por la Covid-19.

Dijo en la Mesa Redonda de este lunes, que se aprecia una comprensión de las dificultades económicas, se observa innovación, incremento en el uso de la tracción animal, acopio con medios propios, y un aumento de las entregas directas a los mercados.

Gustavo Rodríguez advirtió que no obstante esos resultados, persisten dificultades como subdeclaración de producciones, desvíos de productos, e ilegalidades y delitos de la producción terminada.

Destacó que se distribuyen unas 185 mil bolsas con alimentos del campo, para entregar donde decidan los Consejos de Defensa.

El titular de la Agricultura, refirió que se ha logrado cumplir con la venta normada y regulada de huevos, entregas que también estarán garantizadas en los próximos meses.

Al comentar la estrategia para la campaña de primavera, afirmó que se ha dado prioridad a la preparación de tierras, la asignación de combustible, se trabaja en la siembra de cultivos de ciclo corto, y en alimentos como las viandas y hortalizas.

Sobre dos producciones que muestran hoy una situación desfavorable -la arrocera y la porcina-, dijo que se les brinda atención diferenciada y se buscan alternativas en medio de las circunstancias actuales signadas por el nuevo coronavirus.

Gustavo Rodríguez expuso que se labora en el sector en 138 inversiones, se agiliza la entrega de tierras en usufructo, y otro propósito consiste en no parar la producción de fondos exportables.

Por su parte Manuel Santiago Sobrino Martínez, ministro de la Industria Alimentaria informó en la Mesa Redonda que en el mes de mayo debe mantenerse estable la producción de harina de trigo y la venta de pan a la población, así como la producción y entrega de aceite, pastas alimenticias para las provincias que les corresponden, y de refrescos,

Explicó que continuarán las producciones de yogurt de soya y sus derivados y que sedebe sobrepasar las 15 mil toneladas en el período y seguir llegando a un grupo de lugares donde es muy demandando, además de utilizarlo en destinos donde no sea posible entregar la leche en polvo, destacó el titular.

Anunció que se iniciará este mes la producción de malta dispensada, la cual se venderá en algunos puntos en La Habana, cumpliendo con el distanciamiento necesario, para evitar aglomeraciones, iniciativa que están estudiando, para ampliarla en el futuro.

De igual forma, se seguirá la producción de café por grano y por envase, y no habrá dificultades con la producción y entrega de compota, comentó.

Igual suerte no tendrá la leche en polvo, sentenció el titular, quien manifestó que en mayo la industria enfrentará una tensa situación con las entregas de este producto y por ende van a existir restricciones en la producción de helado, yogurt y otros que dependen de la leche.

No obstante, se asegurará el alimento para los niños como está establecido en la canasta básica, así como para las dietas médicas y el consumo social, priorizando los hospitales y los centros de aislamiento.

En referencia a otras producciones, el ministro de la Industria Alimentaria añadió que se aplican alternativas en la industria cárnica, a partir de que son bajos los niveles de entrega de ganado porcino (ocho mil toneladas cuando en el plan estaban concebidas 13 mil).

Sobrino Martínez hizo un llamado al incremento del control, a la eficiencia del proceso productivo en los combinados cárnicos, a la generalización en el país de la utilización de extensores y a aprovechar los subproductos.

En sentido general destacó que la industria alimentaria cubana sigue adelante en sus planes de producción, aun cuando enfrenta problemáticas en relación con el financiamiento y la falta de piezas de repuesto.

El presidente del Grupo Azucarero AZCUBA, Julio Andrés García, informó en el espacio de la Mesa Redonda que este año no será posible cumplir el plan nacional de azúcar.

Explicó que la zafra chica arrancó con 21 centrales fuera de su fecha inicial prevista, lo cual provocó, desde el inicio, tener más de 100 mil toneladas de atraso que no se han podido recuperar.

Entre los factores que incidieron en que no se hayan puesto al día los atrasos, mencionó la no llegada a tiempo de recursos para las inversiones de las calderas de vapor, y la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, que afectó financiamientos por valor de más de 30 millones de dólares.

Añadió el presidente de AZCUBA que, por causa del recrudecimiento del bloqueo, entre enero y febrero tuvimos paralizados 22 centrales por combustible, y precisó que hoy hacen zafra 39 industrias.

Fuente. Radio Reloj, ACN, Twitter / Editora. Carmen Torres