Féminas cubanas recuerdan a Vilma Espín

En presencia de Teresa Amarelle, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y secretaria general de la organización, combatientes de la clandestinidad y compañeras de lucha de la heroína de la sierra y el llano compartieron anécdotas.

En el encuentro, funcionarias en diferentes generaciones coincidieron que gracias a Vilma en Cuba hombres y mujeres gozan de iguales derechos y oportunidades.

«La incorporación de la mujer a la vida laboral y pública del país desde los primeros años de Revolución, su inserción en espacios complejos como el de los centrales azucareros, el desarrollo y la superación de la mujer campesina, la profesionalización e irrupción del gremio femenino en todos los ámbitos de la sociedad han sido logros esenciales en los que nuestra organización ha tenido una activa participación», subrayó Mercedes Albu­querque, quien pertenece a esa primera generación que guió el trabajo de la Federación.

El recuento de los días iniciales incluyó el análisis de cómo se desarrolló el proceso de integración de las distintas organizaciones femeninas que existían al triunfo de la Revolución, el reconocimiento del papel de­sem­peñado por el Partido Socialista Popular en el logro de la unidad de este gremio, la incidencia de la concepción integracionista y unitaria de Fidel y el liderazgo ejemplar de Vilma.

Por su parte, Carmen del Busto mencionó nombres que, dice, «merecen ser recordados y que no se perdonaría pasar por alto en estos días. Se­ñala que fueron luchadoras revolucionarias, defensoras de su fe y su compromiso con la Patria, cultas, de pensamiento vanguardista, raíces de un árbol frondoso».

En este sentido, la general de brigada Del­sa Esther Puebla enfatizó en la continuidad de ese árbol que es la Federación, en su redefinición desde la base, a partir de las comunidades donde está uno de sus núcleos y razón de ser de la organización: la familia.

«Vilma está aquí, en cada una de nosotras», subrayó la fundadora Leonor Ojeda, al tiempo que relató cómo la eterna presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas se preocupaba por la vida familiar de sus compañeras.

Fuentes: Granma / Radio Progreso.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *