Del golpe de Estado en Sudán (+Video)

El Ministerio de Información de Sudán confirmó hoy que el gobierno se enfrenta a un golpe de Estado. Esa fuente declaró que el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, fue trasladado a un lugar desconocido luego de oponerse a hacer una declaración en apoyo al golpe.  

"Después de que se negara a participar en el golpe, una fuerza del Ejército detuvo al primer Ministro Abdalla Hamdok y lo llevó a un lugar no identificado", precisa el comunicado.

La mayoría de los ministros del país, un alto número de integrantes de partidos políticos progubernamentales y un miembro del Consejo Soberano de Sudán fueron detenidos hoy.

Varios reportes de medios internacionales confirman que los servicios de telefonía móvil e Internet no funcionan en Jartum. Además, el aeropuerto está cerrado y el Ejército bloqueó las entradas a la capital, los puentes y las calles principales.

Militares irrumpen en las sedes de radio y televisión estatales de Sudán

Los militares irrumpieron este lunes en las sedes de la radio y televisión, según el Ministerio de Información sudanés.

"Fuerzas militares conjuntas irrumpen en la sede de radio y televisión en Um Durman y detienen a varios empleados", indicó el Ministerio de Información en un escueto mensaje en su página oficial de Facebook.

Según precisiones de la cadena DW, la televisión estatal sudanesa ha detenido su programación y retransmite canciones patrióticas, mientras que la agencia oficial de noticias sudanesa, SUNA, no ha actualizado su página web desde anoche.

Se suma que las tropas militares asaltaron los estudios de radio y televisión de Jartum, la capital del país, y detuvieron a sus empleados.

Se espera próximamente un discurso del presidente del Consejo Soberano, máximo órgano de poder del proceso de transición, el general Abdelfatah al Burhan.

Antecedentes

Después de un intento de golpe el mes pasado, abortado por el Ejército, Hamdok aseveró que era necesario "reformar los órganos militares y de seguridad" después de que acusara a "remanentes del régimen" del gobierno anterior de Omar al Bashir, derrocado en 2019, de protagonizar la protesta.

Ello provocó el malestar de los líderes militares y la tensión ha ido creciendo desde entonces con varias manifestaciones a favor y en contra del Ejecutivo civil.

La crisis de las relaciones entre los militares y las autoridades civiles se ha mantenido durante varias semanas.

Diferentes concentraciones de partidarios del Ejército en el país se han producido por segunda semana consecutiva para pedir la dimisión del Gobierno.

Grupos militares y civiles han estado compartiendo el poder en el país de África oriental en una alianza incómoda, conocida como el Consejo Soberano, desde el derrocamiento del presidente Omar al-Bashir en 2019.

Pero luego de un fallido intento de golpe en septiembre atribuido a las fuerzas leales a Bashir, los líderes militares han estado exigiendo reformas a la coalición Fuerzas de Libertad y Cambio (FFC) y el reemplazo del gabinete.

Los líderes civiles, sin embargo, los han acusado de apuntar a una toma de poder, y con Sudán ahora lidiando con la mayor crisis política en su transición de dos años, las protestas han estallado en las últimas semanas.

Miles de manifestantes se reunieron frente al palacio presidencial en Jartum el 17 de octubre pidiendo que los militares tomaran el poder. Fueron organizados por una facción alineada con el ejército del FFC y pidieron que el general Abdel Fattah al-Burhan, iniciara un golpe para derrocar al gobierno. Hoy en la mañana, se veían a manifestantes reunidos en las calles de la capital de ese país.

 Repercusiones

Los arrestos de dirigentes civiles en Sudán son "inaceptables", estimó el lunes el enviado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Sudán, Volker Perthes, que se dijo "muy preocupado por las informaciones sobre el golpe de Estado".

"Pido a las Fuerzas Armadas que liberen inmediatamente a los detenidos", añadió, después de que el ministerio sudanés de Información afirmara que casi todos los civiles de las autoridades de transición están en manos de los "militares".

Por su parte, el enviado especial de Estados Unidos para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman, calificó en Twitter de "absolutamente inaceptable" la "toma militar" del Gobierno de transición en Sudán y advirtió que cualquier cambio por la fuerza pone en riesgo la ayuda estadounidense a ese país. Lo ocurrido, añade, va en contra de las aspiraciones democráticas del pueblo sudanés y es "absolutamente inaceptable".

Por su parte, la Asociación de Profesionales Sudanesa alentó a los ciudadanos a salir a las calles para apoyar a las autoridades civiles y resistir a cualquier intento de golpe militar.

Los vuelos desde el Aeropuerto Internacional de Jartum también han sido suspendidos, dijo a la cadena estadounidense CNN una fuente de la Autoridad de Aviación Civil, mientras que el Ministerio de Información dijo que los servicios de Internet habían sido "cortados de las redes de telefonía móvil y los puentes fueron cerrados por las fuerzas militares".

El sitio de monitoreo de Internet NetBlocks confirmó que la conectividad a la red de redes fue "severamente interrumpida" en Sudán hoy, "manifestándose en un apagón de telecomunicaciones para muchos". "Los datos de la red en tiempo real muestran la conectividad nacional al 34% de los niveles habituales”, agregó NetBlocks.

Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, expresó en un comunicado su "profunda preocupación" y pidió a todas las partes que respeten el documento constitucional firmado en agosto de 2019 por los militares y civiles para compartir el poder durante el periodo transitorio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario