Colombia, la paz

En la ceremonia estarán como invitados las víctimas, miembros del cuerpo diplomático, expresidentes de la República, magistrados de las altas cortes, congresistas, directores de medios de comunicación y representantes de organizaciones de la sociedad», informaron fuentes oficiales.

Recuérdese que el Acuerdo de Paz inicial fue rechazado por la mitad de los colombianos en el plebiscito celebrado el pasado 2 de octubre, situación que obligó a renegociar los puntos del documento para integrar las propuestas de las fuerzas del No, lideradas por el expresidente opositor, Álvaro Uribe.

Precisamente varios sectores de la oposición, como el partido Centro Democrático, encabezado por el derechista Uribe, continúan rechazando el acuerdo porque consideran que sigue existiendo impunidad con las FARC- EP, a pesar de que se hicieron las modificaciones pertinentes a 56 de los 57 ejes temáticos del acuerdo, luego de revisar más de 500 propuestas.

Debates en el Congreso

Luego de que el nuevo acuerdo sea firmado este jueves, los senadores, líderes del Sí y No y la sociedad civil debatirán si se aprueba o no el acuerdo.

Mauricio Lizcano, presidente del Senado colombiano, informó este miércoles que se convocará para el próximo martes un gran debate entre los partidos políticos, los líderes del Sí y del No, las víctimas del conflicto y la sociedad civil; esto con la finalidad de que, luego de una amplia discusión, se vote la proposición que apruebe o no el nuevo acuerdo de paz.

Lizcano explicó que ese debate puede extenderse por varios días y aseguró que habrá transparencia y garantías para todos los sectores políticos.

Asimismo, señaló que es posible que, teniendo en cuenta las sesiones extras en diciembre y enero, la implementación tardaría unos ocho meses.

El senador indicó que la reforma tributaria no afectará la implementación del acuerdo.

El presidente del Consejo de Estado de Colombia, Danilo Rojas Betancourt, consideró que la decisión de implementar y refrendar ante el Congreso de la República el acuerdo de paz fue la decisión correcta, sin embargo, aseguró que se deben tener en cuenta una serie de consideraciones.

El nuevo acuerdo recoge las propuestas presentadas por los partidarios del Sí y el No.

Este nuevo documento fue catalogado por las partes como «el acuerdo de la esperanza», debido a que incluye propuestas de diversos sectores del país ante la insatisfacción que pudo suscitar el primero.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció el pasado 12 de noviembre que este acuerdo de paz presenta mejoras en 56 de los 57 temas del documento anterior.

En palabras del jefe negociador de las FARC-EP en La Habana, Iván Márquez, el nuevo acuerdo de paz «preserva la estructura y el espíritu del primer acuerdo convenido».

Márquez explicó que incorpora no menos del 65 por ciento de las propuestas del «No» en lo referente a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP, el sistema de justicia transicional prevista en los acuerdos) y casi el 90 por ciento de las iniciativas vinculadas a la cuestión de cómo el acuerdo trataba el tema de equidad de género, que había despertado resistencia especialmente entre grupos religiosos.

El analista político colombiano Jairo Estrada, en entrevista para teleSUR, afirmó que en el nuevo acuerdo los puntos neurálgicos no se modificaron ampliamente en comparación con los planteados en el anterior documento.

Para Estrada, el nuevo texto presenta precisiones y aclaraciones que ayudan a un mejor entendimiento y busca evitar futuras tergiversaciones al documento.

Algunas claves

Reparación de víctimas

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) tendrán que entregar y declarar todos sus bienes, que se usarán para sumar a la reparación de las víctimas.

Restricción de libertad

El tribunal de paz debe fijar los espacios de las penas y el sitio de residencia en la sanción y señalar la periodicidad sobre el cumplimiento de sanciones.

ONG

Las organizaciones no gubernamentales no podrán actuar como fiscales y acusar, sino presentar información que será contrastada por las autoridades.

Jueces

Todos los jueces del tribunal de paz serán colombianos y tendrán las mismas calidades de los magistrados de las cortes.

Propiedad privada

Se reafirmó el respeto a la propiedad privada y el derecho a la propiedad.

Temas agrarios

Se establecerá una comisión de expertos para revisar temas agrarios.

Macroeconomía

«Grupos de empresarios expresaron preocupación por el impacto del posconflicto en la estabilidad macroeconómica», sostuvo Santos. La implementación del acuerdo se hará con respeto a la sostenibilidad fiscal para reducir la presión fiscal -si la hubiera- en 10 años.

JEP

La Jurisdicción Especial de Paz (JEP) funcionará hasta por 10 años y sólo recibirá solicitudes de investigación en los primeros dos.

Las FARC-EP en la política

El partido que surja de la reincorporación de las FARC-EP no podrá incluir candidatos para espacios cedidos a partidos campesinos u otros sectores minoritarios.

Se redujo desde el primer año el 30 por ciento la financiación al partido de las FARC-EP para que quede en igualdad de condiciones con los demás partidos.

Las FARC-EP podrán optar a cargos políticos a través de elecciones, pero no podrán inscribir candidatos para 16 curules transitorias de la Cámara.

En las elecciones del 2018 y del 2022 se les garantizarán no obstante cinco escaños en ambas cámaras del Congreso, además de las que pudieran obtener por los votos. El partido político naciente no tendrá beneficios excepcionales de financiación: estará en igualdad de condiciones con los demás competidores tradicionales.

Drogas

Todos deben entregar información sobre el narcotráfico de manera detallada para atribuir responsabilidades.

Ideología de género

Se acentuaron los principios de igualdad y no discriminación.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.