Cubanía, cultura y comunicación

De forma integral la programación debía poseer un profundo carácter nacional, a la vez que brindara una imagen de identidad latinoamericana y caribeña. El segmento meta, en un inicio, era el visitante extranjero, que arribaba al país en calidad de turista, misiones diplomáticas, negocios y técnicos extranjeros que se habían desconectado del país en 1950 y volvían 30 años después con una referencia anclada en esos años. Por eso la comunicación debía hacerles recordar o cuando menos servir de referencia a esa etapa de la cultura, conocida sobre todo en Latinoamérica.

En l994 se decide convertir la programación en un modelo más moderno, contemporáneo y se concluye que en correspondencia con el carácter de servicio al turismo, personal paraturístico y hombres de negocios, siempre estuviera presente en la programación de la emisora la información en todos sus géneros y categorías, con una política editorial sui géneris, que garantizara la más amplia cobertura y tratamiento de los temas referidos al turismo, el sector empresarial, la cultura, la ciencia, las construcciones, la salud y la solidaridad. Por ello se prioriza la temática cubana y la proveniente de los principales países emisores de turismo hacia la isla.

Requisito indispensable a tener en cuenta fue, y es actualmente, el estilo coloquial en la locución, el respeto y la sencillez de los textos, no dar espacio a lo banal ni a lo vulgar y chabacano, siempre proponer dejar un aliento de optimismo en el oyente y una invitación a la reflexión y la ilustración del pensamiento.

El camino recorrido en esta etapa no ha estado exento de dificultades, incomprensiones y hasta quien ha dudado de su factibilidad, sin embargo, el equipo de trabajo de la emisora siempre ha tenido eso más que como dificultad como fortaleza pues ha hecho que se estudie el comportamiento de la audiencia, se reconozcan las debilidades en los contenidos para de inmediato renovar, enmendar o cambiar según sea el requerimiento.

En el diseño actual están presentes un grupo de programas que responden a las exigencias de mantener el carácter de cubanía desde diferentes puntos de vistas, tratando de encontrar el mayor Tánger de oyentes sin discriminación y tratando que aunque exista la segmentación de sus públicos, estos encuentren aspectos interesantes en programas que no son de su total preferencia.

Es por ello que la programación actual es una canal de comunicación natural para los creadores de todo tipo, a la promoción cultural y, por qué no, a la comercial de forma habitual sin que ello esté basado en intereses ajenos a los de los medios de comunicación del país.

La cubanía es defendida, no desde un marco estrecho y elitista, sino desde lo más autóctono, hasta las corrientes más recientes y que la sociedad ha hecho una apropiación legítima. Nada puede ser estudiado absolutamente puro porque nuestra sociedad fue erigida de la mezcla indio-europea-africana y siempre se ha estado nutriendo como proceso continuo de un país de emigrantes e inmigrantes.

La expresión más ilustrativa se da a través de la cultura donde se sedimentan las huellas que marcan etapas, épocas y dan espacio a otras posteriores que las superan o las sustentan.

Este peregrinar de una sociedad es objeto de estudios por varias disciplinas del conocimiento y donde la comunicación social le tiende el canal de generalización o de deterioro y destrucción.

En esta afirmación se basa el hecho de que de acuerdo a como se acoja por los medios de comunicación puede o no ser defendida. Pero tengamos mucho cuidado con afirmaciones como estas pues hoy el avance tecnológico permite la generalización por medios alternativos donde casi no se ejerce ningún control regulador.

Veamos cómo defender la cubanía en un proyecto de comunicación con productos radiales donde su representación más amplia está dada por la difusión de la música cubana, tales son: “La Hora del Disco”, “La Trova”, Cuba Canta para ti”,”Temprano”, “Esta es mi música”, “Dial Taíno” y “Música y Punto”, donde el ciento por ciento de la música es cubana. En estos programas encuentra desde lo más tradicional hasta la última creación que está en el mercado. Después existen varios espacios donde se incluye un mínimo de música extranjera que se comporta como referencia de la calidad producida en otras latitudes y siempre tienen un punto de contacto en el quehacer de nuestros creadores.

No sólo la música muestra cuánto podemos y hacemos por la defensa de la identidad nacional, sino con espacios como “Hablando de Cuba” dedicado diariamente a tratar un tema que tiene que ver con nuestra idiosincrasia, cultura e historia. “Con Acento Cubano” donde en cada espacio propone un lugar, un hecho o una figura de nuestro país, interactuando con los oyentes a los que les permite participar con preguntas relacionadas con estos temas. “En Primer Plano” hace un análisis de la producción discográfica cubana por la voz autorizada de un especialista. “Estar contigo” con un amplio espectro musical incluye temas relacionados con la historia, el arte y hechos cubanos. “De mañana” incluye el debate profesional sobre tendencias, estilos, comportamientos sociales, eventos de todo tipo que se realizan en Cuba, además de la participación de profesionales de la música que explican y esclarecen lo que puede constituir aspectos no claros en los oyentes. “A Buena Hora” es una revista cultural que es visitada diariamente por más de 5 profesionales de diferentes géneros de la cultura, para destacar el sentido humano que los artistas ponen en cada obra y cuan sacrificado deben ser para obtener el reconocimiento social de sus obras.

La programación es fortalecida es su aspecto de cubanía con menciones y mensajes donde se evoca la historia, geografía, costumbres, valores éticos y morales, habla popular, refranero y reflexión de personalidades con lo mejor del pensamiento cubano.

Se ha tratado, con bastante acierto de reflexionar sobre aspectos que preocupan o tienden a introducir nuevos hábitos en la sociedad tales son los casos de la enfermedad del SIDA con la participación de especialistas en la materia y pacientes para promover la protección. O los textos en las canciones actuales y la posible pobreza de la inclusión de la poesía en la música. En tal sentido fue difundido un programa sobre el «Reguetón» con la participación de creadores de dicho estilo y especialistas los que establecieron un debate de hasta dónde era válido o no cultivar y difundir estas obras que cada día tenían una mayor incidencia tanto en la creación como en el consumo.

Para lograr estos resultados ha sido factor fundamental la creación un clima de creación propicio para que todo el personal se emplee con todos sus conocimientos y por otra parte el ambiente de superación por todas las vías que permite la búsqueda de los mejores proyectos de comunicación para emplearlos en la emisora.

Algo muy importante lo ha constituido las investigaciones sociales, que permiten una actualización no sólo de audiencia sino saber cuáles son los aspectos más favorecidos como también aquellos que sin ser especializados no encuentra el favor de los oyentes.

Radio Taíno ha cumplido más de 20 años con un proyecto de CUBANIA. Aún persisten insatisfacciones en el colectivo pero a la vez se ha logrado un reconocimiento social alto en los lugares donde llega su señal. Ello rompe con el mito de algunos realizadores que opinan que para que un programa es escuchado si tiene mucha música extranjera y una relación oyente- programa a través de los saludos y llamadas telefónicas.

Lo que aquí se dice no es secreto. Lo invitamos a que conecte la señal en cualquiera de los lugares donde se puede al menos oír y si por casualidad esta reflexión logra leerla en cualquier lugar del planeta pues no deje de explorar www.radiotaino.cu

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.