Segunda Declaración de La Habana: hito trascendental para Cuba y América Latina

Después de una serie de agresiones cometidas por las bandas contrarrevolucionarias desplegadas por toda la isla y financiadas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), fue la expulsión de Cuba de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante una reunión desarrollada en Punta del Este, Uruguay, en la que los gobiernos latinoamericanos, excepto México, rompieron relaciones diplomáticas con el gobierno revolucionario.

En este capítulo trascendental de la Revolución Cubana, Fidel pronuncia un discurso que por su extraordinaria vigencia patentiza la decisión irrevocable del pueblo de la mayor de las Antillas de seguir resistiendo y construyendo el socialismo, a sólo 90 millas del país más poderoso de la Tierra, Estados Unidos.

El prestigioso intelectual argentino Atilio Borón, al referirse a la Segunda Declaración de La Habana, destacó:  «Sus palabras tuvieron -y aún tienen- un valor profético de alcance sólo comparable a las volcadas por Marx y Engels en el Manifiesto Comunista».

«Pero no sólo profético: también como palabras que despertaron la conciencia de nuestros pueblos e inspiraron, en lo concreto e inmediato, el comienzo de grandes luchas por la justicia, la dignidad, la democracia; palabras que movilizaron masas y que, de una forma u otra, por los más diversos (y a veces impensables) caminos cambiaron la fisonomía de Nuestra América».

«Si hoy esta región no es la misma que hace medio siglo atrás; si aquí se ha derrotado al ALCA, si hay gobiernos y pueblos que resisten y luchan contra el imperialismo, si el centro de gravedad de la política latinoamericana se ha corrido hacia la izquierda todo eso se lo debemos, en una medida mucho mayor de lo que habitualmente se reconoce, a ese grito lanzado por Fidel desde La Habana, plantando una semilla que germinaría en mil flores».

«Un texto de enorme valor histórico y de también rigurosa actualidad que las nuevas generaciones de luchadores anti-imperialistas y anticapitalistas deben leer, estudiar y, lo más importante, llevarlo a la práctica. Las líneas que siguen a continuación pretenden ser una breve guía, y a la vez una enfática invitación, para recorrer las venerables páginas de ese documento».

El Portal de la Radio Cubana pone a consideración de los usuarios dos materiales que ilustran la importancia de ese hecho.  


Escuche en audio la sección Los días de la historia, del realizador Ismael Rensoly, de Radio Rebelde:


Ver video:

Fuentes consultadas: ECURED y Cubadebate.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *