Portal de la Radio Cubana en Internet

Actualizar la información

El sentido de la inmediatez de la Radio le da un carácter especial. Sin embargo, ya no tiene esa exclusividad, la TV la conquistó, Internet igual y el hombre de hoy quiere la noticia de último minuto. Lo que sucedió ayer es noticia vieja si no aporta nuevos elementos. La rapidez con que se mueve el mundo de hoy la noticia de ayer no interesa si no está actualizada.

Lamentablemente aún en nuestra radio escuchamos informaciones que sin pudor alguno hablan de “ayer”, noticieros que se transmiten en la tarde que cuentan que en la mañana llegó al país una personalidad o que en la mañana fue inaugurado el congreso tal… y así los ejemplos son miles. Eso, en el argot periodístico es puro fiambre y los oyentes no demoran en exclamar que están oyendo “periódico viejo”. Y así mismo es.

Leer más...

El lenguaje y la comunicación social en la radio

La cultura idiomática de los periodistas y locutores de la radio  es  reflejo de  su cultura espiritual, por eso la radio como  institución mediática de la sociedad, es también escuela y se construye sobre las bases de la teoría  de la comunicación, cuyo propósito está mediado por el lenguaje, uno de los elementos esenciales que conforman la nacionalidad, encaminado a la formación del individuo desde una óptica más valorativa y humana.

La comunicación social es uno de los problemas relevantes en el contexto de la radio difusión, por esta razón se hace necesario que cada programa que se emita responda a  las necesidades de expresión que poseen o necesitan los oyentes como punto de partida para incorporar con calidad este componente de la lengua materna en el acervo sociolingüístico de los profesionales del medio.

Leer más...

La doctrina de la falacia

Los Estados Unidos de la Mentira. Ese debía ser el nombre más exacto para un imperio que ha convertido el engaño y la manipulación en parte de su razón de ser. De ahí que no exagere Fidel Castro cuando afirmó en días recientes que la Casa Blanca nunca ha jugado limpio.

No es cosa del presente. Es asunto histórico. Los primeros sajones llegados a América del Norte se proclamaron "enviados de Dios", el gran embuste que justificaría el aniquilamiento de la población autóctona, la expansión violenta hacia el oeste hasta crear una nación de "costa a costa", el laceramiento por las armas de casi la mitad del suelo mexicano original, y los "negocios" con España, Francia y Rusia para adquirir la Florida, Luisiana y Alaska.

Leer más...