Maria Luisa Mac Beath, la mujer tango de Cuba

«En el Circuito Nacional Cubano tuve la oportunidad de conocer a otros compañeros que después fueron destacadas personalidades de la cultura cubana, entre ellos a Eddy Martin, que trabajaba como locutor. A Jesús Orta Ruiz, El Indio Naborí, que decía sus décimas en los programas campesinos.”

María Luisa Mac Beath es conocida como la Mujer Tango. Con su proverbial gentileza, extraordinaria memoria y conversación locuaz nos cuenta:

“En 1956 comencé en la Emisora 1060 Onda Hispanocubano que estaba ubicada en los bajos del Retiro Odontológico en L y 23. Como tenía el título de locutora y de periodista me inicié en un programa creado por mí que estaba dedicado a la mujer y que se titulaba La mujer al día. Ya para 1957 pasé a la emisora Cadena Oriental de Radio, allí hacía un programa sobre la farándula con el título Onda Revuelta, más tarde me trasladé a Radio Lavín en Galiano y Malecón.”

María Luisa, y a partir de 1960 usted se establece definitivamente en alguna emisora?

“Mi principal centro de trabajo fue la CMQ, más tarde Radio Liberación. Allí empecé primero como copista ya que la emisora tenía mucha necesidad de esta especialidad y mi querida amiga la actriz y locutora Hilda Saavedra ante el llamado de la dirección les dijo que María Luisa Mac Beath era una magnífica mecanógrafa”.

¿Y era verdad?

“Yo había estudiado secretariado bilingüe en la academia Havana Business Academy que estaba situada en Línea entre G y H, Vedado y allí adquirí mucha destreza en la máquina de escribir. En CMQ había escritores talentosos pero necesitaban de expertos copistas para realizar sus libretos.”

Alguna anécdota de aquellos momentos?.

“Un día llegó al departamento el actor Erdwin Fernández preguntando – quien era María Luisa-,porque yo tenía la costumbre de poner mi nombre en los libretos. Para alegría mía el famoso Trompoloco quería felicitarme porque según manifestó nunca había leído un libreto tan bien escrito como aquellos que yo realizaba.”

¿Y cuándo finaliza esta etapa de trabajo?

“Tan pronto terminó el compromiso que había adquirido como copista pasé a formar parte del grupo de locutores de radio y televisión de la CMQ y allí me mantuve tratando de dar lo mejor de mí al oyente y al televidente. Recibí muchas felicitaciones por mi labor de grandes personalidades de la radio y la televisión como Luis Manuel Martínez Casado y Sol Pinelli”.

¿Y hasta cuando trabaja en la CMQ?

“Sucede que mi hijo tuvo una enfermedad crónica y ello me obligó a cambiar de trabajo y es entonces que comencé en la COCO – CMCK El Periódico del Aire junto al inolvidable maestro, padre y amigo Guido García Inclán. Esto sucedió en septiembre de 1962. Allí asumí funciones como locutora y periodista, siempre creando nuevos espacios radiales. De aquella época recuerdo que cambié el estilo de la página infantil del Periódico del Aire por la página infantil Con la tía Wichy y sus pajaritos».

¿Y resultaron los cambios?

“Tuve una aceptación magnífica por parte de los niños, padres y abuelos. A las 4 y 30 de la tarde la mayoría de los hogares habaneros se ponían en contacto con la Tía Wichy a travès de la COCO. Este programa me dio muchas satisfacciones, no alcanzaría el espacio para contar las anécdotas, sólo decir que han pasado muchos años pero aún hoy a veces converso con hombres y mujeres que me siguen diciendo Tía Wichy, son aquellos muchachos que escuchaban el programa y que hoy son médicos, abogados, ingenieros pero que recuerdan con cariño el programa de radio de su niñez.”

¿Qué experiencias acumula en su trabajo como locutora y periodista?

“Como locutora fui la primera voz femenina que formó pareja al lado de un hombre no tan sólo en la COCO sino también en la Radio Provincial y Nacional. Antes no se usaba hacer noticieros con voces femeninas y masculinas, siempre eran parejas de hombres solamente, y conmigo se rompió la tradición. En mi carrera periodística siempre me gustó la radio y en realidad considero que la forma en que trabajábamos en la década de los años 60 era mucho más interesante el periodismo radial.”

María Luisa, usted que ha trabajado en todas las épocas radiales, considera que con la grabación previa se logra un mejor producto radial?.

“No me gustan los programas grabados, pienso que en vivo tienen más incentivo, me siento más cerca del oyente y puedo hablar con mayor fluidez”.

¿A quién considera su mejor profesor en la radio?

“He aprendido con grandes maestros, pero mi mejor profesor además de Guido García Inclán, fueron mis deseos de superación continua, leer mucho, documentarme bien antes de entrar a una cabina para realizar un programa en vivo.”

María Luisa, creo que antes de conocerla personalmente ya la admiraba como la Mujer Tango. ¿Cómo fue este proceso?

“Cuando el fallecimiento de Antonio García, gran promotor del tango en Cuba, se me dio la tarea de asumir la gran responsabilidad de sacar al aire este programa. Se llamó primero Melodías del Plata y después Buenas noches Buenos Aires. Después pasé a confeccionar Hogar del Tango o Oh, Gardel Tango. Comencé en 1980 hasta el año 2001, que es cuando comienzo a escribir la sección A puro Tango dentro del programa Hogar del Tango, dos veces a la semana: Lunes y Viernes de Gardel.”

¿Y usted tenía conocimientos del género musical rioplatense?

“Realmente estudié mucho a partir de ahí. Me di a la tarea de investigar sobre la música del Río de la Plata, sus grandes intérpretes, la vida del morocho Carlos Gardel y logré convertir el espacio de radio en cultura rioplatense, al extremo que me fue otorgado el gran premio Carlos Gardel de Oro, considerado en Argentina el equivalente al Oscar de Hollywood. En 1999 tuve la oportunidad gracias al apoyo que me dio la Dirección de la Radio Cubana de viajar a Buenos Aires a buscar este premio que es mi gran tesoro.”

¿Qué características tiene este premio?

“Es una copa que dice: Gran Premio Carlos Gardel de Oro 1999. La Fundación Centro Cultural Argentino del Tango. María Luisa Mac Beath. Buenos Aires 21 de mayo de l999, así reza la inscripción del trofeo.”

¿Qué significó para usted viajar a Argentina?

“Mi llegada al país del tango fue sumamente emocionante porque me estaban esperando en el aeropuerto Ezeiza para filmarme un video desde mi llegada hasta el día que me marché. Visité todas las emisoras principales de Buenos Aires donde se transmitían programas de tango y también visité a la televisión FM Tango. Estuve en todos los rincones donde se recordaba el tango: el cementerio la Chacarita, la calle Caminitos, Corrientes, La Boca, Palermo, Santelmo, la Academia Nacional del Tango, el Café Tortoni, donde pude actuar también. Tuve la oportunidad durante 30 días de conocer, entrevistar y ser entrevistada por grandes personalidades del género”.

Tengo entendido que además de su actividad radial, su afición al tango la lleva a otros escenarios.

“Efectivamente, fui la animadora de las actividades del tango durante 10 años en la embajada de la República Argentina en Cuba. Me fui convirtiendo en una animadora de las actividades del tango y en este trabajo hice un dúo con quien fuera mi esposo, ya fallecido, el locutor Rafael Saroza Hernández. Nosotros nos presentábamos en los principales teatros de Ciudad de la Habana, Provincia Habana y en otros del interior del país.”

Y sobre la experiencia que tuvo en México. ¿Lo cuenta ahora?

“En 1990 el excelentísimo Señor Embajador de la República Argentina en Cuba sufragó los gastos para que pudiera viajar a México y asistir al Segundo Congreso Mundial Gardeliano. El 11 de diciembre se develó una tarja dedicada a Carlos Gardel en el parque Tlacoquemecatl, Colonia del Valle, México. Allí asistí en compañía del también cubano Pompeyo Escala Parejo, coleccionista de Carlos Gardel y el periodista Félix Contreras, así como representantes de la Embajada de Cuba en México. Fue una experiencia inolvidable porque pude hacer mi exposición sobre el tango en Cuba y porque este encuentro tuvo mucha riqueza literaria en relación con el género musical. Conocí a grandes personalidades, cultores de esta manifestación en diversos países y grabé y edité para mi programa Hogar del Tango. Fue una semana de vivencias y anécdotas, también grabé tangos en voces de cantantes argentinos y mexicanos.”

El Primer Congreso Mundial Gardeliano se celebra en Cuba y tuvo por sede el Hotel Nacional. ¿Fue así?

“Sí, pero además en 1984 se celebró en nuestro país el mayor evento que ha tenido el tango, que se llamó Ayer y hoy en el Tango. Fue organizado por Casa de las Américas y pude participar en todas las actividades. Anteriormente recuerdo que el compañero Mariano Rodríguez, Director de la Casa, nos citó a un grupo de periodistas, conocedores del tango y nos hizo una explicación de cómo iba a celebrarse aquel encuentro internacional. Además de mi participación como especialista del tango, conjuntamente con mi esposo animamos el acto de bienvenida a las delegaciones asistentes”.

Conozco que usted ha obtenido muchos premios por su creación radial. ¿Cuál es el más significativo?

“Para mí el más importante fue la Estrella de Mármol que recibí por el programa El Ché en el tango y por supuesto la Distinción por la Cultura Nacional, el Premio Nacional de Radio y la condición de Artista de Mérito de la Radio y la Televisión”.

¿Está satisfecha con lo que hace actualmente?

“Muy satisfecha. Mi vida ha sido muy fructífera y feliz, he aprendido mucho sobre todo en las relaciones humanas. Para mí el trabajo en la radio es más que la universidad de la vida”.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *