La Radio y su realizable utopía

Escribir un libro es para mí un acto muy serio; pienso que para la mayoría de la gente, también. No se trata de acumular párrafos y apelar a citas de otros, las cuales son útiles en muchos casos. De hecho, no podemos prescindir de ellas cuando se trata de un ejercicio serio y responsable ese que nos proponemos.

Fue así que un día del año 2015 una serie de artículos que publiqué en el Portal de la Radio Cubana en Internet, fueron reunidos por mí de modo coherente y decidí la posibilidad de que llegaran a componer las páginas de este libro. Años antes fui estimulado a hacerlo por mi colega María Salomé Campanioni, Editora Jefa del mencionado sitio web, persona que tanto ha apoyado mi quehacer en este medio. Recuerdo que una tarde en la Dirección de Información de la Radio Cubana empezamos a pensar en el título de esta compilación y, luego de algunas posibilidades, ambos coincidimos en el título que hoy tiene. 

Tomó su tiempo ver esta propuesta de libro llevada al papel. Luego de vencer promesas incumplidas,“malesquedares” y alguna que otra indiferencia, hallé por fin buena voluntad y oídos receptivos en la Editorial Oriente donde acogieron, valoraron y le dieron aprobación. Fue de esa manera que en 2019 vio la luz este libro a través de cuyo contenido deseo compartir las cuatro décadas de mi quehacer en la Radio, profesión que forma parte esencial de mi vida. 

Como todo radiofonista que se respete, desde mis comienzos en el medio quise aprender cuanto me ha sido posible. En primer lugar, receptivo a quienes llevaban más tiempo que yo en esta profesión-oficio; luego en una incesante búsqueda de cuanta literatura sobre el tema estuviese a mi alcance, y a través de cursos. Todo ello sumado a lo vivencial – en definitiva lo más valedero – integran la suma algebraica de parte de lo expuesto en mi obra.

Escribir y publicar “La Radio, utopía de lo posible”, fue motivado por el deseo de dejar mis experiencias – modestas y sinceras – a nuevas generaciones de radiofonistas y a un público general que desea hacer sentir su pensar y su voz a través de la Radio.

Admito haberme cuestionado la conveniencia de la publicación, más que nada porque, a fin de cuentas, mucho se ha escrito al respecto y siempre algo quedaría algo pendiente en el tintero.  No obstante y vencido por la sensatez, continúe la marcha. 

El libro consta de once textos sobre realización radial que abarcan la comunicación interna, con el público, y su relación con las instituciones de su entorno; expreso desde mi punto de vista cómo debe ser un radiofonista o radialista, así como el proceso de realización y los riesgos que corremos si no ajustamos como es debido el rumbo de trabajo. Dediqué una mirada somera al aspecto organizacional, tema de enorme importancia para asentar y reafirmar la identidad. 

Con el libro no pretendo descubrir el “estrecho de Magallanes”; más bien alerto sobre lo que, en mi opinión, es la mejor forma de cruzarlo. Mi deseo es que “La Radio, utopía de lo posible” incite a proceso y a debate enriquecedores del conocimiento.  Tal como digo al final del último capítulo: “Si lo escrito aquí suscita debates, se cumple mi intención”. 



Por último deseo expresar mi agradecimiento sincero a la Dra. Miriam Rodríguez Betancourt -profesora titular consultante de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y Premio Nacional de Periodismo José Martí -, por haber dedicado parte de su valioso tiempo a darme sus sabios consejos y hacerme el honor de escribir el Prólogo. Ello es parte de una gratitud sin límite. 

Espero que muchos se animen a leerlo, aportarle e incluso discrepar. Será bueno para confirmar que la Radio entraña una utopía realizable para quienes tanto la amamos.