Recuerdan aniversario 21 de histórica visita de Fidel a Santa Clara

El acto de inauguración se realizó este 30 de septiembre, al cumplirse 21 años de la presencia de Fidel en la Plaza del Che.

El momento resultó propicio para que las entidades y organismos del territorio hicieran entrega de sus compromisos de trabajo hasta el 8 de octubre, para conmemorar el aniversario 50 de la caída del Guerrillero Heroico en Bolivia.

Julio Ramiro Lima Corzo, presidente del Consejo de Defensa Provincial, dijo que «continuaremos enriqueciendo la obra de la Revolución en este territorio. Después del devastador huracán que nos azotó, los cuadros de dirección junto al pueblo hemos dedicado las horas de trabajo a las tareas de recuperación», señaló.

Reconoció la cooperación de las brigadas de linieros de otras provincias que permitieron que hoy Villa Clara se encuentre al 99.8 por ciento de recuperación  eléctrica. Asimismo, elogió el trabajo de la prensa que mantuvo informada la población.

VILLA CLARA SE RECUPERA, CON TODOS

Con un ritmo casi imperceptible la cotidianidad vuelve a los sitios de la isla de Cuba por donde el huracán Irma anduvo  con sus aires y lluvias demoledoras.

En Villa Clara, los parques acogen nuevamente a los ancianos, niños y jóvenes; las tardes asumen otra vez el placer de las conversaciones casuales,  no faltan las citas concertadas en los espacios habituales ya  listos para prestar servicios a sus clientes.

Indiscutiblemente el rápido restablecimiento de la electricidad, tanto en el sector doméstico como institucional, coadyuvó a esta reanimación, porque de ella depende casi toda la vida moderna.

En Santa Clara los jóvenes  extienden, otra vez, las noches hasta los primeros atisbos de la madrugada tanto en las discotecas, bares de moda, o sencillamente en el parque Leoncio Vidal, plaza principal de la ciudad.

Los mercados ofertan diferentes alimentos, junto a las conservas, enlatados y otras comidas expendidas antes del cruce de Irma se suman carnes, granos y viandas.

Similar situación tienen los campos, donde los agricultores apuran los trabajos de saneamiento y recogidas de los destrozos vegetales para fomentar siembras de ciclo corto y así retomar el abastecimiento, algo deprimido luego de los azotes del ciclón.

Mientras los lugareños retoman sus vidas, aún por los pueblos y ciudades, rostros ajenos, manos rudas y trajes de trabajo insisten en resarcir con prisa los destrozos causados por la furia de la naturaleza.

Válido es recordar que en Villa Clara «Irma» dañó más de dos mil postes que soportaban el tendido eléctrico, por esa razón afectó  130,7 kilómetros de líneas primarias y más de 200 transformadores.

Para solventar estas dificultades asistieron algo más de un millar de obreros del sector eléctrico, provenientes de ocho provincias, muchos de ellos aún permanecen en los poblados más afectados donde las tareas de recuperación son difíciles.

Falta mucho por hacer pero las aguas toman sus cauces, se habilitaron oficinas para que las personas damnificadas realicen los trámites que aseguren la obtención de los materiales para reparar sus casas, el Estado asume el 50 por ciento del costo de esos insumos.

Andar por las calles permite ver cómo muchos trabajadores reaniman sus centros de labor; se levantan paredes derrumbadas y grandes máquinas recogen los restos del arbolado derribado por el poderoso fenómeno hidrometeorológico.

El propósito es recuperar los 13 municipios villaclareños con celeridad pero sin descuidar la calidad de las obras.

Ordenados, con cultura y conocimientos necesarios, los cubanos asumen la recuperación dirigidos por la Defensa Civil, órgano rector de la vida del país para estas tareas,  sinónimo de seguridad y garantía de vida para los isleños de la mayor de las Antillas. 

Tomado de CMHW «La Reina Radial del Centro»

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.