Novedosos empleos que hace 20 años no existían

Hoy resultan comunes puestos como desarrollador de aplicaciones, gestor de redes sociales, gamer o youtuber, estrechamente vinculados a la red de redes, y con un gran impacto en América Latina.

Sin embargo, no solo los avances técnicos y en las comunicaciones condujeron a este fenómeno, pues la crisis económica y del mercado laboral llevaron a la población afectada, y principalmente a los jóvenes, a inventarse un nuevo modo de sustento.

Recientes reportes del Foro Económico Global estiman que el 65 por ciento de los alumnos que hoy cursan la educación primaria tendrán una profesión que aún no existe.

Los expertos consideran que ese cambio constante cada vez ocurrirá más rápido gracias al avance de la robótica, el transporte sin necesidad de intervención humana o la biotecnología.

Estudios sobre el impacto económico de la red de redes sugieren que esta es responsable, en promedio, de aproximadamente el dos por ciento de PIB en los países en vías de desarrollo, y de 3,4 por ciento en países desarrollados.

PARA LOS JÓVENES

Según datos de las Naciones Unidas (ONU), el número de personas entre 10 y 24 años supera los mil 800 millones, por lo que ese grupo etario conforma la cuarta parte de la población mundial.

La entidad global señaló que el 90 por ciento de los mismos viven en países en desarrollo que no les brindan suficientes oportunidades para incrementar su potencial, situación que aumenta el malestar social y la migración no controlada en busca de mejoras económicas, continuó la ONU.

Sin embargo, la red de redes es un sector sobresaliente de la economía global en medio de un contexto donde los mercados tradicionales están en crisis o subsistiendo a duras penas.

Por el momento, los jóvenes principalmente dominan líneas como el desarrollo de aplicaciones para móviles y dispositivos inteligentes, puestos de publicidad en Internet y en las redes sociales y otras opciones.

Antes del 2006, las empresas no necesitaban la figura del social media manager, sencillamente porque el mundo de las redes sociales no estaba tan desarrollado como ahora.

Pero hoy con la red social Facebook, con más de mil 500 millones de usuarios a nivel mundial, y otras como Twitter o Instagram, un gestor de contenidos es imprescindible, ya que atraer usuarios es la principal fuente del éxito de muchas compañías.

Otro puesto novedoso es el de Analista Big Data, pues la información on line está creciendo a un ritmo del 40 por ciento anual y las profesiones relacionadas con este campo tienen una demanda muy elevada.

GANAR DINERO DIVIRTIÉNDOSE

Los youtubers y los gamers son formas de empleo que los jóvenes consideran “demasiado buenas para ser verdad” o simplemente no las consideran como un trabajo en lo absoluto, pues básicamente consisten en ganar dinero divirtiéndose.

Las plataformas que permiten subir vídeos online de forma gratuita han impulsado la creación de profesiones como “video-blogger” (vlogers), quienes pueden generar ingresos de millones de dólares con la publicidad, publicando reseñas de viajes, de lugares, de hoteles o centros de entretenimiento.

Particularmente, Youtube es una de las páginas más visitadas a nivel mundial, y ofrece pagos a sus clientes, es decir, a aquellas personas que tengan una cuenta registrada con ellos.

Por tal motivo, los youtubers lograron construir su fama y acumular millones de suscriptores fuera del control de los gigantes de los medios de comunicación.

Esa misma celebridad les ha permitido llegar a firmar acuerdos con grandes empresas, como representantes, promotores o colaboradores.

VIDEOJUEGOS

La última forma de empleo del siglo XXI podría ser la más envidiada entre los jóvenes actualmente, pues consiste en ganar dinero por jugar videojuegos.

En realidad, la rama del divertimento digital es una de las que más empleos generan dentro de las industrias culturales actualmente, siendo la única que no ha experimentado la temida “crisis” que ya ha hecho estragos en otras como el cine, la televisión y la industria editorial.

Las grandes empresas de este rubro ofrecen puestos laborales como tester (quien prueba los productos) para eliminar errores lingüísticos, de contenido y mejorar la jugabilidad.

Pero también emplean a un sinfín de profesionales como actores, traductores, expertos en arte, acróbatas, psicólogos, ingenieros y diseñadores.

Sin embargo, las nuevas tecnologías, aunque prometedoras, realmente no son una solución a una crisis global, pues hay serias disparidades en el acceso a las mismas en los diferentes países del orbe, e incluso entre las propias personas.

Aunque en estos tiempos la llamada brecha digital es cada vez más difusa en todo el mundo, aun es pronunciada entre ambos sexos en los países en vías de desarrollo donde un 29 por ciento de las mujeres usan Internet frente a un 33 por ciento de los hombres.

La brecha no solo divide géneros, sino también razas y países por su sistema económico o político.

Ejemplo de ello es la llegada de Google a Cuba con varias décadas de retraso y todas las limitaciones que el bloqueo de Estados Unidos le ha impuesto hace medio siglo y continúa perpetrando a la conectividad de la isla.

Tomado de Prensa Latina / Editor. Carmen Torres Laffita

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.