Cuba y Angola al calor de la verdadera hermandad

Tras su llegada a Angola, Fidel Castro declara: «con la sangre de los combatientes angolanos y cubanos se salvó la libertad, la alegría, las sonrisas, la felicidad y el futuro de este pueblo africano». Por Ismael Rensoly, de Radio Rebelde.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.