Un minuto para pensar al gigante Fidel

Por su mensaje de aliento y enseñanza, tomando como ejemplo la vida y obra de Fidel, lo reproducimos íntegramente:

UN MINUTO

Cuando la codicia invada tu cuerpo y quieras ser otro, piensa un minuto en quien dejó la comodidad de una familia acaudalada para entregarse a la desdicha de su pueblo sediento de justicia.

Cuando en algún momento sientas temor, piensa un minuto en quien desafió gobiernos de turno, títeres y corruptos.

Cuando el cansancio o la adversidad lleguen y no hayas alcanzado la meta, no pierdas el entusiasmo ni el optimismo, piensa un minuto en quien doblegó al sueño, el desaliento y ninguna vez perdió el ánimo.

Cuando las presiones te agobien y los malos momentos se acerquen, observando lejos el triunfo, no te amilanes, piensa un minuto en aquel incansable luchador que soportó tales sinsabores, enarbolando siempre la fe en la victoria.

Cuando la mentira, la traición o la cobardía merodean tu espacio, no sientas miedo, piensa un minuto en quien supo anonadar con su voz el apetito repugnante del adversario.

Cuando tengas que compartir lo tuyo con otros, no titubees, piensa un minuto en quien por siempre tuvo un sentimiento humano y solidario.

Cuando tengas que estar en primera línea y no estés, piensa un minuto en quien ha estado al frente de todas las batallas cuan difíciles sean.

Cuando la enfermedad llegue y la muerte aceche tu vida, piensa un minuto en quien, aún estando en esa condición, continuó luchando con perseverancia absoluta.

Cuando tengas que buscar un modelo de hombre, piensa un minuto, piensa en Fidel.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.