Rayza Mestril Gutiérrez nunca dejará de reportar

Gran consternación embarga al gremio periodístico camagüeyano, y en especial a la Radio Cubana, tras el deceso esta madrugada de la reconocida periodista Raysa Mestril Gutiérrez.

Durante casi cuatro décadas reflejó, como reportera, el acontecer económico y social del territorio agramontino. Indagó más allá de la noticia, ofreciendo historias de vida de quienes en campos y ciudades consagran sus esfuerzos de forma anónima y cotidiana a construir la realidad. 

Fue, sin dudas, una versátil y dinámica periodista de la emisora Radio Cadena Agramonte, y corresponsal de Radio Reloj en Camagüey, compartiendo con las nuevas hornadas de periodistas formas y métodos de trabajo forjados durante muchos años de trabajo y oficio en el medio, reconocidos con diversas distinciones y reconocimientos conferidos por la Unión de Periodistas de Cuba y la Radio Cubana.

Para los pobladores del reparto La Norma, Raysa fue también la activa delegada de circunscripción, identificada con los planteamientos de sus electores, a quienes representó con energía por más de un mandato ante la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Aún cuando nunca fue la misma, después del infarto cerebral que tuvo hace tres años Raysa llegó a recuperar parte de sus capacidades motoras, a fuerza de voluntad y enormes deseos de vivir. Pese a la atención médica, en  los últimos meses de sus 67 años fue notorio el deterioro irreversible de su salud.

Tras su partida, deja como legado su ejemplo de profesional comprometida y capaz, intransigencia ante lo mal hecho y permanente optimismo. Descansa en paz, compañera.  (Foto: Tomada del perfil en Facebook de Miozotis Fabelo Pinares)


Leer más

Murió el locutor Carlos Rousseau

 

 

 

Escribir un comentario