Un Congreso excepcional y decisivo para la Revolución Cubana

«El Congreso tiene una presión excepcional, antecederá al proceso de elecciones generales que tendrá lugar en el país en el 2018. De ahí la importancia de que todos estemos al tanto de sus preparativos», aseguró Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador nacional de los CDR.

Las reuniones de rendición de cuenta se realizarán zona a zona, con la participación de todos los vecinos de la comunidad, y por ello los CDR se esforzarán porque exista un mínimo de condiciones, sin personas de pie.

«De lo contrario, restaría calidad a las discusiones que se puedan generar. El PCC acompañará cada uno de los seminarios que estaremos desarrollando», explicó el vicecoordinador nacional, Orestes Llanes Mestres.

«Nuestra organización juega un papel primordial en el proceso electoral del país. Por tanto, como parte de los preparativos del Noveno Congreso se contempla el aseguramiento político de las elecciones de los delegados del Poder Popular, que iniciarán en septiembre del 2017», comentó el directivo.

Agregó que los cederistas cubanos serán los encargados de convocar a las urnas, promover entre vecinos su voto por el mejor y más capaz, garantizar la vigilancia y protección de las urnas, como distingue a la democracia participativa y popular de la mayor de las Antillas.

Los CDR son la máxima expresión del cuidado del pueblo a su Revolución, «por lo que hay que buscar mecanismos para que el 2017 y el 2018 marquen el buen funcionamiento de la organización, y lleguemos al Noveno Congreso con resultados concretos. Ese será el mejor homenaje que podremos hacerle al Comandante en Jefe, en el primer congreso de la organización que no contará con su presencia física», subrayó Julio García Rodríguez, funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.