Clase obrera de Cuba: presente de desafíos y futuro de victorias

«El movimiento sindical tendrá igualmente que contribuir con la XII comprobación nacional al control interno que rectorea la Contraloría General de la República y por supuesto, la jornada por el primer aniversario de la desaparición física del líder Fidel Castro Ruz, para quien el mejor homenaje de los trabajadores tiene que ser lograr más producción y servicios, con calidad y eficiencia», precisó el también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.

Recordó que el eterno Comandante en Jefe visitó  en 56 ocasiones la sede de la CTC, desde donde adoptó importantes decisiones para la vida económica y social del país.

El Pleno, la reunión más importante del movimiento sindical entre congresos, aprobó el informe presentado por el Secretariado Nacional de la CTC, acerca del cumplimiento de los 30 objetivos de trabajo aprobados en el XX Congreso en febrero del año 2014.

Todos se imbrican, pues de una forma u otra responden al funcionamiento sindical y el cumplimiento de los planes de la economía, los sistemas de pago, las transformaciones en la composición y relaciones del escenario laboral, los convenios colectivos de trabajo, la preparación político ideológica, la seguridad y salud y la batalla contra el delito, las ilegalidades y la corrupción.

En el alcance de esos propósitos se le ha prestado particular atención al examen de la composición del empleo, sus relaciones y cambios del marco regulatorio, que el movimiento sindical considera como el principal impacto de la actualización y el perfeccionamiento  del modelo económico.

Se reconoció durante los debates que la expresión más directa de aquel comportamiento se refleja en la sostenida diversificación y crecimiento de las formas de gestión no estatal, que alcanza el 29 por ciento de la población económicamente activa, lo cual ha impuesto retos a la práctica sindical.

Igualmente ocurre para los vinculados con el sector estatal, a partir de las transformaciones estructurales y funcionales en los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE).

En ese contexto, la capacitación y autopreparación  de los dirigentes sindicales a todos los niveles resulta no solo necesaria, sino imprescindible para poder desempeñar su papel movilizador y unificador, pero también de defensor de los intereses de los afiliados y trabajadores en general.

Sin que constituya un incremento en el monto actual, en la reunión se aprobó la modificación de las escalas establecidas para el pago de la cuota sindical e impartir seminarios a los dirigentes sindicales de cómo ejecutar los cambios, todo lo cual será informado a los trabajadores en las asambleas de afiliados y de representantes antes de concluir el 2017.

El propósito es unificar el cálculo de la cuota sindical para todos los trabajadores, estatales y no estatales, en una escala única  del 1 por ciento de sus ingresos estables y medibles o auditables, bajo el principio de que quien más ingresos recibe más aporte.

En la práctica, reconoce el informe presentado ante el pleno, en el sector no estatal se encuentran los mayores ingresos y sin embargo tiene los aportes más bajos en la cuota sindical.

Antes de concluir la reunión fue estimulado con el sello aniversario 75 de la CTC, Ramón Cardona Nuevo, hasta hace poco al frente de la Oficina Regional de la Federación Sindical Mundial (FSM), donde desempeñó un importante apoyo  para los movimientos sindicales de izquierda y revolucionarios de la región, lo cual también hizo anteriormente, como miembro del secretariado de la FSM.

Al entregarle el reconocimiento, Guilarte de Nacimiento recordó los primeros pasos como dirigente sindical del compañero, conocido cariñosamente como Ramonín, ejemplo de cómo debe actuar un dirigente sindical en la base, pues comenzó en estas lides en el sector del petróleo.

Fuente: Trabajadores/ Editor: Conrado Vives Anias

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.