El guajiro de Palma Mocha y Fidel Castro

El respeto no como una simple cuestión moral sino como una verdadera ética, formó parte de la conducta que siguieron los rebeldes en las montañas para lograr el triunfo revolucionario del 1ro. de Enero de 1959, y es un principio que ha acompañado a la Revolución Cubana hasta el día de hoy. Por Adelfa Hernández Hernández, de Radio Angulo.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *