Me ha hecho periodista el meterme entre los espirituanos de a pie

Aquel día que firmó la boleta de las carreras universitarias con el impulso de haberle gustado el nombre confirmó, sin saberlo, su vocación. Luego se enteró que debía sentarse en las sillas de la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, un lugar al que solo había llegado por las clases de geografía y, un poco más tarde, descubrió que con el Periodismo, mucho más que una relación amorosa, había encontrado su otra mitad.

Leer más...

Juan Carlos Castellón: Sin la radio no soy nadie

Cuando en mis incursiones radiales conté las dichas y avatares de un pescador que conocía hasta el último escondrijo de las tilapias y amuras en la presa Zaza, cuando denuncié el robo a cuatro manos de materiales de la construcción en obras de la Batalla de Ideas, cuando intenté interpretar el idioma de las manos de Fidel en una crónica, le pedí prestada su voz.

Leer más...