Las voces femeninas en Radio Reloj

No obstante era éste un terreno vedado al ejercicio profesional de las mujeres, debido a criterios discriminatorios ancestrales.

Radio Reloj comenzó a utilizar las voces femeninas en su lectura de noticias y la hora cada minuto a finales de la década del sesenta. La primera mujer que se escuchó por Radio Reloj, convertida ya en Cadena Nacional a partir del 19 de Septiembre de 1961, fue la de Tanya Granados, recién egresada de un curso de locutores.

Era el 26 de julio de 1969, un domingo, y Tanya debutó leyendo las crónicas y trabajos especiales de la Revista del Domingo, para insertarse después en la lectura de noticias, de igual a igual, con locutores de la talla de Pedro Luis Fernández Vila, César Arredondo y Roberto Socorro, entre tantos de la amplia nómina de Radio Reloj.

El por qué de la presencia femenina en Radio Reloj, se debe a la inolvidable compañera Vilma Espín Guillois, que un día le preguntó a los directivos del ICR ¿Por qué no se utilizaban voces de mujeres en la lectura de noticias?

Por su calidad, poco a poco, las voces femeninas se fueron ampliando y después se apoderaron del estelar MATUTINO, para compartir la responsabilidad al lado de locutores consagrados. Dos ejemplos son suficientes: Argelia Pera Trapero e Isabel Fernández Corrales, dos de las mejores locutoras del país.

Ya en 2008, la presencia femenina en Radio Reloj se reflejaba así: De  30  locutores en total, 12  son mujeres,  para el 40 %. La proporción femenina presentaba una tendencia a crecer, de acuerdo al siguiente análisis: De los 17 locutores fijos en plantilla, 6 son mujeres para el 35 %. Sin embargo de los 13 restantes que son contratados, 6 son mujeres, lo que representa el 46 %.

He aquí el perfil de la primera locutora de Radio Reloj.

Tanya Granados. Nombre real: Miriam Alfonso Méndez, Ciudad de La Habana, 11 de abril de 1937.

Hija del destacado periodista y profesor Rogelio Alfonso Granados, Tanya tuvo una infancia rodeada de literatura y de noticias. En su casa eran asiduos oyentes de Radio Reloj y CMBF Radio Musical Nacional, de ahí su afición por la mejor música. A veces en casa de su abuela entraba en contacto con otras emisoras que transmitían novelas. Pero nunca se le había ocurrido la posibilidad de trabajar en la radio y menos como locutora.

Estudió y se graduó en artes plásticas en San Alejandro. Pero un día después de asistir a disfrutar de una obra de teatro, decidió que su verdadera vocación era las artes escénicas. Ser actriz fue desde ese momento su máxima aspiración.

En busca de ese ideal matriculó en la Academia de Arte Dramático (ADAD) y tuvo como profesores ente otros a Mario Rodríguez Alemán, Modesto Centeno, Nora Badías, Marisabel Sáenz, Roberto Garriga… Una vez graduada trabajó en varias Salas Teatrales, con el grupo Las Máscaras.

Después de casada tuvo necesidad de viajar y establecerse en Costa Rica en 1956, debido a que su esposo, Aldo Guasch, locutor y director en Radio Progreso, era perseguido por actividades políticas. Allí fue donde primero entró en contacto con  la radio, en las emisoras Radio América Latina y Radio Reloj, ésta última una planta que se dedicaba  a difundir noticias, pero con la característica de ofrecer también muchos anuncios comerciales.

Regresó a Cuba después del triunfo de la Revolución a esperar el nacimiento de la primogénita, de sus 4 hijas, y se quedó en la Patria. De inmediato pasó a trabajar como Instructora de Teatro. Para lo cual hizo un curso de Teatro Infantil y Guiñol.

Un día su esposo la embulló para que se presentara a un curso de locución y aunque no tenía interés, lo matriculó en 1968. Durante un año estuvo en el curso, el que se realizó en las instalaciones de Radio Reloj. Este curso que tuvo como profesores, entre otros a Ángel Hernández, Julio Batista y Manolo Ortega, culminó con sólo 10 de los alumnos que lo habían iniciado. Julio le planteó que le gustaba su voz para Radio CMBF y le hicieron una prueba.

Al final la llamó Pastor Valdés que era el director de Radio Reloj y le dijo que cumpliendo una sugerencia de Vilma Espín sobre la necesidad de incluir a compañeras en la lectura de noticias, habían escuchado múltiples voces de mujeres y la que más les había gustado era la de ella.

Fue así como el 26 de julio de 1969 apareció por vez primera una voz de mujer en Radio Reloj. Precisamente en la Revista de la Mañana, se dejó escuchar la voz de Tanya Granados, junto a la de locutores consagrados como César Arredondo y Roberto Socorro.

En 1970 trabajó en el programa 10-70, más tarde Onda 10-70 que fue transmitido por Radio Rebelde. Para esta emisora también hizo junto al destacado locutor Pedro Luis Fernández Vila un programa de apoyo a la lucha del pueblo Vietnamita. Todavía guarda con orgullo un anillito que le obsequiaron hecho con material de un avión derribado  por las fuerzas vietnamitas.

Después de laborar 3 años en Radio Reloj, sintió la necesidad de hacer la locución también en otro tipo de programación. Por esa razón realizó una permuta con el locutor Ramón Fraga y ella pasó a Radio Internacional. Al desaparecer esta emisora, el compañero Pastor Valdés Director Nacional de Radio, en ese momento, le sugirió su traslado para CMBF Radio Musical Nacional, lo que le agradó mucho. Fue así como en 1976 comenzó como locutora de la exquisita programación de Radio Musical Nacional, donde permaneció durante 26 años. Ostenta la Distinción Raúl Gómez García.

En 1992 pidió su jubilación por problemas de salud. Asombra saber que con sus actuales 71 años, Tanya Granados, mantiene una vitalidad y una voz digna de la programación más exigente de la Radio Nacional.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.