Cuba condena proyecto legislativo Nica Act

«El pasado 3 de octubre, la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos aprobó de forma unánime el Nica Act lo cual constituye otra agresión orquestada desde territorio norteamericano contra una nación de Nuestra América», aseveró Sierra en una comparecencia ante la prensa.

Además explicó que esta nueva agresión pretende imponer condiciones contra Nicaragua, para poder acceder a préstamos financieros internacionales y estadounidenses que, de aprobarse en el Senado, y ser finalmente sentenciada como Ley, equivaldría a la aplicación de un bloqueo económico y financiero y constituirá una medida coercitiva unilateral contra una hermana nación latinoamericana y caribeña.

«Se trata de una acción irracional y lesiva contra el pueblo nicaragüense», remarcó.

«El gobierno de Cuba reitera la denuncia realizada por el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, el pasado 22 de septiembre durante el Debate General del 72 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York», dijo.

Igualmente agregó que Cuba condena la aprobación de esta iniciativa y ratifica el incondicional respaldo y solidaridad del gobierno y pueblo cubanos con el hermano pueblo nicaragüense y su gobierno liderado por el Presidente Daniel Ortega Saavedra, su compañera y Vicepresidenta Rosario Murillo, y el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Sierra aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje de condolencias y solidaridad a las hermanas naciones de Nicaragua, Honduras y Costa Rica por las víctimas fatales ocasionadas por la tormenta tropical Nate.

Por su parte, luego de aprobada la Nica Act por el Congreso norteamericano Nicaragua reafirmó su rotundo rechazo.

«Consideramos esta iniciativa de ley como una violación a la soberanía de Nicaragua», señaló en un comunicado el gobierno de Managua, al calificar esta maniobra de Washington como una acción «irracional, ofensiva y lesiva de los derechos humanos» de los nicaragüenses.

Asimismo, el texto patentizó el enfrentamiento a lo que describió como «posiciones retrógradas, de injerencia e irrespetuosas» de varios congresistas norteamericanos que todavía no superan la conflictividad e intereses ajenos a la voluntad de los pueblos.

Fuente: Granma / Editor: Conrado Vives Anias.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.