Flexibilización de medidas en Cuba: Detalles de la reapertura del comercio y la gastronomía (+Video)

Atendiendo a la situación epidemiológica del país, se decidió iniciar la reapertura de los servicios gastronómicos de forma gradual. ¿Cómo será el reinicio de estas actividades? ¿Cuáles son los protocolos a seguir? Directivos del Mincin, el Minsap y el Gobernador de La Habana comparecen en la Mesa Redonda para informar sobre este particular. 


- ¿Cómo marcha la entrega de módulos gratuitos y otras medidas implementadas por el comercio interior?


Existen condiciones para ir dando pasos graduales en la reapertura de muchos servicios

Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior, explicó que dentro de las medidas económicas también está concebida una reanimación económica y social, ir avanzando gradualmente a la normalidad y restablecer algunos servicios de forma presencial. 

“La covid-19 llevó a otras modalidades muchos de nuestros servicios, a partir de las restricciones de movilidad y la situación de los territorios. En los últimos días, en un análisis conjunto con el Minsap y los distintos territorios, se ha determinado que existen condiciones para ir dando pasos graduales en la reapertura de muchos de estos servicios presenciales e ir restableciendo socialmente lo que hemos perdido en todos estos meses”, dijo.

Señaló que el exitoso proceso de vacunación en el país “permite considerar que tenemos las condiciones en algunos territorios y localidades para hacer una reapertura. Esta conlleva un protocolo de salud establecido a partir de las condiciones epidemiológicas, y también restricciones para los lugares donde hoy existen eventos activos, que no podrán acceder a todos los servicios hasta más adelante”.

Con relación a los servicios gastronómicos, explicó que está previsto restablecer los servicios a la mesa, en barra y mostrador en el interior de las unidades que cumplan los requisitos de ventilación. “Estamos hablando de no dar este servicio en locales cerrados. Hablamos de un aforo que no tiene una regla, será en correspondencia con la capacidad de la unidad y buscando que haya un distanciamiento de dos metros entre las mesas. Se evalúa cómo aplicarlo en cada unidad”.

Añadió que no es conveniente mantener el servicio de mesa buffet, “pues los medios los manipulan varias personas y en este momento puede ser una vía de transmisión”, e insistió en la necesidad de extremar las medidas higiénico-sanitarias tanto por parte de las unidades como la población. 

Informó que se potenciará el servicio por reservaciones en todas las unidades con condiciones para ello, para evitar colas, aglomeraciones y la espera de las personas. “Esto puede hacerse también mediante vía telefónica y virtual”, dijo.

Se han evaluado ofertas. “Hay un desabastecimiento de productos fundamentales. Se hará una reapertura necesaria, pero con mucha autogestión, accediendo al mercado mayorista en MLC, con relaciones con las formas productivas y productores independientes. Esa autogestión va a encarecer los costos y el escenario de precios va a ser diferente. Pero lo más importante es mantener el servicio y una oferta estable”.

Los horarios serán diferentes, según lo adoptado por cada provincia. “Esto no quita que no se mantengan los servicios a domicilio, tanto en las unidades que van a brindar los servicios de forma presencial como en las que no puedan, porque no cumplan los requisitos.

“También se ha evaluado la conveniencia de ampliar los horarios de servicios en unidades que han estado restringidas. Esto provoca aglomeración. Se trata de ir incorporando de alguna manera a la normalidad toda la oferta de bienes y servicios en todo el sector de comercio.

“Se ha revisado también en las provincias todo lo que tiene que funcionar en paralelo, dígase transporte, servicios jurídicos, planificación física... Cuando se hable de reabrir los servicios, la información es de carácter general”, añadió.

“Consideramos que la población también necesita una reanimación y reactivar desde el punto de vista social y psicológico los servicios de la gastronomía. Cada territorio hizo una evaluación de manera particular, que será informada oportunamente”, concluyó.

 Dr. Francisco Durán: ¿Cuál es la situación epidemiológica? 

Al intervenir en la Mesa Redonda de este jueves, el Dr. Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Minsap, destacó la preocupación de las personas sobre la reapertura de algunos servicios en momentos en que continúan altas las cifras de casos de COVID-19.

En ese sentido, el especialista recordó que los últimos meses han sido muy complicados en cuanto al número de casos y de fallecidos; sin embargo, en lo que va del mes de septiembre se observa una reducción.

Durán García subrayó que para tomar estas nuevas medidas de reapertura se analizó el comportamiento de las provincias del país en el mes de septiembre.

Las provincias de Matanzas, La Habana, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Guantánamo y Mayabeque, y el municipio especial la Isla de la Juventud muestran estabilidad..

“Esto no quiere decir que no haya transmisión, sino que son territorios que han logrado un control de la transmisión, con las medidas adoptadas y con el avance de la vacunación. Hay que seguir observando la evolución de la incidencia y la letalidad en las provincias restantes y, dentro de ellas, sus municipios”, precisó.

Al referirse a la situación epidemiológica de Matanzas, subrayó que, de un pico de más de 3 000 casos diarios, la provincia ha ido descendiendo en el número de pacientes positivos de manera sostenida.

Con La Habana sucede lo mismo. “En un momento determinado, hubo una escalera ascendente y después ha ido bajando. Una disminución brusca de casos puede ser producto del número de muestras, por ejemplo, por lo que el descenso tiene que ser sostenido”.

Al referirse a Cienfuegos y Ciego de Ávila, el doctor señaló que fueron provincias con una complejidad epidemiológica en los últimos meses, pero que también han ido disminuyendo los casos semana por semana. 

 “Santiago de Cuba todavía tiene una complejidad epidemiológica importante, pero se ve que va reduciendo casos”, observó.

Guantánamo también presenta un número elevado de casos diarios. Al hacer el análisis epidemiológico allí, la complejidad mayor la presenta el municipio de Baracoa, razón por la cual destacó la importancia de evaluar independientemente la situación de cada municipio para tomar las medidas de reapertura.

Mayabeque  –señaló–, si bien ha tenido una reducción de casos, aún debe estabilizar las cifras un poco más. La Isla de la Juventud se encuentra en una situación muy favorable. Durante toda la pandemia, la Isla de la Juventud ha reportado 582 casos de COVID-19.

“Las aperturas están precedidas de una comisión que evalúa, en cada municipio y provincia, qué centro reúne las condiciones y cuál no las tiene para abrir. Un centro, sin agua potable no tiene las condiciones. Por eso se está haciendo la certificación inicial, pero después viene un proceso de inspección sanitaria estatal para que se mantengan las medidas”, subrayó.

El doctor Francisco Durán insistió en la higiene de las personas que manipulan los alimentos, y aún más aquellos que simultáneamente también manipulan el dinero: “Tienen que lavarse todo el tiempo las manos, mientras que a la entrada de estos centros deben estar los pasos podálicos con hipoclorito y la solución desinfectante para las personas que entran”.

En ese sentido, resaltó que en las áreas de elaboración y almacenamiento de alimentos debe haber una higiene extrema y un proceso de desinfección de las superficies, porque “se ha explicado cómo las microgotas de saliva caen en las superficies y en algunas de ellas permanecen por un periodo de tiempo largo”.

Explicó que “las frutas y los vegetales que se comen crudos deben pasar por un proceso de lavado, aplicarles una solución de hipoclorito de 25 partes por millón, y después volverlos a enjuagar con agua potable”.

Aquellos alimentos que son cocinados deben serlo por encima de los 70 ºC para eliminar todos los gérmenes, incluyendo el virus SARS-CoV-2. Además, se deben utilizar guantes y pinzas para evitar tocar los alimentos con las manos.

“Es muy importante tener los alimentos protegidos con tapas o nylon mientras no se sirvan, con el objetivo de que no se contaminen”, subrayó, y destacó la necesidad de mantener la vigilancia epidemiológica y el uso obligatorio del nasobuco en la vida social.

El doctor Durán destacó que el pueblo de Cuba estará inmunizado con al menos la primera dosis antes de finalizar el mes de septiembre. “Pero hay que aclarar, como hacemos siempre, que la vacunación no evita que te puedas contagiar.

“Esta decisión de emprender la reapertura se ha tomado valorando todos estos elementos. Sí hay condiciones para una reapertura de estos servicios”, aseguró el especialista.

Se abrirán en La Habana 533 establecimientos

 El gobernador de La Habana, Reynaldo García Zapata, reiteró la necesidad de una reanimación económica y de los servicios después de un año y medio de pandemia. Todo “gracias al quehacer sistemático del Grupo de Trabajo Temporal del Gobierno para el enfrentamiento a la covid-19 y al esfuerzo de la población en el cumplimiento de las medidas”.

Destacó que La Habana lleva siete semanas consecutivas con un decrecimiento de la tasa de incidencia y, al mismo tiempo, por supuesto, la positividad. Recordó que antes de este tiempo se promediaba diariamente alrededor de 1 900 casos positivos, pero hoy son 450 casos por jornada. “Por supuesto, cumpliendo los protocolos establecidos y las indicaciones de Salud Pública, estos números deben continuar bajando”.

García Zapata señaló que en la capital se han adoptado decisiones importantes. “Hace cuatro semanas se inició un proyecto para transformar 65 barrios en la ciudad, que incluye la reparación de escuelas, consultorios, parques y bodegas, y ha tenido una participación importante de toda la población. Así seguirá, porque nos hemos propuesto, en conjunto a la dirección del país, que este sea un método de trabajo para llegar a todos los barrios y comunidades”.

Asimismo, se han entregado libretas de abastecimiento y, al mismo tiempo, se ha realizado la legalización de aquellas viviendas que reúnan las condiciones para este trámite, lo cual facilita la vida de la población.

Ahora se iniciará una reapertura gradual de las unidades gastronómicas prestando servicios a la mesa, en barras y mostradores o en el interior de salones y canchas, en todas las tipologías de unidades, garantizando una distancia entre las mesas y las personas. 

En este sentido, se acordó no abrir ningún servicio en áreas donde existan eventos activos de transmisión de covid-19, precisó.

“Hay que evitar las aglomeraciones y concentraciones de personas en el exterior de los establecimientos, y para ello hay que tomar medidas en lo interno de las unidades. El servicio será por reservación y se han colocado teléfonos en todos los establecimientos, que se están haciendo públicos a través de medios como Tribuna de La Habana digital y el portal del ciudadano provincial”, dijo el gobernador.

En el caso de los círculos sociales, informó que abrirán a partir de una coordinación con la Central de Trabajadores de Cuba y sus sindicatos. Al mismo tiempo, se conformó un grupo de trabajo que certificará todas esas unidades. Se harán evaluaciones periódicas y se tomará en cuenta la situación epidemiológica.

“Es importante informar que la prestación de servicios en estas unidades sería hasta las 9:30 de la noche, y por eso el cierre de la ciudad sería a partir de las 10:30”, comentó. Esta medida de cierre se implementará a partir de este viernes.

Según García Zapata, se han organizado también grupos de trabajo para evaluar el comportamiento de la actividad de estos centros y el aseguramiento de recursos para su funcionamiento. “La autogestión que sean capaces de hacer los directivos a cargo de prestar estos servicios es clave para este proceso”.

En La Habana se han seleccionado 533 unidades, que incluyen establecimientos por cuenta propia, las unidades de Palmares, Egrem, Artex, Cimex, la Oficina del Historiador de La Habana y los círculos sociales. En total, son 315 restaurantes, 37 de la red de restaurantes de la provincia, 95 cafeterías, 14 pizzerías y la heladería Coppelia (en este caso se habilitarán tres teléfonos para que la población pueda acceder a las reservaciones, siempre desde el día anterior).

“En el aseguramiento de los recursos, tendríamos también en cuenta los recursos del balance. Por ejemplo, hay limitaciones con la leche, pero se están haciendo todas las gestiones para que no falte el helado”, aseguró el gobernador.

García Zapata informó que se decidió la apertura de los servicios notariales, del Registro Civil y el Registro de la Propiedad hasta las 7:00 p.m. Se ha organizado la atención a la población por citas, a partir de la recogida de los documentos, para evitar aglomeraciones. 

Todos las medidas son aplicables tanto para el sector estatal y el no estatal 

Casi al concluir la Mesa Redonda, Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior, reiteró que todo ha estado antecedido de análisis conjuntos.

“No se trata solo de servicios gastronómicos, sino de un grupo de servicio. Lo más importante es preservar la salud de la población. Actuando con responsabilidad podremos ir recuperando lo que hemos perdido, desde el punto de vista psicológico y económico.

“Hoy hay trabajadores por cuenta propia que están afectados, pues dependían netamente de esta actividad. Todos las medidas y principios aprobados son aplicables tanto para el sector estatal como el no estatal. 

“Hay una comisión provincial que revisa todos estos centros y verifica que cumplan todas las medidas establecidas. Es importante mantener el aforo en los establecimientos, hablamos de un 50%, pero dependerá de la capacidad.

“El objetivo es compartir en familia y que, actuando con responsabilidad, podamos, en el menor tiempo posible, combatir la pandemia e ir reanimando la economía cubana, con todas las medidas que el Gobierno ha adoptado en los últimos meses”, afirmó la ministra.

 

 

 

Escribir un comentario