Y llegó una Victoria feliz (+Audio)

Los encuentros médicos se multiplicaron y las medidas tomaron mayor rigor. Ambos tuvieron que acudir a consultas de riesgo preconcepcional y asumieron las posibles consecuencias de su disposición.

Finalmente llegó la Victoria, pues al decir de la joven madre, ese sería el nombre de la pequeña, porque constituía una victoria propia y de la medicina cubana.

Los testimonios de este logro de la medicina en #Cuba en el reporte de la periodista Dunia Bermudez Sañudo, de la emisora Radio 26 desde la provincia de Matanzas.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *