Regresa la fiesta de la música cubana, esta vez, con Colombia como invitado

Del 11 al 19 de mayo, se estará celebrando nuevamente en La Habana la Feria Internacional Cubadisco, la principal feria de la industria musical cubana. Este año cuenta con la presencia de Colombia como país invitado, acto que permitirá fortalecer los vínculos culturales existentes hoy entre ambas naciones, según informó Jorge Gómez, presidente del evento. Según declara Gómez, dentro del Premio Cubadisco, se creará una categoría especial que será para la música de Colombia, y agregó que se recopila mucho material de su cultura que se puede televisar durante los días de la feria. Asimismo, se refirió el apoyo brindado por parte de gestores de la industria musical de ese país, del Ministerio de Cultura, del Teatro Colón del Centro Nacional de las Artes, y del Teatro Colsubsidio, que posibilitaron mejores condiciones para realizar el evento. “Colombia es un país al que la gente en Cuba quiere mucho, yo tengo la impresión de que eso puede ir creando vínculos y que sea más permanente el intercambio, que es lo que al final se necesita, tener una especie de combinación, de articular las cosas que nos permitan hacer”, refirió. Apuntó que, gracias a los diálogos logrados con el Ministerio de Cultura de la nación sudamericana, y con otras autoridades del mundo de las artes, se abrió la posibilidad de visibilizar artistas que normalmente el mercado o la industria musical no promueve. Ese es también es uno de los objetivos de Cubadisco, sentenció, que pueda divulgarse aquella música que no está en los focos de las trasnacionales, y representa un momento para visibilizar la imagen de Latinoamérica, de todo el Caribe, y de la música de la resistencia. (Tomado de Granma)

Regresa la fiesta de la música cubana, esta vez, con Colombia como invitado Leer más

Una marcha siempre nueva

La Caravana de la Libertad, encabezada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en enero de 1959, constituye un hecho de singular naturaleza en la historia de Cuba y, posiblemente, en la historia universal contemporánea. A 65 años de su realización, reeditarla cada enero trasciende la propia marcha y la devuelve a la memoria siempre nueva. Por: Elvis R. Rodríguez Rodríguez En los días finales de diciembre de 1958 ya era inminente el triunfo de la Revolución, pues el poder estaba prácticamente en manos del Ejército Rebelde; en tanto las fuerzas de la tiranía batistiana, superior en recursos de todo tipo, con preparación militar profesional y el apoyo de Estados Unidos, habían sufrido una derrota imposible de revertir. Para salvarse, Batista abandonó el poder y huyó a República Dominicana. La maniobra del golpe de Estado había fracasado. Por orden de Fidel, los comandantes Camilo y Che, al frente de sus respectivas columnas, avanzaban impetuosamente hacia la toma de la fortaleza de La Cabaña y Ciudad Libertad. Simultáneamente, fuerzas del Directorio Revolucionario ocupaban puntos importantes en la capital. Por otra parte, el entusiasmo popular era inmenso, el liderazgo del Movimiento 26 de Julio y de Fidel en particular, no tenía paralelo. El escenario político-social era complejo y no exento de peligros. Ante la situación en extremo complicada, acrecentada tras la traición del general Cantillo, y el golpe de Estado, traidor y amañado, dado en Columbia, Fidel decide avanzar hacia la capital con los tanques que estaban en la ciudad y habían sido puestos a su disposición, para prever en caso de que en La Habana el movimiento fracasase y hubiese necesidad de situar nuestra vanguardia lo más cerca posible de la capital. Y, además, para prever que no se fueran a realizar excesos en la ciudad de La Habana. Surge, …

Una marcha siempre nueva Leer más

El andar de una Isla invicta

Hay tanto de épico en el andar fecundo de la Revolución Cubana –en sus ya casi 65 años de bregar a contracorriente de los poderes hegemónicos imperantes en el mundo–, que su historia cierta parece trascender todos los límites de lo posible. Por: Mailenys Oliva Ferrales Sin embargo, no hay misterio en esa fuerza descomunal que tiene la Mayor de las Antillas para vencer hasta lo imposible. Se trata, más bien, de las esencias de una nación que, a lo largo de sus más de seis décadas de existencia (bajo la conducción de Fidel, luego de Raúl y hoy de Díaz-Canel), ha tenido que fraguarse siempre desde la trinchera, aun en tiempos de paz. Eso es lo que frustra a los enemigos de nuestra soberanía e independencia: esa capacidad titánica de un pueblo en Revolución de fundar, crecer y resistir ante cualquier contienda, por duros que sean los tiempos. Y es que la Revolución cubana emergió de su pueblo y para su pueblo. Basta con recordar que tras la alborada luminosa del 1ro. de enero de 1959, por vez primera los campesinos pudieron cultivar sus tierras sin ataduras ni miedos; los trabajadores se emanciparon verdaderamente, junto a la nacionalización de industrias y servicios; y el derecho a aprender a leer y a escribir dejó de ser un privilegio de una minoría para convertirse en una campaña nacional que borró el analfabetismo de todos los rincones de la Isla. Con la Revolución nació también el acceso popular a la cultura y al deporte, se concibió la atención médica como un programa cardinal del país, se dignificó a la mujer, se fundó lo bello sobre las huellas del dolor causadas por siglos de dominación, y se enarboló la justicia social como un baluarte de la Cuba socialista, que luego devino en referente …

El andar de una Isla invicta Leer más

No lograron asfixiarnos, enconarnos ni dividirnos

A inicios de 2023, el encargado de Negocios de la Embajada de Washington en La Habana, Benjamin Ziff, en entrevista concedida a The Associated Press, expresó que «era difícil volver atrás» con relación a Cuba. Por: Raúl Antonio Capote Tal afirmación expresaba la posición actual de la Casa Blanca, y daba por cerrada cualquier posibilidad de acción concreta a favor de un mejoramiento de los vínculos entre ambos países, refiriéndose al tímido acercamiento ocurrido durante la administración Obama. En verdad, durante el transcurso del año, muy poco se avanzó en esta dirección. Al contrario, la administración dirigida por Joe Biden sigue ostentando el récord de ser la más eficiente y dedicada en hacer cumplir las sanciones contra Cuba. Consecuente con la política establecida desde el 3 de febrero de 1962 por la administración Kennedy, el actual mandatario rubricó la extensión, por otro año, de la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, base de la guerra económica contra Cuba. El bloqueo está detrás de cada medicamento que falta, de la termoeléctrica que se detuvo, del transporte carente de piezas de repuesto, del proyecto social que no se pudo ejecutar. Castigar al sector público, conociendo que este presta servicios esenciales para toda la población, como salud, educación, deportes, cultura, etc., sin exclusiones de ninguna clase, continúa siendo parte esencial de la política de Washington. Por otra parte, la mentira, la manipulación de la verdad, la subversión político-ideológica, la organización y el financiamiento de grupos violentos anticubanos dentro de EE. UU. se incrementaron durante el año que finaliza. LA LISTA DE LA PERFIDIA A pesar del reclamo creciente de la comunidad internacional para que el Gobierno de EE. UU. retire a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, la Casa Blanca, en 2023, optó por perseverar en la iniquidad y …

No lograron asfixiarnos, enconarnos ni dividirnos Leer más